lunes, mayo 27, 2024
InicioTendencias EducaciónPor la educación pública

Por la educación pública

BASTA!!! CRUZARON UN LÍMITE: ante la situación de violencia y de desarme del Estado que ha puesto en marcha el gobierno de Javier Milei en Argentina, desde el Colectivo Conversaciones Necesarias, integrado por pedagogas y cientistas sociales de todo el país, se impulsa una declaración en repudio a su estrategia violenta y despiadada de permanente hostigamiento hacia el sector público y sus trabajadores, que pone en riesgo tanto el presente y el futuro de la educación en la Argentina y los valores que configuran nuestro pacto democrático, arduamente construido en los últimos cuarenta años. El documento fue acompañado por más de 3100 firmas de Argentina y otros 23 países del mundo, entre las que pueden encontrarse destacadas personalidades. 

En estos días, se entregó el documento en el Ministerio de Capital Humano y se solicitó una audiencia al Sr. Secretario de Educación, Profesor Carlos Torrrendell, que se concretará el 16/4/24. 

Defendemos la democracia en un Estado social frente al avance de un estado policial. Ante el avance autoritario y violento del gobierno de Javier Milei, decimos BASTA: CON LA MILITARIZACIÓN DE LOS ÁMBITOS PÚBLICOS DE TRABAJO CRUZARON UN LÍMITE.

Desde Argentina queremos compartir la extrema preocupación por los ataques que vienen sufriendo la educación pública y las universidades públicas, y quienes trabajamos en estos ámbitos, a la vez que la indignación por la irrupción de fuerzas represivas en distintos organismos del Estado, entre otros la Secretaría de Educación, a la que fuera degradado el ex Ministerio Nacional, con sede en el histórico Palacio Pizzurno, tal como medios de comunicación y redes sociales han registrado. 

La instalación de agentes policiales fue la medida para sostener el reciente despido de al menos 15.000 trabajadores contratados y de planta de los ex Ministerios Nacionales y otros organismos estatales, y se encuentra en riesgo en próximos meses la continuidad de otros contratos. 

La estrategia amplia, violenta y despiadada del gobierno de Javier Milei para el desguace del Estado pone en riesgo a la educación desde el nivel inicial hasta la universidad. En los últimos tiempos asistimos a la eliminación del FONID (fondo nacional que compone parte del salario docente que reciben docentes del sistema ) cuya consecuencia es la pérdida de hasta el 20% del salario y la no transferencia a las provincias del Fondo de Compensación Salarial Docente, que solo reciben las provincias de menores recursos; el desfinanciamiento de la educación pública al mismo tiempo que se generan nuevos subsidios para el sector privado («vouchers educativos»); la desarticulación de programas como Conectar Igualdad o el Plan Nacional de Lectura que contribuyeron a mejores condiciones y experiencias de aprendizaje durante muchos años; el desmantelamiento del Instituto Nacional de Formación Docente; el congelamiento del presupuesto para el Servicio Alimentario Escolar; la decisión del gobierno de que las universidades nacionales se manejen con el presupuesto del 2023 lo cual las coloca en una situación de emergencia impidiendo solventar gastos de funcionamiento y afectando el salario docente. 

Se trata de medidas que atentan contra el presente y el futuro de la educación en la Argentina. La Secretaría de Educación se encuentra paralizada y se esgrime como única política la destrucción de lo acumulado. El discurso del gobierno se enfoca en un permanente hostigamiento en el espacio público de las y los trabajadores estatales de todos los estamentos, descalificando las tareas que realizan, señalando falsamente el incumplimiento de sus obligaciones y acusándolos de gozar de privilegios indebidos por el solo hecho de estar insertos laboralmente en el ámbito estatal. 

La violencia de las expresiones a las que se apela crea un clima social hostil que pretende destruir los valores que configuran nuestro pacto democrático, arduamente construido en los últimos cuarenta años, para sustituirlos por modos de relación social basados en el odio, el desprecio, el insulto, la desconfianza y la crueldad. 

En ese contexto se difunde que las escuelas son centros de “adoctrinamiento”; se anuncia la modificación de artículos de la Ley de Educación Nacional sin presentar argumento alguno para tal medida; se habilitan líneas telefónicas para denuncias por «hostigamiento ideológico» en las aulas universitarias. 

Asistimos diariamente a la defensa por parte del gobierno de “la gente de bien”, a la que contraponen con figuras “enemigas” propia de los regímenes autoritarios. Como ya lo hemos señalado en otro documento, el problema educativo asume hoy una complejidad notable en una sociedad que ha cambiado drásticamente en muy poco tiempo, poniendo en cuestión la función de todas nuestras instituciones. 

Lejos de ser algo que atañe únicamente a la Argentina, es una preocupación central en América Latina después de la pandemia en un presente signado por la crisis climática, los conflictos armados, el aumento de la pobreza y la concentración cada vez mayor de la riqueza, la devaluación de la democracia. 

Sabemos que no existen hoy respuestas universales y categóricas para los problemas que enfrentamos. Sin embargo, demoler todo el acumulado, destruir políticas y programas educativos y universitarios y descalificar a agentes estatales calificados con larga experiencia que los crearon y desarrollaron, resulta intolerable. 

Por otra parte, también resulta intolerable que el gobierno insista en desvalorizar a quienes educan, estigmatizar a niños, niñas y adolescentes, burlarse de quienes son diferentes, agredir lo que escapa de una supuesta normalidad y desvalorizar las experiencias educativas. 

Rechazamos de manera categórica el discurso y la estrategia del gobierno nacional, que bajo la defensa de la libertad de mercado busca arrasar contra el Estado, sus producciones y agentes. Tenemos absoluta convicción de que esta estrategia de daño y destrucción solo agravará el presente y el futuro de niñas, niños, adolescentes y jóvenes, sus trayectorias educativas. 

Repudiamos el despido de los y las trabajadores del Estado y la militarización de los lugares de trabajo que retrotrae a escenas de la dictadura militar. 

Defendemos la democracia, un Estado social frente al avance de un estado policial. Ante el avance autoritario y violento del gobierno de Javier Milei, decimos BASTA. 

Firmado: Grupo Conversaciones Necesarias, entre otros: Teresa Artieda, Alejandra Birgin, Sandra Carli, Myriam Feldfeber, Nora Gluz, Anahí Guelman, Guadalupe Molina, Graciela Morgade, Marcela Pacheco, Marina Paulozzo, Roxana Perazza, Patricia Redondo, Patricia Sadovsky, Analía Segal, Silvia Serra, Marcela Sosa, Myriam Southwell, Sofía Thisted. 

Adhieren: personalidades del campo educativo argentino: Néstor Abramovich, Andrea Alliaud, Nicolás Arata, María del Rosario Badano, Juan Balduzzi, Ricardo Baquero, Susana Leda Barcos, Dora Barrancos, María Gracia Benedetti, Gloria Bonder, Claudia Bracchi, Daniel Brailovsky, Alicia Carranza, Mirta Castedo, José Antonio Castorina, Marisa Censabella, Silvina Corbetta, Flavia Dezzutto, Ana Diamant, Inés Dussel, Gloria Edelstein, Daniel Feldman, Norberto Fernández Lamarra, Silvia Finocchio, Roberto Follari, Ana Franchi, Diego Hurtado, Cora Gamarnik, Jorge Geffner, Renata Giovine, Mirta Goldberg, Graciela Beatriz Guarino, Ana María Kaufman, Mercedes Leal, Delia Lerner, Aldo Lineras, Silvia Llomovatte, Mariana Maggio, Ana Malajovich, Roberto Marengo, Glenda Miralles, Adriana Puiggrós, Pablo Pineau, Mónica Pini, Rosana Ponce, Luis Porta, Lidia Rodríguez, Fernanda Saforcada, Carlos Skliar, Elisa Spakowsky, Roberta Paula Spregelburd, Daniel Suárez, Ingrid Sverdlick, Diego Tatian, Pablo Vain, Silvia Vázquez, Diana Vila, Pablo Vommaro, Roxana Ynoub, Ana Zoppi y siguen las adhesiones. 

Adhieren: personalidades del campo educativo internacional: Dalila Andrade Oliveira (Brasil), Gary Anderson (USA), Rita Guadalupe Angulo Vil (México), Michael Apple (USA), Jenny Assael (Chile), Rosa Nidia Buenfil Burgos (México), Aurora Bustillo Garfias (México), Ana Beatriz Cáceres (Canadá), Marcelo Caruso (Alemania), Carlos Alberto Dávila Cruz (Colombia), Alejandra Falabella (Chile), Gustavo Fischman (USA), Gaudencio Frigotto (Brasil), Alfredo Furlan (México), Ana Laura Gallardo (México), Henry Giroux (USA), Marcela Gomez Sollano (México), Edgar Isch (Ecuador), Acacia Kuenzer (Brasil), Oscar Jara (Costa Rica), Roberto Leher (Brasil), María López Villalba (España), Peter Mc Laren (USA), Álvaro Moreira Hypolito (Brasil), Gladys Nieto (España), Piedad Ortega (Colombia), Gabriela Ossenbach Sauter (España), Estela Quintar (México), Marise Ramos (Brasil), Patrick Rayou (Francia), Ignacio Rivas Flores (España), Elsie Rockwell (México), Alessio Surian (Italia), María del Pilar Unda Bernal (Colombia), Maribel Vergara (Colombia) y siguen las adhesiones.

Fuente: Conversaciones necesarias – Entre educación, cultura y política

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular