miércoles, junio 12, 2024
InicioTendencias EducaciónEl Ché Guevara y Piglia

El Ché Guevara y Piglia

La nota más íntima y extraña que leí sobre Ernesto Guevara. Y la publicó Ricardo Piglia en su libro de ensayos “El ultimo lector”, donde trata muy a fondo sobre diversos escritores, e imprevistamente para mí, le dedica más de treinta páginas al Che, que me parecieron excepcionales, porque no tienen nada que ver con todo lo que se ha escrito sobre él, para ensalzarlo o para denostarlo. Como simple muestra -escribe Albino Gómez– voy a transcribir simplemente las líneas del final.

“…Paralelamente persiste en Guevara lo que he llamado la figura del lector. El que está aislado, el sedentario en medio de la marcha de la historia, contrapuesto al político . El lector que persevera , sosegado, en el desciframiento de los signos. El que construye el sentido en el aislamiento y en la soledad. Fuera de cualquier contexto, en medio de cualquier situación, por la fuerza de su propia determinación. Intransigente, pedagogo de sí mismo y de todos, no pierde nunca la convicción absoluta de la verdad que ha descifrado. Una figura extrema del intelectual como representante puro de la construcción del sentido (o de cierto modo de construir el sentido, en todo caso). 

«Y en el final de Guevara las dos figuras se unen otra vez, porque están juntas desde el comienzo. Hay una escena que funciona casi como una alegoría antes de ser asesinado. Guevara pasa la noche previa en la escuela de La Higuera. La única que tiene con él una actitud caritativa es la maestra del lugar, Julia Cortés, que le lleva un plato de guiso que está cocinando la madre. Cuando entra, está el Che tirado, herido, en el piso del aula. Entonces –y esto es lo último que dice Guevara, sus últimas palabras-, le señala a la maestra una frase que está escrita en la pizarra y le dice que está mal escrita, que tiene un error…

«… Ël con su afán de perfección, le dice : Le falta el acento. Hace esta pequeña recomendación a la maestra. La pedagogía siempre , hasta el último momento. La frase escrita en la pizarra de la escuela de La Higuera es *Yo se leer* (sin el acento en sé) Que esa sea la frase, que al final de su vida lo último que registre sea esa una frase que tiene que ver con la lectura, es como un oráculo. Cristalización casi perfecta. Murió con dignidad, como el personaje del cuento de London. O, mejor, murió con dignidad, como un personaje de una novela de educación perdido en la historia.”


* Albino Alberto Gómez (Buenos Aires, Argentina, 23 de septiembre de 1928) conocido generalmente como Albino Gómez es un periodista que trabajó en radio, televisión y prensa gráfica, director artístico de televisión, embajador de Argentina, profesor de periodismo y autor de diversos libros y letras de tango. Entre 1958 y 1974 fue asesor de gabinete del presidente Arturo Frondizi, con el regreso de la democracia -en 1983- tuvo los cargos de director general de prensa y vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, director del Sistema Nacional de Medios Públicos y embajador de Argentina en Egipto, Kenia y Suecia.
** Ricardo Piglia (Adrogué, Buenos Aires, 1940-2017), profesor emérito en la Universidad de Princeton, está unánimemente considerado un clásico de la literatura actual en español. Ha publicado en Anagrama sus cinco novelas, Respiración artificial, La ciudad ausente, Plata quemada (llevada al cine por Marcelo Piñeyro), Blanco nocturno El camino de Ida; los cuentos de Nombre falso, La invasión Prisión perpetua; y los textos de Formas breves, Crítica y ficción, El último lector Antología personal, que pueden ser leídos como los primeros ensayos y tentativas de una autobiografía futura, que cristaliza en Los diarios de Emilio Renzi.
Fuente: http://gracus.com.ar/
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular