viernes, junio 14, 2024
InicioUniversidadFabricando pilas con yerba

Fabricando pilas con yerba

Florencia Jerez, ingeniera química de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, lleva adelante un proyecto de alto nivel y que podría generar un cambio en materia de energía en la Argentina. Se trata de un desarrollo de pilas recargables a base de yerba usada.

Físicamente la yerba usada adquiere la forma de pilas recargables. «Queremos escalar el proceso. Desde 2022 apuntamos a conseguir financiamiento para montar una planta piloto que además servirá para otros ensayos. Lo estamos viendo con industrias de San Juan y de acá. También sirve para el rastrojo de trigo, de maíz o el residuo de cerveza. Todos funcionan muy bien para almacenamiento de energía y escalar el proceso», explicó.

Jerez es becaria del Conicet en la Facultad de Ingeniería de la ­Unicen. A pesar de haber recibido ofertas para realizar posgrados europeos muy bien pagos, ella continúa sus investigaciones en Olavarría, donde está rodeada de gente que «cuando te pregunta cómo estás, es en serio», afirma.

Cabe destacar que obtuvo una beca de la Fundación Carolina y del Ministerio de Educación de la Nación para completar la caracterización electroquímica de los carbones de yerba mate en la Universidad Autónoma de Madrid.

Desde allí pudo adelantar su proyecto y aseguró que trajo «tantos datos para procesar» que está «sobrepasada». La profesional forma parte del Grupo de Investigación Tecnológica en Electricidad y Mecatrónica y está a cargo del proyecto de supercapacitores en base a yerba usada. Se demostró que con ese residuo se puede producir carbón activado, un insumo válido para desarrollar dispositivos de almacenamiento de energía llamados supercapacitores.

«Queremos valorizar residuos para producir materiales activos para almacenar energía, más eficientes y amigables con el ambiente», señaló la profesional. Como en el país se consumen casi mil millones de kilos de yerba por año, buscan que la propuesta sea disparadora de una industria de ensamblado de supercapacitores, hoy inexistente a escala nacional y mundial.

«La yerba que se tira a la basura la valorizamos, y en España pudimos avanzar más rápido y mejor para terminar de caracterizar el material. Allá tienen equipos más específicos», señaló la investigadora, al tiempo que marcó que, si bien el mate es una infusión típicamente argentina, el estudio serviría para todo el mundo porque «la yerba es similar al té, un residuo más internacional».

Fuente: diariohoy.netperiferia.com.ar

Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular