2 - noticiasLos docentes y la gobernación bonaerense acordaron llevar el sueldo de un maestro sin antigüedad de 5 mil a 5414 pesos. Los gremios aclararon que pedirán como pauta salarial para 2015 una mejora superior al 30 por ciento. La paritaria seguirá el lunes 28/15.

Los docentes bonaerenses y la gobernación provincial llegaron a un acuerdo sobre un aumento a modo de adelanto, que llevará el sueldo de bolsillo de un maestro sin antigüedad de 5 mil a 5414 pesLos Los docentes bonaerenses y la gobernación provincial llegaron a un acuerdo sobre un aumento a modo de adelanto, que llevará el sueldo de bolsillo de un maestro sin antigüedad de 5 mil a 5414 pesos. La mejora es para los meses de enero y febrero y representa una recomposición del 8,28 por ciento. Los gremios valoraron el paso dado, aunque aclararon que reclamarán como pauta salarial para el 2015 una mejora superior al 30 por ciento. La negociación continuará el 28 de enero.

Este primer entendimiento fue logrado en una reunión de la comisión técnica salarial, en la que participaron dirigentes del Frente Gremial Docente (integrado por Suteba, FEB, Amet, Sadop y UDA), Udocba (el sindicato docente moyanista, que rechazó la propuesta) y UPCN. Los funcionarios provinciales estuvieron encabezados por la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis.

En la reunión paritaria acordaron incorporar al básico dos items de 338 pesos –que figuraban como sumas bonificables y remunerativas– y otro de 110 –que era no bonificable ni remunerativa–. Como parte del paquete, también se sumaron 300 pesos para los jubilados. De esta manera, el salario de un maestro que comience a trabajar pasará de los actuales 5 mil pesos a 5414,19 pesos, mientras que el básico del sector de 2200 pesos trepará a los 2700 pesos.

Tras el encuentro, que se extendió durante poco más de tres horas, la ministra Batakis destacó “la madurez política de ambas partes para realizar estas reuniones” y habló de la expectativa que tiene la gobernación de llegar al inicio de las clases “ordenadamente”. El comentario tiene que ver con que el año pasado la paritaria comenzó tarde, la negociación no logró avanzar y el comienzo del ciclo lectivo en la provincia se retrasó con veinte días de paro. Con ese antecedente y la amenaza de los gremios de retomar las medidas de fuerza, el gobernador Daniel Scioli decidió adelantar para principios de diciembre la paritaria 2015. El encuentro de ayer fue, de hecho, el tercero de la paritaria.

Los dirigentes gremiales se mostraron mayoritariamente conformes con el avance de la negociación, aunque aclararon que el acuerdo no implica que el inicio de las clases a término esté garantizado. “Esto es favorable. Yo no tengo recuerdo de que alguna vez se haya logrado un incremento a partir del 1º de enero”, señaló, por ejemplo, Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB). De todas formas, la dirigente aclaró que para los gremios “esto es el comienzo de una negociación, no hubo un cierre, sino que vamos a proseguir con el debate”.

Petrocini detalló que lo acordado es “un incremento en el salario básico y en la escala salarial docente, lo que generará un impacto directo no sólo en el conjunto de los docentes en actividad sino también en los jubilados”. Agregó que para la FEB, esto “es el piso para empezar a discutir la paritaria integral en la próxima reunión del 28 de enero”, donde “los gremios pediremos un aumento de más del 30 por ciento”.

El jefe del Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, se mostró más confiado que los dirigentes gremiales en lograr un marzo sin paros. “Están creadas las condiciones como para poder cerrar las paritarias en tiempo y forma y poder comenzar las clases”, dijo el funcionario.

En el mismo sentido que Petrocini, el titular de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, coincidió en que “en la paritaria no aceptaremos negociar por menos del 38 por ciento” y agregó que la suba de entre 8 y 10 por ciento para enero y febrero “no garantiza el inicio de clases”.

A su vez, Udocba, que no integra el Frente Gremial y está alineado en la CGT de Hugo Moyano, rechazó la oferta por considerarla “insuficiente” e insistió en su reclamo de incorporar al básico la diferencia que persiste entre el sueldo de bolsillo alcanzado (5414 pesos) y el básico de 2778. La brecha, remarcó Romero, “sigue siendo muy grande y en negro”.

En la próxima reunión, fijada para el miércoles 28, a las 11 horas, la comisión técnica salarial comenzará a discutir los restantes tramos del aumento del año.

Fuente: Laura Vales para www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.