Nace el Instituto Universitario del Centro de Investigación y Acción Social (CIAS), que se suma al conjunto de instituciones de educación superior que tiene el país. La nueva casa de estudios está focalizada en la formación de líderes políticos para el  servicio de la sociedad. 

El Centro de Investigación y Acción Social (CIAS), organización formada por los jesuitas en la Argentina dedicada a la investigación social y la formación de líderes, adquirió el rango de Instituto Universitario otorgado por el Ministerio de Educación de la Nación, tras su paso obligado por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), informaron hoy voceros del propio centro. 

Cabe aclarar, que el IU del CIAS es una de las 67 instituciones particulares del conocimiento universitario con las que cuenta Argentina sobre un total de 134, que incluye 5 de carácter provincial y 62 nacionales, cifras recordadas estos días al cumplirse medio siglo del alumbramiento del «plan Taquini», que lleva el nombre de su inspirador el planificador Alberto Taquini, por el cual a partir de fines de la década del sesenta del siglo pasado se cuenta con una docena de nuevas casas de estudio públicas.

La Escuela de Liderazgo Político del CIAS, que a partir de ahora pasará a ser un Instituto Universitario con carreras de post-grado y títulos oficiales,  entiende a la política como «acción transformadora de la realidad y busca formar líderes positivos que estén al servicio de la sociedad», según los portavoces autorizados de la misma Compañía de Jesús a la que, como se sabe, pertenece el Papa Francisco.

Esa propuesta educativa  combina cursos teóricos para el dominio de capacidades analíticas y de diseño de políticas públicas con talleres prácticos, estudio de casos y debates. A su vez, la comunidad CIAS establece vínculos entre los alumnos, los egresados y sus académicos junto a redes de aliados en la sociedad civil y política local e internacional.  «De esta manera, los participantes tienen contacto directo con actores políticos y sociales para entender sus necesidades reales», señalan los voceros. 

En los años negros, durante la pasada dictadura cívico-militar, el tradicional edificio en el barrio de Belgrano del CIAS fue un refugio para muchos pensadores cuyas ideas estaban prohibidas y, en ese contexto, tuvo una destacada participación el sacerdote Fernando Storni quien, precisamente por su comportamiento no del todo bien visto por las autoridades eclesiásticas de la época, fue trasladado como forma de «castigo» por un tiempo prolongado al norte del país.

Como parte de su propuesta, el CIAS, según recuerdan sus actuales directivos, organiza viajes de integración a las universidades de Georgetown en Washington D.C. y Notre Dame en Indiana para que los alumnos destacados del programa puedan interactuar con políticos, funcionarios y académicos de reconocimiento internacional.

“Para nosotros es un paso muy importante haber sido nombrados Instituto Universitario. Desde su creación en 2015 nuestra Escuela de Liderazgo Político tiene casi 150 egresados, muchos de los cuales ocupan cargos en la gestión pública. Como institución estamos convencidos de la importancia de crear líderes políticos al servicio de la sociedad y creemos en la política como una herramienta de cambio y justicia social”, dijo su director ejecutivo, Jorge Monge.

Entre los alumnos que pasaron por CIAS y hoy ocupan cargos en la gestión pública, figuran: María Migliore, Ministra de Desarrollo Urbano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires; Juan Manuel López,  Diputado Nacional; Juan Manuel Valdés, Legislador de la Ciudad de Buenos Aires; María Coletta, Presidenta de UCR Capital y Auditora General de la Ciudad de Buenos Aires; Gabriel Mraida, Presidente del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) y Matías Zalduendo, Secretario de Juventud de la CTA.

Sus propios miembros, explican que el Centro de Investigación y Acción Social es una organización de los jesuitas en la Argentina dedicada a la investigación social y la formación de líderes, con 60 años de experiencia en el campo de la investigación, destacándose por su cuerpo de investigadores y profesores formados en las mejores universidades del mundo. Sus Programas de Liderazgo y Análisis  Político buscan ayudar a jóvenes talentosos, con vocación de servicio público, «a convertirse en estadistas con visión de largo plazo».

El Instituto Universitario del CIAS es ahora una de las 67 instituciones privadas de la Argentina de ese nivel, de las cuales 51 tienen reconocimiento definitivo por parte de la CONEAU y 16 con autorización provisoria para funcionar por ahora. Asimismo, existen 5 que son provinciales y 62 casas de estudio nacionales; lo que hace un total de 134 universidades.

Por otra parte, hay tres que están en la «gatera»: Cuenca del Río Salado (con asiento en Cañuelas), Delta (con base en Tigre) y Pilar, todas en la provincia de Buenos Aires. Precisamente, esa provincia fue la más beneficiada con nuevas casas de estudio, dado que de las 19 aprobadas durante los gobiernos kirchneristas, 9 están en el estado bonaerense.

Ninguna de esas tres, sin embargo, sortearon aún los filtros que fija la reglamentación vigente; no sólo la CONEAU, el último paso, sino las dos cámaras del Parlamento, a través de las respectivas comisiones de Educación que, además de sus integrantes naturales que son los legisladores, cuentan con varios expertos del área que responden a distintas orientaciones políticas.

Fuente: https://www.fcias.org.ar y www.ahoraeducacion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.