La visión «mercantilista» de la educación prevalece sobre los que creen que es un derecho en la cumbre universitaria mundial de Barcelona que empieza esta semana, según la brasileña Ana Lúcia Gazzola. La posición de los que piensan que se trata de un derecho social. 

Los estudiantes más ricos tienen siete veces más chances de acceder a la universidad que los más pobres y en algunos países latinoamericanos esa relación es de dieciocho a uno, afirmó hoy la catedrática brasileña Ana Lúcia Gazzola.

La versión mercantilista de «privatizar la educación» prevalece sobre la opción de las fuerzas progresistas que asistirán esta semana a la cumbre universitaria mundial en Barcelona/22, según los documentos que se conocen hasta ahora, agregó la ex-directora del IESALC/UNESCO.

(IESALC: Instituto de Educación Superior para América Latina y el Caribe, que depende de la UNESCO y tiene sede central en Caracas, Venezuela; es el organismo que organiza la CMES, que se realizará en Barcelona, España; del 18 al 20 de mayo/22, con una hoja de ruta «para que la educación superior sea más diversa, innovadora, inclusiva, asegure aún más su calidad y esté actualizada en base a los requisitos en materia de desarrollo».                           

Entrevistada en el programa «Ahora o nunca: el espacio de la educación» por radio Cooperativa (AM770), la ex-rectora de la Universidad Federal de Minas Gerais (Belo Horizonte, Brasil), dijo, en síntesis:

–Creo que estamos en una encrucijada y enfrentando todos los cambios de la revolución tecnológica 4.0 que exige nuevas actitudes como creatividad, proactividad y liderazgo.–El conocimiento cambia muy rápidamente y, por lo tanto, también las profesiones mutan aceleradamente: la mayoría de las que existirán en el año 2030, aún no se crearon, igual que los empleos.
–No me gusta mucho hablar de post pandemia, porque creo que los efectos van a durar por décadas.
–Argentina y Uruguay son los pocos países que tienen un sistema de educación superior gratuito, pero no es así en todos los países; en Brasil, por ejemplo, el 80% de los cupos universitarios están en instituciones privadas, pero más del 90% de la investigación y producción de conocimientos están en las públicas. 
–No podemos dejar de reaccionar de cara a la revolución tecnológica, sino nuestros estudiantes van a ser formados para el pasado y no para el futuro.
–Al mismo tiempo, tenemos los retos de la educación intercultural y también la cuestión de equidad que no ha sido resuelta; por ejemplo: de género y equidad étnica. 
–Ante una consulta, expresó no saber si se está llegando a la «democratización definitiva» porque la democratización definitiva depende de la definitiva democratización de nuestros países y, en muchos de esos, «vemos un retroceso a la extrema derecha y en el proceso civilizatorio». 
–De nada sirve que nosotros tengamos un sistema que creamos de mucha calidad pero para pocos, porque eso no sería calidad y, sin privilegios, tenemos que tener calidad social, o sea educación de calidad con pertenencia.
–Enfrentamos el crecimiento del proyecto neoliberal en muchos países, la privatización grande de la educación superior en varios lugares y, en otros, una búsqueda de radicalización, entonces la región no es homogénea. 
–La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) tiene dos corrientes: hay personas que tienen la perspectiva asociada al Banco Mundial (BM) o al Banco interamericano de desarrollo (BID); otros, la idea que la educación es un derecho social.
–Por los documentos que se han visto hasta ahora de la cumbre española, la versión mercantilista de privatización tiene prevalencia; por eso, es muy importante que las fuerzas progresistas que estén en la conferencia mundial se articulen para impedir que esos textos finales expresen la ideología capitalista.–Los recortes de presupuesto público que responden a esa ideología mercantilista y privatista cortan los programas, además de implementar aranceles que los estudiantes de más baja situación económica no pueden pagar, así, el impacto es directo en esos alumnos que son los que tienen menores condiciones socio-económicas.

Un estudio reciente del IESALC/UNESCO demuestra que los estudiantes más ricos tienen siete veces más chances de acceder a la universidad que los más pobres y, en algunos países latinoamericanos y caribeños, esa relación es de 18 a 1.–El hecho de que hoy tengamos muchos gobiernos de derecha en la región también impide que se haga un acuerdo para crear un ecosistema regional integrado, solidario, de educación superior en ciencia y tecnología.El diálogo completo que mantuvo con el periodista Horacio Finoli, está en el siguiente link:

image.png

SI RECRUDECE LA PANDEMIA EL SISTEMA DE SALUD ESTÁ PREPARADO, INFORMÓ EL CARDIÓLOGO MARIO LUGONES, REFERENTE DE LOS PRESTADORES PRIVADOS

En otro tramo del programa, el médico cardiólogo Mario Lugones reveló que, si hubiera un rebrote del coronavirus en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, hay que estar tranquilos porque el sistema responde, dado que «hemos aprendido mucho».Antes, las personas que se hicieron un hisopado daban 10 por ciento positivo y, el viernes último llegó al 52%, pero no tuvimos que internar a nadie, agregó el profesional, referente de los prestadores de salud privados y presidente de la Fundación Sanatorio Güemes.Centralmente, informó que:–En respuesta una pregunta sobre las medidas que debería tomar el gobierno nacional con su sector, indicó: a) que compare el sistema de salud con el de las ART, b) que los impuestos al débito no lo tengamos igual que ellos; c) que el IVA, un impuesto que nosotros como crédito fiscal no lo podemos utilizar para nada, nos sirva para pagar otros impuestos. –Somos grandes deudores de la AFIP con respecto a las cargas y «nos gustaría que ese crédito fiscal que acumula el gobierno podamos usarlo para poder achicar la deuda que tenemos».
–Ojalá que el dinero que está destinado a salud, se destine a la salud y no para atender el transporte de la gente con discapacidad, un gasto que debería salir del Ministerio de Transporte.

–La gente tiene que seguir usando barbijo en los lugares públicos donde hay muchas personas: pero también por la gripe; que igual que el COVID se contagia de manera similar; sería prevención para ambas cosas y bajaremos los gastos en salud.
–Hay que acordarse que el encierro que tuvimos fue para que el sistema de salud se pusiera en condiciones de atender a la pandemia y eso se logró, esto debería ser como una endemia más.
La charla íntegra que mantuvo con el periodista Horacio Finoli, está acá: 

Fuente: www.ahoraeducacion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.