Fueron aprobadas tres nuevas universidades nacionales y otras catorce esperan el semáforo verde en el Congreso, declaró el diputado Daniel Arroyo (Frente de Todos, provincia de Buenos Aires). Están ubicadas en el Delta, Saladillo y Pilar.

La Cámara de Diputados aprobó la creación de las universidades nacionales del Delta, Saladillo y Pilar, pero hay otras catorce casas de estudio superiores en todo el país que esperan el visto bueno en el Congreso, confirmó el diputado nacional Daniel Arroyo.

Esas tres instituciones ya fueron evaluadas por el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional, donde están las casi sesenta públicas) y a esas casas de estudio asiste el 85 por ciento de alumnos que son primera generación de universitarios en su familia, agregó el legislador.

El proyecto para la creación de la Cuenca del Río Salado (Cañuelas), nacionalización de la Provincial de Ezeiza y elevar de Instituto a Universidad la de las Madres de Plaza de Mayo, también esperan en la Comisión de Educación de Diputados, dijo Arroyo.

Entrevistado en el programa «Ahora o nunca: el espacio de la educación» por radio Cooperativa (AM770), el parlamentario manifestó:

–Aspiro a que este año puedan ser aprobadas las restantes 14 que figuran hasta el momento en el Congreso; las comisiones empezaron a sesionar muy tarde en 2022: en abril o mayo; de hecho soy de los que está buscando un informe para ver en qué situación está cada una de las distintas iniciativas.

–La CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria, que autoriza las nuevas privadas así como las carreras de las estatales) lo que hace es habilitar las carreras claramente; en el caso del Delta lo que hay son institutos universitarios, parecido a lo de la universidad de las madres y que también se van a conglomerar en una universidad.

–En general, lo que yo conozco no es que de la nada se crea una universidad; hay terciarios, instancias intermedias, tecnicaturas y que luego eso se transforma en una Universidad Nacional.

–En todos los casos lo que hace la CONEAU es habilitar las carreras, lo que se busca es fomentar el desarrollo local, que las carreras tengan que ver con la capacidad productiva de la región; por ejemplo, en Mendoza se está evaluando una universidad vitivinícola que claramente tiene que ver con el desarrollo productivo de la provincia de Mendoza de la región de Cuyo.–Ante una consulta acerca de si Delta, Saladillo y Pilar con proyectos «masista», «radical» y «peronista», respectivamente, señaló que eso es una lectura un poco parcial, porque efectivamente en cada localidad lo que está lo promueven todos, dado que una universidad moviliza a la actividad de un municipio para los jóvenes de la zona.

–En el caso de Delta, estamos hablando de que va a tener tres subsedes que son Escobar, Tigre y San Fernando; mientras que en Pilar quedó muy claro en los considerandos de su creación que es regional.

–Sobre si las futuras casas de estudio ofrecerán carreras disruptivas, puntualizó que la tendencia tiene que ver con eso; una universidad primero es una combinación de un ámbito académico y de investigación, yo agregaría una tercer parte que para mí es clave hoy que es el vínculo con el medio; por eso, generar carreras novedosas que tengan que ver con la cuestión ambiental, que tengan que ver con cuestiones novedosas de capacitación a mí parece que es clave, sin dudas hay mucha demanda en general de carreras tradicionales -Contador, Abogacía- pero esa combinación para mí es lo valioso.

–Acerca de la «universidad híbrida» (que permite el dictado de clases presenciales y virtuales al mismo tiempo) indicó que en las nuevas instituciones eso está previsto; agregando que distinguiría bastante lo que es grado de posgrado; queda claro que lo híbrido tiene un rol significativo.

–El modelo híbrido es valioso pero tiene una cosa fuerte de presencialidad; no soy muy amigo de la pura virtualidad exclusivamente sobre todo porque una carrera universitaria abre cabeza, genera condiciones, socializa, genera muchas otras cuestiones que van más allá de la técnica específica que uno aprenda en el ámbito en el que está estudiando.

–En torno a las nuevas carreras sobre Ciencia de Datos y las relacionadas con la salud, manifestó que lo que hay es claramente un desarrollo muy fuerte de lo que tenga que ver con la enfermería y una demanda de capacitación de enfermería; nosotros hemos aprobado también en Comisión y si todo sale bien en el recinto esta semana que viene, una Ley de Enfermería que básicamente apunta al tema de la profesionalización y la capacitación, hay mucho de nuevas capacitaciones en salud y muy fuertemente la demanda de profesionalización de enfermería quedó muy claro en la pandemia covid-19.

–En respuesta a otra pregunta, dijo estar de acuerdo con la posibilidad que estudia la CONEAU de acreditar «tramos formativos» a aquellos estudiantes que abandonan el sistema ya sea en primaria, secundaria, terciaria o universitaria, por diversas razones y no cuentan con la certificación necesaria.

–Las tecnicaturas en un elemento clave que hay que desarrollar, veo que en algunas carreras enseguida los pibes se consiguen trabajo y se van al año, a los 2 años de formación y eso es bueno claramente en el sentido que marca que hay una oportunidad por ese lado; pero es malo en términos de que no completan su carrera universitaria.

–Hay que hacer un replanteo general de cómo funciona sistema educativo y el vínculo incluso de escuela secundaria y universidad en ese plano, acreditar que la CONEAU incorpore hasta sistemas de créditos donde uno hizo parte de una cosa parte de otra; eso requiere desde especificaciones sobre gente que esté en la cuestión pedagógica màs que yo, yo soy docente universitario.

La charla íntegra que mantuvo con el periodista Horacio Finoli, está acá:

Fuente: www.ahoraeducacion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.