2 - noticiasEl gobierno de la provincia de Buenos Aires informó que no convocará a los maestros mientras siga la huelga y los intimó a acatar la conciliación obligatoria. Los gremios ratificaron la medida, que va por el décimo día.

La gobernación bonaerense advirtió que no convocará a los docentes a negociar mientras continúen con el paro, e intimó formalmente a los gremios Suteba, FEB y Udocba, que hoy hacen el décimo día de huelga en las escuelas públicas, a acatar la conciliación obligatoria. Horas antes, el paro había sido ratificado por los dirigentes sindicales, que volvieron a reclamar a la provincia un aumento salarial del 35 por ciento.

En este marco de tensión en aumento, el Frente Gremial Docente, tras votar por continuar el paro por tiempo indeterminado, comenzó a preparar una movilización de todas las seccionales de la provincia a la sede de la gobernación. La marcha se realizará mañana y buscará ser una demostración del respaldo que tiene el plan de lucha entre los maestros, en momentos en que el Ministerio de Trabajo de la provincia está avisando que, de no acatar la conciliación, tomará contra los gremios las sanciones que prevé la ley, que van desde multas hasta la suspensión de su personería.

Dirigentes y funcionarios se cruzaron durante la jornada sobre el aumento que ofreció la administración de Daniel Scioli la semana pasada, al que los sindicatos rechazan por considerar insuficiente. La directora general de Educación, Nora De Lucía, aseguró que el porcentaje del 30,9 por ciento propuesto por el Estado provincial “va de 4700 a 44.255 pesos” de sueldo, y recordó que durante la gestión actual la gobernación “aumentó en un 354 por ciento el salario docente”.

Al ser consultada sobre si el 30,9 sería la última propuesta oficial, De Lucía respondió que la provincia “está dispuesta a seguir trabajando en los niveles de composición, (pero) no en cuanto a masa salarial, porque estos 10.500 millones de pesos anuales son un esfuerzo fiscal enorme”.

La funcionaria aseguró además que el Ejecutivo está dispuesto a seguir negociando los salarios, pero “con los chicos en las aulas”.

En los gremios docentes hablan de otros números. La titular del Frente de Educadores Bonaerenses, Mirta Petroncini, insistió en que “el 30,9 por ciento” ofrecido en la última reunión paritaria “solamente alcanza a los maestros de grado que recién se inician (mientras que) el aumento para el resto es de entre un 21 y 23 por ciento”, por una cuestión de cómo está compuesto el salario de los maestros.

El FEB y el Suteba, los dos sindicatos docentes de mayor peso en la provincia, dieron a su vez su rueda de prensa en la que exigieron al Ejecutivo ser convocados de “manera urgente” a la mesa de negociaciones, e insistieron en un reclamo de aumento “no inferior al 35 por ciento”.

También volvieron a rechazar la posibilidad de que el derecho a huelga en las escuelas sea reglamentado. Roberto Baradel (Suteba) dijo que representantes de los maestros irán hoy a la Legislatura bonaerense “para explicar por qué la educación no es un servicio público esencial”, contra el proyecto de ley del vicegobernador Gabriel Mariotto.

Por otra parte, el dirigente rechazó la propuesta de Sergio Massa de televisar las paritarias. “No sirven las declaraciones en clave electoral”, replicó al líder del Frente Renovador.

La dureza y extensión del conflicto bonaerense generó repercusiones en el gobierno nacional. “La dirigencia sindical de la provincia de Buenos Aires debería seguir negociando sin tener de rehenes a casi 3.700.000 chicos”, declaró sobre la situación el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. En una entrevista radial le preguntaron además sobre la propuesta de Mariotto de que la educación sea declarada un servicio esencial. “Es para analizarlo, me parece bien que se debata y discuta”, contestó el funcionario.

Hoy tampoco habrá clases en las escuelas de La Rioja, donde la Asociación de Maestros y Profesores (AMP), el gremio mayoritario del sector en la provincia, junto con los maestros de UDA y del sector llamado Docentes Autoconvocados, confirmaron un paro de 72 horas para hoy, mañana y pasado, aunque aseguraron que mantienen la expectativa de una nueva oferta salarial.

En Mendoza, al cierre de esta edición, el Ejecutivo y los gremios negociaban contrarreloj. En la provincia hay anunciada una huelga de tres días, también desde hoy y hasta el jueves. Sin embargo, durante la jornada, las partes lograron acercar posiciones. La última oferta oficial que trascendió a los medios fue la de un 30,5 por ciento de aumento en tres cuotas, aunque quedaba en discusión cómo se aplicará ese porcentaje a lo largo de la escala salarial.

Fuente: www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.