miércoles, febrero 21, 2024
InicioUniversidadLa UBA se viste a la moda

La UBA se viste a la moda

Taller de Moldería y ConfecciónEn el Taller de Moldería y Confección de Prendas de la Secretaría de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil de la UBA, más de 100 mujeres de Cildañez se han formado en un oficio que les permitió vestir a sus familias, vender pequeñas producciones y tener una salida laboral. Ahora, las alumnas apuestan a abrir un puesto en la feria barrial y a motorizar sus propios microemprendimientos, para lo cual serán capacitadas por voluntarios de la Facultad de Ciencias Económicas.

En el barrio porteño de Cildañez –emplazado entre Parque Avellaneda y el Bajo Flores- funciona uno de los Centros de Extensión Comunitaria en los que se desarrolla el Programa Integral de Acción Comunitaria en Barrios Vulnerables de la SEUBE. Allí, desde el año 2009, la profesora Mariela Cañete dicta el Taller de Moldería y Confección de Prendas: “Empezamos siendo 3 personas. La clase duraba tres horas y confeccionábamos principalmente remeras para dama. A partir del 2010 el proyecto se fue consolidando y pegó un salto: se sumaron más alumnas que aprendieron a hacer prendas para bebés y niños, mallas, ropa interior… hoy asisten 21 mujeres de 20 a 60 años que, en muchos casos, se pasan 6 horas aprendiendo y trabajando con las máquinas, elementos y telas que aporta la UBA”.

El proyecto original consistía en hacer una introducción a los oficios de modelista –creación de moldes industriales- y costurería -confección y armado de prendas en general- para facilitar una salida laborar a los alumnos, ya fuera arreglando ropa en sus casas como consiguiendo un puesto con mejores condiciones y remuneración en alguno de los tantos talleres textiles de la zona. Esos fueron, de hecho, los beneficios que tuvieron las primeras asistentes al taller pero, a partir del crecimiento de la propuesta y la incorporación de más estudiantes, surgieron nuevas ideas y desafíos.

Cerca de fechas clave, como las fiestas de fin de año, el Día del Niño y de la Madre, las alumnas confeccionaron pequeños stocks de prendas que ellas mismas vendieron en el barrio. Ante el éxito conseguido, buscaron la forma de adquirir sus propias máquinas de coser industriales, para no depender de las 5 adquiridas por la UBA –que usan por turnos y exclusivamente en clase- y así aumentar la producción: algunas lo lograron gracias a los microcréditos que otorga el Estado Nacional. A partir de allí, en muchas nació la ambición de generar sus propios emprendimientos, tanto en forma independiente como en sociedad con sus compañeras. Ante la nueva meta planteada por las alumnas, la SEUBE acordó que el programa de extensión de la Facultad de Ciencias Económicas “Buenos Aires Emprende” se encargue, gracias al trabajo de un equipo de Voluntarios Universitarios, de relevar las necesidades y capacitar a las potenciales microemprendedoras. Ya han iniciado la etapa diagnóstica.

A cuatro años de su nacimiento, en el Taller de Moldería y Confección de Prendas se han complejizado tanto los objetivos como los modelos que elaboran: “En lo que va del año las más avanzadas aprendieron a hacer pantalones de vestir, jeans, camperas forradas y ya empezamos con sastrería para dama. Por acá pasaron más de 100 personas, todas las semanas se suma alguien nuevo: ven que pueden aprender un oficio con salida laboral y se lo toman muy en serio”, cuenta con orgullo la profesora Cañete, quien también da cursos de su especialidad en el Centro Cultural Rector Ricardo Rojas de la Universidad de Buenos Aires.

Con sus ya clásicas mañanas de mates y galletitas, este espacio de formación se transformó en algo que va más mucho más allá de hilos y moldes, tal como lo explica el Secretario de Extensión Universitaria y Bienestar Estudiantil de la UBA, Oscar García: “Muchas de las asistentes retomaron y están finalizando sus estudios primarios y secundarios, algo que es un valor en sí mismo ya que abre más y mejores posibilidades laborales, beneficia a la familia y a la sociedad en general y produce en ellas una mayor autoestima y una proyección de futuro. Y, además, aprenden un oficio con demanda, consiguen trabajos en condiciones dignas y se motivan para generar sus propios emprendimientos. Este taller, sin dudas, le mejoró y mejora la calidad de vida a muchas personas, es la Universidad Pública atendiendo las necesidades concretas de la sociedad que le da razón de ser”.

Fuente: www.uba.ar

Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular