«Si hay alguien bueno en este lugar» es el primer libro de Roberto Villarruel, director del Centro Universitario de Idiomas (CUI), de la Universidad de Buenos Aires, que acaba de publicar la Editorial Tequisté (Buenos Aires, 2022). Relatos que combinan la ficción con los fantasmas que acechan al autor. 

La mayor demanda es por aprender italiano, lo mismo que pasó en el 2001, afirmó el director del Centro Universitario de Idiomas -CUI- de la Universidad de Buenos Aires, Roberto Villarruel. 

Hubo un gran crecimiento de la matrícula pero no porque se van del país sino porque ahora el gobierno italiano puso como condición que antes no existía un requisito de idioma para los que quieren tramitar la nacionalidad, añadió el responsable del CUI.»Depende de la franja social que sea,

los sectores digamos más humildes o con salarios más bajos no se van y después hay un sector muy grande que también se nota en el crecimiento de la matrícula de inglés», sostuvo Villarruel.

Entrevistado en el programa «Ahora o nunca: el espacio de la educación» que emite los sábados de 16 a 17 radio Cooperativa (AM770), sintéticamente, expresó:

–Los que están trabajando en todo lo que es el área de programación, analista de sistemas, desarrollo de software, aplicaciones, tienen mucho trabajo; lamentablemente muchos de ellos para empresas extranjeras que les pagan en dólares pero trabajan acá y, eso, aumenta también la matrícula de idiomas.

–Los idiomas más grandes en términos de números son siempre inglés, le sigue italiano, francés, portugués, chino y alemán; el chino ya entró en el top ten: está permanentemente hace años, lo que pasa es que hay fenómenos muy interesantes, como el caso del coreano que nosotros en menos de un año casi duplicamos un poco más el número de inscriptos.

–Aunque es poco pero hay un crecimiento exponencial, pero no de la demanda como hubo en el japonés también en los últimos años y tiene que ver con el atractivo de muchos jóvenes sobre todo la franja entre 16 y 23 años de los fenómenos culturales coreanos o del anime japonés y los Gamers: la gente que diseña juegos de videos, etcétera, eso explica mucho una cultura que hay muy fuerte en Buenos Aires de lo coreano y lo japonés, pero no llegan nunca todavía al número de estudiantes de italiano o de francés.

–Tenemos algunos convenios para intercambio de estudiantes, ayudamos mucho, somos parte de la Facultad de Agronomía de la UBA que trabaja mucho con el convenio que tiene con la Universidad de Bologna y tenemos sobre todo mucha vinculación con las universidades norteamericanas que tienen programas de estudiar español, no tanto para los que vienen para estudiar materias, sino más que nada para el español.

–«Si hay alguien bueno en este lugar», (Editorial Tequisté, Buenos Aires, 2022) es mi primer libro, la escritura era un pendiente que tenía hace muchísimos años; fue tomando forma en un primer taller literario que lo hice con Sandra Russo quien lo prologa; la profesora Mariela Palermo me ayudó casi durante un año a editarlo.–E

ste primer libro fue un poco exorcizar las cosas urgentes, lo que me dió este libro me destrabó, así que yo estoy con miles de fragmentos que antes yo contaba en la presentación que cuanto antes por ahí un texto o algo que estaba por empezar se me convertía en especie de carga y me clavaba los puñales y que no terminaba, hoy lo vivo tan diferente.

–El libro está dividido en tres partes basadas en la canción de Charly: «El  fantasma de Canterville», como es entonces la primera parte se llama “paso a través de la gente”; la segunda es “he muerto muchas veces acribillado en la ciudad” que son cuentos que tienen que ver más con la militancia política y el tercero que se llama “ahora que estoy afuera”.

–Cuándo empezó la cuarentena el aislamiento social obligatorio, yo empecé a escribir unas bitácoras en Facebook con fotos, contaba día a día lo que nos estaba pasando un poco con humor, un poco con el estilo de la bitácora, lo que pasa en mi casa, los silencios, lo que pasaba en el barrio, lo escribí durante los primeros tres meses y un día se lo llevé a la profesora Palermo y ella me dijo «esto tiene que ir al libro».

El diálogo completo que mantuvo con el periodista Horacio Finoli, está en el siguiente link:

Fuente: www.ahoraeducacion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.