EUDEBA traducirá y publicará el fondo editorial de la Universidade Estadual Paulista. Con el modelo de «coedición internacional», el objetivo del sello argentino y del brasileño es facilitar la circulación de las obras y reducir parte de los costos de producción. 

“El libro sigue siendo la más valiosa herramienta que tiene una sociedad para imaginar y ser libre”, dice el editor Leandro de Sagastizábal, responsable del proyecto por el cual Eudeba traducirá y publicará el fondo de la editorial de la Universidade Estadual Paulista (Unesp), “la Eudeba paulista”, casi treinta años menor que su socia argentina creada en 1958, que tuvo como primer gerente general a Boris Spivacow. “Podrán cambiar los formatos, los contenidos, los modos de comercializar y los autores, pero como lo definía Jorge Luis Borges, es el instrumento más asombroso del hombre, ya que a diferencia de los otros que son prolongaciones de su cuerpo, como el arado, la espada, el teléfono, el microscopio y el telescopio, el libro tiene la posibilidad de prolongar la imaginación y la memoria”, pondera el coordinador del proyecto Eudeba/Editora Unesp, autor de La edición de libros en la Argentina. Una empresa de cultura (1995), una historia sobre Eudeba, editorial de la que fue gerente general entre 2002 y 2004.

La semana pasada se concretó el acuerdo con el objetivo inicial de traducir los libros publicados por la Editora Unesp al castellano. Firmaron el convenio Gonzalo Álvarez, presidente de Eudeba; Gerardo Beltramo, vicepresidente de Eudeba; Luis Quevedo, gerente general de Eudeba y De Sagastizábal, coordinador del proyecto Eudeba/Unesp. Por la “Eudeba paulista” firmó el presidente y director de la Editora Unesp, Jezio Hernani Bomfim Gutierre. “El proceso de traducción y producción será financiado por Editora Unesp y la comercialización de los libros estará a cargo de Eudeba. Ese es el esquema básico del convenio que tiene por supuesto proyecciones hacia otras dimensiones que se irán desarrollando en el mediano plazo”, plantea De Sagastizábal a Página/12. “Un muy buen trabajo de Alejandro Dujovne, realizado para el CERLALC hace unos meses, sobre políticas de internacionalización editorial, caracteriza uno de los modelos de proyectos, que es justamente el concretado por nosotros: la coedición internacional. Esta consiste en una operación que implica una asociación de carácter puntual o estratégico entre sellos de distintos países que apunta a facilitar la circulación de las obras y reducir parte de los costos de producción. Por contraste con la venta directa de libros físicos, esta operación supone un socio externo dispuesto a promover las obras”, explica el coordinador del proyecto Eudeba/Editora Unesp.

Eudeba nació en 1958 y su primer gerente general fue Boris Spivacow. Editora Unesp surgió en 1987; hay casi treinta años de distancia. ¿En qué se parecen y en qué se diferencian? “Hay una distancia en el tiempo, pero hay un parecido, herencia de Boris Spivacow para el caso argentino y algunos editores para el caso de Brasil, que consiste en, por un lado realizar un trabajo profesional bien hecho y, por el otro, la convicción de que antes que nada una editorial es un proyecto cultural de ampliación democrática de la lectura”, precisa De Sagastizábal. “Hay otras similitudes como que ambas editoriales tienen autarquía para las decisiones. Pertenecen a universidades estatales de América Latina, pero tienen independencia y criterios de gestión de editoriales: una como Fundación Unesp y la otra como una empresa de economía mixta de la Universidad de Buenos Aires; también ambas tienen locales de librerías propios y realizan un buen trabajo en materia digital”, agrega el coordinador del proyecto Eudeba/Editora Unesp.

La diferencia entre las editoriales está en el volumen de libros publicados. “Brasil es un país con varias veces nuestra población”, recuerda De Sagastizábal. “También es diferente el desarrollo de algunas colecciones, por ejemplo los libros infantiles. Pero las diferencias son tan importantes como los parecidos porque además de las sinergias es enriquecedora la complementariedad y el aprendizaje mutuo”. El catálogo de la Editora Unesp “es de una riqueza temática amplia y pública, con un criterio muy similar al de Eudeba”, aclara el coordinador y cuenta que están seleccionando los primeros títulos, analizando temas de género, de ciencias políticas, estudios culturales, economía, filosofía, literatura, historia y ciencias de la salud. El coordinador del proyecto Eudeba/Unesp menciona algunos títulos del catálogo de Unesp que podrían ser elegidos para traducir como Lo que Freud decía sobre las mujeresde José Artur Molina; Consenso y conflicto en la democracia contemporáneade Luis Felipe Miguel; Dar vida cuidar la vida de Lucila Scavone y El capital y sus metamorfosis, de Luiz Gonzaga de Mello Belluzzo.

La lengua es una barrera lingüística entre Argentina y Brasil. La cercanía geográfica no tiene correspondencias con los vínculos editoriales. “Somos vecinos pero no funcionamos como tales –advierte de Sagastizábal-. La lengua es fundamental, pero hay otros aspectos como la dificultad que en general tenemos en compartir, en el aspecto editorial, conocimientos, investigaciones, procesos culturales, con otros países. Lo he vivido en otras editoriales y pude comprobar que colecciones muy importantes de libros de divulgación científica de México tenían poca o ninguna difusión aquí y lo mismo con colecciones nuestras en esos países. Hay poco intercambio. Es decir que este es un desafío que excede el tema de la lengua y creemos que no hay manera de cambiarlo que no sea así, con acciones concretas”. 

Fuente: Silvina Friera para www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.