6 - DocenesDestacados académicos e investigadores de las ciencias sociales y humanas advirtieron que, ante las medidas tomadas por el Gobierno, se corre “el riesgo cierto de que durante una generación no haya perspectivas de desarrollo con soberanía e integración social”.

“Ante el avance del proyecto político neoconservador, construyamos una convergencia para defender derechos”, plantearon reconocidos intelectuales y académicos de las ciencias sociales a través de un pronunciamiento público. El documento fue firmado por sociólogos, filósofos, politólogos y cientistas sociales de diversas universidades y centros de estudios, que hacen una advertencia sobre “el riesgo cierto de que durante una generación no haya perspectivas de desarrollo con soberanía e integración social”. E hicieron un llamamiento a distintos sectores políticos y sociales “a converger en un proyecto progresista”.

La declaración fue firmada por el economista José Luis Coraggio, el filósofo Alfredo Pucciarelli, la socióloga Dora Barrancos, la decana de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, Graciela Morgade; el sociólogo Fortunato Malimacci, el antropólogo Alejandro Grimson, el filósofo Federico Schuster; el secretario ejecutivo de CLACSO, Pablo Gentili, el ex director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, y el politólogo Eduardo Rinesi.

También lo suscribieron el filósofo Rubén Dri, el politólogo Atilio Borón, la licenciada en Letras Marta Dujovne, el sociólogo Gabriel Vommaro, el sociólogo Mario Margulis, la historiadora Laura Lenci; la decana de la Facultad de Periodismo en la Universidad de La Plata, Florencia Saintout; la socióloga María Pía López; el dirigente Juan Carlos Junio, del Centro Cultural de la Cooperación; el politólogo Diego Raus, la socióloga Alejandra Oberti, el historiador Roberto Pittaluga y los cientistas de la educación Pablo Imen y Myriam Feldfeber, entre muchos otros firmantes de diversas universidades nacionales y centros de investigación.

En el texto, advirtieron que, tras ocho meses de gobierno de Mauricio Macri, es necesario manifestar su “profunda preocupación ante los efectos que genera el pronunciado cambio registrado en la orientación de las políticas públicas”.

“Las consecuencias sociales de las medidas de ‘ajuste/sinceramiento’ son evidentes. Nos parece necesario señalar que detrás de la enorme transferencia de ingresos desde los sectores asalariados al sector agro-minero-exportador y bancario-financiero, detrás de esta recesión con inflación, detrás de la devaluación, del ‘tarifazo’, de la pérdida de poder adquisitivo de la población y del aumento de la pobreza, está en marcha un proyecto de transformaciones estructurales regresivas en lo económico, lo social, lo político y lo cultural”, advirtieron los intelectuales.

Los cientistas sociales advirtieron sobre las consecuencias a corto y mediano plazo del éxito de ese cambio: “Viviremos en una sociedad más fragmentada y polarizada, sin autonomía económica ni política. Existe el riesgo cierto de que durante una generación no haya perspectivas de desarrollo con soberanía e integración social”, indicaron. Área por área, desglosaron las consecuencias del nuevo régimen.

– Economía. “En lo económico, el regreso a un modelo primario exportador con especulación financiera, extranjerización de la economía y liberación de los capitales monopólicos, implica la restauración de la subordinación al capital financiero y la dependencia de una deuda impagable”, sostuvieron. Advirtieron que esto implica “renunciar a un horizonte de industrialización, de crecimiento de las Pymes, del mercado interno, de regulación pública de la economía, de pleno empleo con derechos laborales y seguridad social, y de creación de autonomía tecnológica, científica y de conocimiento crítico respecto de la situación y perspectivas/tendencias de la sociedad”.

– Política. Además, advirtieron que “supone la sujeción del Estado a intereses corporativos profundizando el poder de los órganos de poder militar-policial y comunicacional que obstruyen el debate y la diversidad de ideas”. En materia de política exterior, destacaron que implica “la subordinación a la estrategia económica y al proyecto geopolítico militar y cultural, principalmente de los EE.UU., y la incorporación a los bloques regionales que representan sus intereses”.

– Cultura. La transformación buscada por el Gobierno de Cambiemos “lleva a construir mecanismos coercitivos de disciplinamiento social, a reforzar y promover lógicas individualistas, a cuestionar pilares básicos de una sociedad democrática como los derechos humanos desandando el camino de la igualación ciudadana, y a renunciar a cualquier horizonte de pluralidad de voces en el espacio público y los medios de comunicación”.

Los intelectuales advirtieron que diversos sectores sociales están respondiendo “a las medidas que reducen sus derechos y su poder adquisitivo”. “Creemos que para enfrentar este proyecto en forma efectiva se requiere de una visión política integral, amplia y generosa; de una estrategia que aúne las diversas acciones y expresiones críticas y que procure la participación activa de la sociedad civil en la elaboración de diagnósticos, políticas públicas alternativas y organización de acciones colectivas de gran alcance”, indicaron. “Sólo la articulación de las fuerzas populares –remarcaron– puede contrarrestar este retroceso a una mayor dependencia de fuerzas externas y de pérdida de derechos.”

Fuente: www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.