sábado, febrero 24, 2024
InicioUniversidadLa universidad, según Cambiemos

La universidad, según Cambiemos

4 - UniversidadConsultados por Página/12, dirigentes de los gremios docentes, las federaciones estudiantiles y los consejos de rectores tomaron posición de cara a la segunda vuelta. El FpV recibió apoyos de alumnos y profesores. Cambiemos no tuvo adhesiones.

El escenario de ballottage entre el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, y el de Cambiemos, Mauricio Macri, impulsó a los actores del campo universitario a redefinir posiciones. Referentes de los gremios docentes, las federaciones estudiantiles y los consejos de rectores de universidades analizaron lo hecho durante las gestiones kirchneristas y lo propuesto de cara al futuro por los dos espacios en disputa (ver aparte). Y decidieron manifestar su apoyo por algún postulante o declararse al margen, alegando la pluralidad de opiniones al interior de sus organizaciones. Ante la consulta de Página/12, ninguno de los dirigentes universitarios explicitó su apoyo a Macri, contrariamente a lo que ocurrió con el candidato del FpV que, no sin críticas, recibió el respaldo de docentes y estudiantes.

– Profesores. Los gremios de docentes universitarios mantuvieron posiciones ya esbozadas antes de la primera vuelta electoral. Desde la federación Fedun (que integra la CGT oficial), Daniel Ricci, secretario general, consideró que “en estos doce años de gobierno nacional ha crecido muchísimo el sistema universitario y los salarios universitarios” y consideró que, “quien garantiza la continuidad de ese proceso de Daniel Scioli”. Ricci agregó que “el principal riesgo de que gane Macri es la vuelta a la década de los 90” y consideró “espantoso” ver festejando el resultado de los comicios a la diputada de Cambiemos Patricia Bullrich –recientemente renovada en su banca–, que “era ministra de Trabajo cuando la Alianza les descontó el 13 por ciento a los trabajadores estatales”. “Los docentes no queremos tener que volver a la calle para rechazar un ajuste”, alertó.

La Conadu (parte de la CTA de Hugo Yasky), que antes de la elección del 25 de octubre había llamado “a defender lo conquistado”, luego del resultado redobló el apoyo al oficialismo. “Vemos la necesidad de construir un gran frente político social y gremial para frenar el intento de restauración conservadora que expresa Macri y apoyar la candidatura de Scioli. La voluntad de esta propuesta es ir más allá de lo que ya habíamos expresado y salir a convocar y discutir con aquellas personas que no se pronunciaron a favor de Scioli en la primera vuelta, que tienen diferencias importantes con el kirchnerismo, pero que pueden entender que lo que se debate es mucho más grande y tiene que ver con frenar el avance del neoliberalismo”, dijo Federico Montero.

Una posición distinta asumió la Conadu Histórica (nucleada en la CTA Autónoma, conducida por Pablo Micheli). La secretaria adjunta, Claudia Baigorria, dijo que, independientemente de la voluntad de cada uno de los docentes que la integran, esa federación es “absolutamente autónoma de cualquier candidato y de cualquier gobierno” y que “nunca llamó a votar por algún candidato ni lo va hacer”.

– Estudiantes. La Federación Universitaria Argentina es conducida por Franja Morada, parte de la UCR, integrante de la alianza Cambiemos. El presidente de la FUA, Arturo Pozzali, destacó en diálogo con este diario que la federación “está compuesta por actores políticos de todas las líneas” y que por ese motivo no hay una postura unificada. Si bien evitó respaldar la candidatura de Macri, Pozzali –que proviene de la agrupación radical Cantera Popular– fue especialmente crítico de los últimos años de gestión kirchnerista y coincidió con las críticas macristas a las nuevas universidades creadas en los últimos años. “Del modelo que llevó adelante el gobierno nacional estamos en contra en muchísimos puntos. No se logró aumentar el presupuesto, no se discutió la Ley de Educación Superior, hay negociados con las universidades nuevas del conurbano, donde se puso en cargos a gente conocida de los distintos intendentes”, criticó.

Las autoridades de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), conducida conjuntamente por el Partido Obrero y La Mella, esbozaron una postura dividida. “Llamamos a votar en blanco”, dijo el copresidente Julián Asiner (PO), alineado con el mensaje definido por el FIT a nivel nacional. “Se juegan dos alternativas que no tienen nada para ofrecerle a la juventud ni a la educación pública. (El rector de la UBA y eventual ministro de un gobierno de Scioli, Alberto) Barbieri es el tipo que nosotros estamos denunciando por corrupción”, agregó. Desde La Mella, en cambio, lanzaron una consigna opuesta: “Derrotemos a Macri. No da lo mismo”. “Scioli y Macri pueden parecerse mucho en sus estilos y trayectorias, pero en el ballottage no se elegirán sólo personas. No es lo mismo un gobierno del FpV, aún en el marco de una salida conservadora, que un gobierno del PRO”, señaló el movimiento Patria Grande, al que pertenece La Mella. “Este 22 de noviembre no nos da lo mismo que la nueva derecha argentina, alineada con las oposiciones conservadoras y golpistas de América latina, gane la presidencia del país”, señalaron al anunciar que votarán por Scioli.

– Rectores. Desde el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que aglutina a los rectores de todas las universidades nacionales del país, no hay una posición tomada, aunque sí hubo reuniones para evaluar la situación. Del mismo modo, el titular del Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP), Juan Carlos Mena, recordó que antes de las elecciones se reunieron con los equipos de los tres principales candidatos y les presentaron un bloque de propuestas “que deberían formar parte del horizonte futuro de cualquier gobierno que hubiera”. Agregó que no se han posicionado institucionalmente porque “el CRUP es un espacio muy plural”. 

Las ideas macristas

“¿Qué es esto de universidades por todos lados? Obviamente, muchos más cargos para nombrar. Basta de esta locura”, dijo el candidato presidencial de Cambiemos, Mauricio Macri —acompañado por el ex decano José Luis Giusti–, en un congreso realizado el año pasado en la UBA. Si bien desde la alianza PRO-UCR-CC no han publicitado propuestas en educación superior, las declaraciones de referentes del espacio generan cierta desconfianza en la universidad pública. En sintonía con Macri, el diputado PRO Pablo Tonelli manifestó hace pocas horas que “la educación no se arregla abriendo universidades por todos lados, si después no hay profesores o los títulos de los graduados no valen nada”. Entre los pocos proyectos concretos para educación superior lanzados por el macrismo se cuenta la creación de una nueva universidad: la Universidad Nacional del Tuyú, con sede en los partidos de Villa Gesell, Pinamar y La Costa. Pese a que Esteban Bullrich, ministro de Educación porteño, aseguró que el macrismo “asume el compromiso con la universidad pública y gratuita”, otras voces del mismo espacio lo contradijeron. Por ejemplo, el dirigente y ex candidato de Cambiemos Octavio Frigerio cuestionó recientemente la gratuidad de la universidad pública: “La política universitaria que hoy existe es la del más reaccionario y antiprogresista de los subsidios, que es el de la gratuidad” y explicó que sus “beneficiaros son estrictamente los sectores altos y medios”, porque “los sectores bajos no tienen la posibilidad de terminar su secundario”. Su hijo Rogelio, titular del Banco Ciudad, respaldó la postura de su padre y afirmó que la universidad pública “carece de exigencia y de excelencia”. El bloque de diputados del PRO votó contra la ley que fija la gratuidad de los estudios universitarios, aprobada la semana pasada en el Congreso.

Las propuestas del FpV 

Desde el FpV, el elegido por Scioli para acompañarlo como ministro de Educación en su eventual gestión, Alberto Barbieri, dijo a Página/12 que son “defensores a ultranza de la universidad pública, gratuita, autónoma y cogobernada”. El rector de la UBA señaló que “las tres patas de la universidad son la investigación, la enseñanza y la extensión universitaria”, y añadió que, más allá de los avances hechos en estos últimos años, hay que “fortalecerlas”. En este sentido, Barbieri dijo que impulsará “una política de Estado que haga foco en el desarrollo científico y tecnológico, en la investigación, el desarrollo y la innovación”. A modo de máxima, planteó que “no hay universidad sin investigación” y destacó la importancia de federalizarla. “No sólo tiene que haber la mejor investigación en los nodos centrales de nuestro país, sino que tenemos que aprovechar esos nodos de mucha calidad e historia para poder distribuir el conocimiento”, dijo. Además, consideró importante, de cara a la “irrupción de la tecnología, buscar nuevas formas de dar algunas materias, algunos contenidos de educación virtual, sin dejar de lado lo que es la educación presencial”. Barbieri aseguró que, en caso de ser ministro, trabajará en conjunto con el Consejo Interuniversitario Nacional y que será en discusión con este organismo que se evaluará la creación de nuevas universidades nacionales.

Fuente: Delfina Torres Cabreros para www.pagina12.com.ar

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Paro docente

Desfinancian la universidad

Alfabetización digital