El ministro Nicolás Trotta y las escuelas con clases presenciales: «el aula y la fábrica son espacios de bajo riesgo». El funcionario afirmó que cualquier restricción deberá ser tomada por las autoridades de cada una de las jurisdicciones. Pidió también revisar las conductas sociales.

El crecimiento de casos de covid-19 no modificará, al menos por ahora, la decisión de que las clases en las escuelas continúen bajo el regimen presencial. Así lo ratificó el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, ante la consulta de Página/12. “Nosotros hemos logrado un acuerdo, hay consenso en que este año debemos priorizar la presencialidad cuidada, lo que implica una presencialidad restringida. Aplicar los protocolos es en sí mismo una restricción a la cantidad de estudiantes”, indicó.

El ministro agregó que «cualquier decisión vinculada a restringir las actividades presenciales debe ser tomada por cada una de las jurisdicciones, en el marco de otro consenso, que es el de la mínima unidad geográfica posible». La respuesta del funcionario se basó en el pedido que realizan gremios docentes de la ciudad de Buenos Aires donde incluso algunos sindicatos prevé la convocatoria de medidas de fuerza. (ver aparte)

Por otra parte, Trotta remarcó que no tendría efectos “empezar por restringir la presencialidad en las escuelas si se mantiene la circulación en otros ámbitos de la vida cotidiana”. Es más, señaló que “los especialistas nos están diciendo que la escuela y la fábrica, con protocolos de cuidado, son espacios de bajo riesgo”. Con todo, mencionó que “llegado el caso de que haya que restringir otros órdenes previos al trabajo o a la escuela, lo que puede hacerse es disminuir la presencialidad”.

«Si en una jurisdicción se resuelve reducir la circulación, tiene que haber una toma de decisión armónica, que puede impactar en la escuela, pero no podemos empezar por la escuela», aseguró el ministro.

En cuanto a la vacunación de los docentes, los datos del Ministerio indican que hay medio millón de maestros vacunados. En algunas provincias, como Santa Fe, “más del 80 por ciento” recibieron al menos una dosis.

Sin embargo, el avance es desigual y depende de los criterios políticos de cada gobernación. Entre los más atrasados en sus planes de inmunización de los docentes están CABA y Jujuy. La provincia gobernada por Gerardo Morales lleva el récord de docentes muertos por covid, con 10 casos, y aún no empezó a vacunar a los maestros.

Por caso, Trotta desmintió que el gobernador Morales le haya planteado postergar vacunar a los maestros para dar prioridad a otros grupos –una versión que circuló en la provincia– y señaló que se comunicó con Morales para pedirle que cumpla con el compromiso asumido ante el Consejo Federal de Educación de vacunar a los docentes.

Como sostuvo el ministro, las 24 jurisdicciones educativas establecieron protocolos específicos para garantizar el regreso seguro a clases presenciales. Estos protocolos indican distancias de 1,5 metros entre estudiantes y de 2 metros con el docente; jornada de 4 horas con descanso; y uso obligatorio de barbijos y ventilación permanente. En tanto que las aulas deberán ser ocupadas por una cantidad determinada de alumnos más el docente, alternancia de clases presenciales y virtuales; «burbujas» tanto en las aulas como en los recreos para mantener el distanciamiento físico; ingreso espaciado, con desinfección y control de temperatura.

«Todos los ministros de Educación sostienen esta misma mirada; si hay que restringir, que sean las demás actividades», reiteró el ministro Trotta.

Fuente: Laura Vales para www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.