4-universidadLos fines de semana de noviembre, los estudiantes españoles harán una “huelga de deberes”. El reclamo surgió de los propios padres, hartos de la cantidad de tarea que maestros y profesores les mandan a sus hijos. Organizados en la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), aseguran que la actividad escolar en las casas, además de ser ineficaz como método educativo, les consume gran parte del tiempo durante los sábados y domingos, y no les permite disfrutar de la familia o hacer actividades recreativas.

“En la Escuela falta una asignatura: mi tiempo libre”, es el título que tiene la campaña de la Ceapa, una red que representa a unos 12.000 de los más de 18.000 establecimientos públicos del país, que propone para los fines de semana de noviembre actividades alternativas para los chicos de primaria, secundaria y bachiller, en lugar de hacer los deberes: hablar de temas de actualidad, visitar museos o solo disfrutar los ratos de tranquilidad con la familia.

“Llevamos muchos años intentando concientizar sobre lo injusto, ineficaz y contraproducente que es la existencia de los deberes escolares”, expresa la carta abierta de la Ceapa que convoca a la huelga, dirigida a los padres y madres del alumnado, a los docentes y a la sociedad. A continuación, en la carta argumentan: “Tiempos y métodos que en países que consiguen mejores resultados educativos (Finlandia o Alemania, por ejemplo) hace tiempo que ya tienen adoptados y que les permiten educar mejor, enseñar mejor y respetar a la vez los derechos de los menores. En sus países han puesto en el centro de la educación al alumnado y eso se nota”.

José Luis Pazos, presidente de la Ceapa, sostiene que hay un problema de fondo con la educación en España, todavía muy apegada al método tradicional de memorización. Parte en su crítica del “absoluto convencimiento de que los deberes están siendo perjudiciales” para los niños, al dificultar su desarrollo integral más allá de los conocimientos puramente académicos. Luego argumentó que en una sociedad en la que es tan fácil acceder a infinidad de datos, “lo que les tenemos que enseñar a los niños no es a que memoricen, sino a gestionar la información, a ser críticos, a seleccionar lo que vale y lo que no vale, y lo que necesitan en su día a día”, a lo que agregó que “la sociedad ha cambiado profundamente a su alrededor, pero el ambiente en el aula no”.

Según la edición 2012 del informe PISA de educación, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España es el quinto país, de un total de 38 estudiados, con la mayor carga de deberes para los alumnos después de Rusia, Italia, Irlanda y Polonia, con 6,5 horas a la semana frente a una media de 4,9. El mismo informe sostiene que esas carga horaria no se traduce en un mejor rendimiento de los alumnos, a los que este estudio da tradicionalmente una puntuación mediocre en matemáticas, lectura y ciencia. En cambio, en países como Finlandia y Corea del Sur, en donde la media de deberes a la semana es inferior a tres horas, los resultados están dentro de los más destacados del informe. Una de las consecuencias que sacó la OCDE en 2014 a raíz de estos estudios indica que la carga de deberes “no suele estar relacionada con el rendimiento global del sistema escolar”.

La Ceapa elaboró justificantes para las familias e instrucciones para reclamar ese tiempo libre en los colegios e institutos. Propone entregar cada lunes “una nota en el centro educativo que explique los motivos por los que los deberes escolares se han quedado sin hacer, en todo o en parte, si ello se ha producido”. Sugiere, siempre que sea posible, hacerlo directamente en la escuela y no a través de los hijos e hijas, salvo que ellos quieran. Por otro lado, recomienda hablar directamente con los docentes que “den una negativa” y acordar con ellos “el volumen de los mismos de forma que puedan quedar resueltos en la tarde del viernes, de forma que quede preservado el fin de semana”.

Surgida en 1979, la Ceapa se formó con el objetivo de representar a aquellos padres y madres que demandan la mejora de la educación pública y la universalización de la educación obligatoria y gratuita. Al encabezar distintas luchas por la educación a lo largo de los años, se convirtió en el interlocutor principal de los padres y madres ante el Ministerio de Educación en sus negociaciones sobre las acciones y políticas en el sistema educativo.

Sin embargo, la “huelga de deberes” que iniciarán este fin de semana y continuarán durante noviembre no tiene precedentes en el país. Se trata de la segunda fase de la campaña que se inició en octubre, y se basó en dar a conocer la problemática, sensibilizar y concientizar más a toda la sociedad, además de dar herramientas a padres y madres para que pudieran hablar con docentes de sus hijos e hijas. “Desde Ceapa, así como desde las federaciones y confederaciones que se integran en la misma, vamos a realizar todo tipo de iniciativas para dialogar con los representantes del profesorado, de forma que entiendan perfectamente el objetivo de la campaña y la asuman también como propia”, sostuvieron al presentar la campaña.

Fuente: www.pagina12.com.ar

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.