La Universidad de Morón desarrolló un dispositivo portátil que elimina el virus del COVID-19 de las superficies sin utilizar químicos: UNIMORON-Desinfector© es el nombre del innovador sistema portátil que utiliza radiación UV-C para desinfectar superficies. El dispositivo recibió recientemente la patente del diseño industrial, lo que habilita a iniciar su producción a escala.

Con el foco puesto en aportar una solución frente a la pandemia por COVID-19, la Universidad de Morón -a través de su área de Investigación, Desarrollo e Innovación- desarrolló una herramienta segura y fácilmente transportable que elimina el virus SARS-CoV-2 de las superficies sin utilizar químicos. “Con el objetivo de contribuir al esfuerzo mundial por frenar la pandemia y evitar el contagio y la propagación en nuestro entorno, desde la Universidad de Morón nos propusimos desarrollar un sistema portátil de desinfección por radiación ultravioleta tipo C, práctico, efectivo y de bajo costo. Confiamos en que este dispositivo innovador será de utilidad para nuestra comunidad, lo cual nos llena de orgullo y satisfacción”, declaró el Dr. Pablo Navarro, Secretario General de esa casa de estudios.

Concluida recientemente la etapa de diseño y puesta a punto del prototipo 4.0, en la que la Universidad de Morón trabajó junto a la compañía SAMS, la casa de altos estudios buscará fabricar el UNIMORON-Desinfector© en conjunto con una empresa que esté interesada en asociarse para la producción en escala

Es sabido que el virus del COVID-19 se puede adquirir tanto a través del aire como de superficies y objetos. Para prevenir la infección por contacto con materiales contaminados, la irradiación ultravioleta germicida (IUVG) ha sido reconocida como un método eficaz. Aún más, si las tecnologías de desinfección sin contacto son altamente deseables, la radiación ultravioleta (UV) -en particular UV-C (200–280 nm)- es uno de los enfoques más fiables y ampliamente aceptados, lo que ha sido demostrado en diversas investigaciones sobre inactivación de virus en superficies.

“Nuestro sistema portátil de desinfección por UV-C es un método para eliminar microorganismos sin contacto y a seco. Esto otorga ventajas al método tradicional de limpieza con productos químicos, entre las que se destacan: ser seguro para el operador y ser apto para la desinfección de tableros de comando y teclados de equipamiento crítico en estado de funcionamiento, donde el método tradicional húmedo es inaplicable”, aclaró Gabriela Leiton, Secretaria de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Morón, quien formó parte del equipo que desarrolló el proyecto, junto a Marcelo Mignone, Claudio Cervino, Jorge Almandoz, Martín Salinas y Alfredo Irusta.

Cabe destacar que en los LED UV-C con longitud de onda de 280 nm, como la que utiliza el sistema desarrollado por la Universidad de Morón, son una opción óptima para lograr una alta eficiencia de inactivación con un consumo mínimo de energía

Actualmente, hay diversos sistemas de esterilización mediante luz UV para superficies, utilizados principalmente en la industria alimentaria y en los hospitales. Este equipamiento de desinfección es voluminoso y debe permanecer un tiempo prolongado en el lugar para que la radiación UV haga efecto. No tan desarrollados están los sistemas portátiles de luz UV para uso rápido y eficiente en ámbitos donde la instalación de sistemas UV no es factible (como hoteles, restaurantes, casas particulares) o donde la desinfección debe ser asidua y efectiva (lugares públicos y de alto tránsito). Estos espacios pueden ser tratados con rayos UV-C, alcanzando porcentajes de esterilización cercanos al 100%. 

Desde la Universidad de Morón informan que los sistemas portátiles que permiten actuaciones rápidas, seguras y eficaces deben convertirse en herramientas fundamentales en lugares como estaciones de trenes y subterráneos, oficinas, bancos, centros sanitarios y centros educativos, restaurantes y hoteles, entre otros. Por lo tanto, la propuesta de utilizar radiación ultravioleta, un desinfectante natural de bajo costo de generación y fácilmente disponible, resulta una solución práctica y accesible para evitar el contagio y expansión del coronavirus SARS-CoV-2 de las superficies.

La UM es una de las 67 instituciones privadas de la Argentina, de las cuales 51 tienen reconocimiento definitivo por parte de la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) y 16 con autorización provisoria para funcionar por ahora. Asimismo, existen 5 que son provinciales y 62 casas de estudio nacionales; lo que hace un total de 134 universidades.

Por otra parte, hay tres que están en la «gatera»: Cuenca del Río Salado (con asiento en Cañuelas), Delta (con base en Tigre), Saladillo y Pilar, todas en la provincia de Buenos Aires. Precisamente, esa provincia fue la más beneficiada con nuevas casas de estudio, dado que de las 19 aprobadas durante los gobiernos kirchneristas, 9 están en el estado bonaerense.

A esa lista hay que agregar la nacionalización de la Universidad Provincial de Ezeiza.

Fuente: https://www.unimoron.edu.ar y www.ahoraeducacion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.