La Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción (por 248 votos a favor, dos en contra y una abstención), en su segunda sesión virtual de la historia, al proyecto que regula la educación a distancia en todos los niveles educativos, en el marco de la pandemia por coronavirus.

La iniciativa consiste en la modificación del artículo 109 de la Ley de Educación Nacional (LEN, número 26.206 sancionada por unanimidad en 2006) para habilitar la modalidad de enseñanza a distancia. El texto del proyecto, consensuado entre los bloques, la habilita como alternativa a la educación presencial en todos los niveles educativos y modalidades previstas, en condiciones de excepcionalidad, tales como epidemias, pandemias, catástrofes naturales o aislamiento geográfico.

Vale recordar que la norma vigente solo permite sostener estudios a distancia a los mayores de 18 años, y a los alumnos rurales del ciclo orientado del secundario, que no pueden concurrir a la escuela por vivir en aislamiento.

La nueva iniciativa establece que «excepcionalmente, previa declaración fundada del Ministerio de Educación de la Nación en acuerdo con el Consejo Federal de Educación cuando la escolaridad presencial -total o parcial- sea inviable, y únicamente en caso de epidemias, pandemias, catástrofes o razones de fuerza mayor que impidan la concurrencia a los establecimientos educativos, será permitido transitoriamente el desarrollo de trayectorias educativas a distancia para los niveles y las modalidades de la educación obligatoria para menores de 18 años».

La normativa determina que para aplicar esta metodología de estudio «deberá atenderse la provisión de recursos tecnológicos y de conectividad que promuevan la igualdad educativa con condiciones de calidad».

Al aprobar el proyecto, los diputados insistieron en su excepcionalidad. 

El cambio del artículo que dice que “los estudios a distancia para jóvenes y adultos sólo pueden impartirse a partir de los 18 años de edad” fue propuesto por el diputado José Luis Riccardo (Unión Cívica Radical, San Luis) con otros legisladores y el planificador universitario Alberto C. Taquini.  

Cabe destacar que la escuela presencial todavía tiene un peso muy fuerte en las estructuras educativas y en la imaginación popular. Aún así, los especialistas creen que la prolongada circunstancia de la pandemia, va a acelerar un proceso que de todas formas ya estaba en marcha. La «educación a distancia», formal e informal, ocupa y ocupará cada vez más lugar en el aprendizaje de los jóvenes.

Esto no significa que el papel del educador pueda ser reemplazado por un programa. Ya se dijo hace tiempo que la mejor estructura educativa era un pequeño bosque en los alrededores de Atenas… si se consigue a Sócrates de profesor.

Fuente: https://agendarweb.com.ar  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.