miércoles, febrero 21, 2024
InicioInformación GeneralTrayectorias educativas

Trayectorias educativas

Al menos 17 provincias cuentan con datos de las trayectorias educativas del 90% de los alumnos. Consolidar un sistema de información nominal que abarque a toda la matrícula escolar resulta clave para poder hacer un mejor seguimiento de las trayectorias de los estudiantes. En los niveles inicial, primario y secundario la cobertura en al menos 17 provincias supera el 90%.

Contar con un sistema de información nominal es fundamental para poder hacer un seguimiento de las trayectorias educativas desde los distintos niveles de gestión y para tomar decisiones basadas en evidencia, explica el informe “Argentina: Nominalización de datos educativos”, del Observatorio de Argentinos por la Educación, elaborado por Samanta Bonelli. El documento releva avances en la nominalización de datos educativos en las jurisdicciones y desafíos pendientes en la consolidación de un sistema de información nominal con cobertura nacional.

El informe del Observatorio de Argentinos por la Educación se basa en un relevamiento en línea del que participaron 17 de las 24 jurisdicciones (Buenos Aires, CABA, Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Fe y Tierra del Fuego). Todas ellas cuentan con altos niveles de cobertura de datos nominales de sus estudiantes. 

El nivel primario es el que presenta la proporción más alta de matrícula nominalizada (99% de los alumnos en las escuelas estatales y 96% las privadas), mientras que las cifras más bajas están en el nivel superior no universitario (76% de cobertura en las instituciones estatales y 37% en las privadas). Esos datos se generan en sistemas de información propios (en 15 de las 17 jurisdicciones), en el SInIDE Gestión Escolar provisto por Nación (en 2 provincias) o de ambas formas (en 3 provincias). No respondieron la encuesta Catamarca, Chubut, La Rioja, San Juan, Santa Cruz, Santiago del Estero y Tucumán.

Según la autora, Samanta Bonelli, “el informe señala los avances alcanzados en materia de nominalización de datos educativos, basados tanto en los esfuerzos a nivel jurisdiccional como nacional. Hacia adelante,  luego de 10 años de marchas y contramarchas, se requiere profundizar las estrategias implementadas por la Nación para alcanzar la nominalización del 100% de la matrícula y contar con más información, oportuna y de calidad, para el seguimiento y acompañamiento de las trayectorias educativas”. 

A su vez, desde el gobierno nacional se desarrolló una plataforma web denominada “Base Nacional Homologada” que recibe e integra la información del SInIDE y de los sistemas nominales jurisdiccionales. El Ministerio reporta que en esa base cuenta con datos del 84% de la matrícula de los niveles inicial, primario y secundario de las 24 jurisdicciones del país (en 2021, la cifra era 74%). Una estrategia por parte de la gestión del Ministerio de Educación nacional anterior fue desarrollar un sistema de gestión institucional (SInIDE Gestión Escolar) donde al momento 15 mil escuelas en 10 provincias cargan diariamente la información nominal de sus estudiantes (como asistencia o calificaciones). 

Más allá de los avances en los últimos años, el informe subraya que aún no se alcanzó la cobertura del 100% de la matrícula nominalizada a nivel nacional. También advierte sobre ciertas limitaciones de la Base Nacional Homologada: al alimentarse de información anual y no continua, los datos no están disponibles de manera dinámica, lo que dificulta el acompañamiento oportuno de las trayectorias educativas.

El estudio también sistematiza las reflexiones de un conjunto de referentes de estadística y evaluación de 9 provincias sobre los desafíos en el uso de la información educativa. Para aprovechar mejor los datos, los referentes señalan la necesidad de instalar desde el nivel político la importancia de la información y de su uso para la toma de decisiones, actualizar la normativa, fortalecer y descentralizar la carga de datos, mejorar las capacidades de uso y contar con información oportuna, entre otras condiciones prioritarias.

“Del informe se infiere que los sistemas nominales han avanzado de modo desacoplado. Inicialmente, hace veinte años, fueron desarrollos jurisdiccionales. Luego, hace diez años, cuando a nivel nacional se asume la injerencia en estos desarrollos, la heterogeneidad de posiciones y situaciones no permitió grandes avances, excepto los realizados en los últimos dos años para organizar y orientar estos procesos. El resultado refleja disparidades entre niveles de enseñanza, sectores de gestión y provincias, algunos de los desafíos para encarar hacia adelante”, señala Nancy Montes, investigadora de FLACSO, especialista de la OEI y consultora de IIPE UNESCO.  

Juan Cruz Perusia, investigador principal de CIPPEC, explica: “El informe muestra que en 2023 Argentina finalmente está logrando ponerse al nivel de otros países de América Latina en la producción de datos nominales de los estudiantes que se encuentran en los distintos niveles de la educación formal. Tres grandes desafíos emergen en lo inmediato y deberían incluirse en una hoja de ruta para los próximos años: 1. institucionalización de los procesos de producción de este tipo de información; 2. aumento de la eficiencia de los procesos de producción de datos; 3. desarrollo de estrategias para un mayor uso de la información nominal, como los sistemas de alerta temprana para prevenir el abandono escolar”.

Juan Suasnábar, docente, investigador y consultor en IIPE/UNESCO y BID, afirma: «En el contexto de un mundo digitalizado, la generación de datos nominales es una condición indispensable para el desarrollo de políticas educativas efectivas que aprovechen las capacidades tecnológicas de nuestros tiempos. Sin embargo, los datos no son un fin en sí mismo. El verdadero potencial de estos para identificar necesidades, anticipar problemas, proyectar soluciones y evaluar resultados radica en que formen parte de una política de Estado sostenida que establezca objetivos a corto y mediano plazo respecto de qué hacer con los datos. Es decir, que permita traducirlos en acciones concretas para mejorar la educación».

Argentina: Nominalización de datos educativos.pdf

PDF – 381 Kb

Fuente: www.argentinosporlaedudacion.org

Descargar

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

¿190 días de clase?

Becas en Turquía

Las carreras del futuro