lunes, julio 22, 2024
InicioUniversidadComida barata de la mano de la UNLP

Comida barata de la mano de la UNLP

Acuerdo con la Red Argentina de Bancos de Alimentos: se firmó el convenio de cooperación para aprovechar el potencial productivo de la flamante Planta de Alimentos Deshidratados de la Universidad Nacional de La Plata.

La Universidad Nacional de La Plata firmó un convenio marco con la Red Argentina de Bancos de Alimentos (REDBdA), que abre las puertas a futuros convenios de cooperación estratégica que permitan articular el trabajo que realiza esta asociación civil sin fines de lucro con la capacidad productiva de la Planta de Alimentos Deshidratados de la UNLP.El presidente de la institución, Fernando Tauber, y el titular de la Red, Santiago Ramos, firmaron el convenio en el Rectorado, con la participación del vicepresidente del Área Académica de la UNLP, Martín López Armengol, y el Director Ejecutivo de la entidad, Fernando Mendoza.Organizaciones en iniciativas concretas, especialmente dirigidas a colaborar en la lucha contra el hambre: en este sentido, las partes acordaron plenamente definir mecanismos de articulación que permitan aprovechar el potencial productivo de la flamante Planta de Alimentos Deshidratados de la UNLP, con la vasta experiencia de la REDBdA en la recuperación -de forma trazable y segura – de alimentos y materias primas aptas para el consumo humano antes de su descarte. Tauber señaló que “nuestra Universidad ha logrado incorporar la producción a su núcleo formativo. En esta cooperación con la Red podemos vincular sus plantas de recuperación de alimentos que perdieron su valor comercial , con nuestra Planta Deshidratada, para que sea posible aprovechar esta materia prima, como verduras, hortalizas, extender su vida útil y, en definitiva, darles un valor social”. Por su parte, Ramos explicó que “nuestra Red está conformada por 25 Bancos de Alimentos en Argentina, que contribuyen a reducir el hambre, la desnutrición y el desperdicio de alimentos en el país, rescatando lo apto para el consumo humano antes de que sea descartado. Luego se almacena, clasifica y distribuye entre las entidades de ayuda comunitaria. «Una alianza con la Planta Deshidratada de la UNLP -agregó-, puede ser fundamental para solucionar uno de los principales problemas que tenemos que enfrentar, que es la corta vida útil de los productos agrícolas”. Los protagonistas visitaron las instalaciones de la Planta de Alimentos, ubicada en la Estación Experimental Ing. Agr. Julio Hirschhorn de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales, en las calles 66 y 167. La iniciativa busca contribuir a reducir la seguridad alimentaria y mejorar la calidad de vida de quienes actualmente se encuentran excluidos o postergados. A través del Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA), unidad dependiente de la UNLP, CONICET y CIC, se elaboran guisos que las familias pueden cocinar en su propio domicilio; sólo deben hidratar las porciones y luego cocerlas al fuego en una olla. La formulación de estos alimentos incluye carbohidratos, proteínas, lípidos (aceite vegetal), vitaminas y minerales. El producto principal es una mezcla deshidratada de vegetales de producción local, con arroz, lentejas o partes, que las familias podrán cocinar en sus propios hogares. El objetivo del proyecto es poner la producción a disposición de los estados municipales, provinciales y nacionales, para atender las necesidades de los sectores más vulnerables en el marco de los diferentes programas oficiales de asistencia social.
Fuente: www.unlp.edu.ar

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular