Larreta, los focus y el marketing político: todas las razones del paro docente en las escuelas porteñas. Cuatro sindicatos docentes hacen paro hoy (22/9/22) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en rechazo del proyecto de recuperar el último feriado nacional por el atentado a CFK y a pasar al sábado las jornadas de capacitaciones. Los maestros consideran que es un avance sobre los derechos laborales con Horacio Rodríguez Larreta agitando por derecha la confrontación como discurso electoral.

Cuatro sindicatos docentes confrontan con Horacio Rodríguez Larreta y este jueves harán paro en las escuelas de la ciudad de Buenos Aires. La protesta es una reacción a un anuncio del jefe de gobierno porteño —el último de una serie de recortes a los derechos laborales de los maestros—, que quiere pasar a los sábados actividades de capacitación docente que se realizan en días de semana

El GCBA vuelve a adelantar el inicio de clases en 2023 y los gremios docentes rechazaron que las jornadas de capacitación pasen a los sábadosCABA: los gremios docentes piden que el GCBA retroceda en la decisión de «recuperar» el feriado por el atentado contra CFK

En defensa de este cambio, Larreta argumentó que los alumnos así tendrán más días de clase, pero sobre todo politizó la medida: arrancó diciendo que en octubre los chicos recuperarán las clases que no tuvieron por el feriado nacional dispuesto tras el intento de asesinar a la vicepresidenta Cristina Kirchner. Es decir, la conocida estrategia PRO de polarizar por derecha, tanto con los gremios docentes como con el Frente de Todos.

Llamaron a parar los sindicatos UTE, Sadop, Ademys y Camyp. La huelga afectará a todos los niveles educativos, es decir la escuela inicial, primaria, secundaria, terciarios, preuniversitarios e institutos de formación docentes. En la calle, los sindicatos realizarán abrazos a las escuelas, radios abiertas y semaforazos, para dar a conocer el conflicto.

“Lo que está haciendo Larreta es usar un argumento marketinero y electoralista, de supuestamente ‘mejorar la educación’, para amedrentar a los docentes y afectar nuestras condiciones de trabajo”, planteó la secretaria de prensa de UTE, Paula Caligniana, sobre el modo en que el sindicato entiende las resoluciones del jefe de gobierno porteño y la ministra de Educación Soledad Acuña. En este sentido, explicó que los Espacios de Mejora Institucional (EMIs) trasladados a sábados son encuentros de capacitación; el estatuto docente fija que todas las capacitaciones deben realizarse en horas de trabajo. Es un derecho histórico: desde 1949 que la docencia trabaja de lunes a viernes.

“El gobierno porteño quiere modificar unilateralmente y con una resolución ministerial nuestras condiciones de trabajo. Eso incluye la intención de que los concursos de ascenso también pasen a realizarse los sábados”, dijo Caligniana. 

Las resoluciones, agregó, muestran por otra parte “un desprecio a la capacitación pedagógica”. “El PRO trata de hacer ver a las capacitaciones y los espacios de reflexión docente como momentos menores en la vida de la escuelas, como cosas sin importancia”. Pero las EMI  “son los únicos momentos que tiene una escuela para juntar a todos sus docentes a discutir sobre las situaciones que ocurren en las aulas, reflexionar sobre eso y generar estrategias para resolver los problemas. Fundamentalmente se resuelven cuestiones pedagógicas. La dinámica escolar hace imposible realizar estos encuentros un día de clases, porque los docentes vamos en distintos horarios y somos los responsables del cuidado de los menores mientras están dentro de la escuela. Al pasar las EMIs a los sábados y darles carácter optativo, el gobierno porteño las vacía. Vacía un espacio colectivo”.

El jefe de gobierno porteño dio a conocer el calendario escolar 2023 la semana pasada. Dijo entonces que el ciclo lectivo tendrá el año próximo 192 días, “12 más que lo establecido en el calendario obligatorio”. El inicio de las clases será el 27 de febrero, «por tercer año empezarán de manera anticipada» y terminarán el 22 de diciembre. 

«Para llegar a los 12 días por encima del calendario obligatorio —explicó Larreta—, vamos a reducir las jornadas que los chicos pierden por la mejora institucional, que es por capacitación de los docentes», trasladando los tres días de EMIs a sábados.

Focus group

Eduardo López, titular de UTE (Ctera), consideró que el jefe de gobierno porteño “eligió como adversarios políticos a lxs docentes, que son un sector que no pueden doblegar, comprar ni pisotear”, y cuestionó la estrategia de Rodríguez Larreta de centralizar medidas en el área de Educación “como eje de su campaña y porque así se lo indican los focus groups”.

“Esto empezó cuando hubo asueto por el intento de magnicidio de Cristina Kirchner. Quieren hacerle pagar a los maestros ese asueto y hacerlos ir los sábados para que ‘recuperen’ ese día que el propio Rodríguez Larreta calificó como ‘perdido’”, afirmó también.

Guillermo Parodi, secretario adjunto de UTE (Ctera), salió temprano a sostener que «el paro es en repudio a la decisión de que trabajemos los días sábado». Y señaló que la decisión del gobierno de la Ciudad fue tomada sin consultar con los gremios. «Los docentes tenemos ya estipulado una jornada laboral y lo que pretenden es que las jornadas de mejoramiento institucional, que históricamente se desarrollan en días de clases con suspensión de actividades para estudiantes, ahora se hagan los sábados. Entendemos que es un nuevo ataque a la educación pública y una persecución a todos aquellos que venimos resistiendo las políticas de ajuste en la Ciudad de Buenos Aires”.

El adelantamiento de las clases es otro cuestionamiento de los sindicatos. Al respecto, los maestros de escuelas privadas agremiados en el Sadop coinciden en señalarlo como otra medida de marketing político. En un comunicado de prensa plantearon que Larreta adelanta las clases “para posicionarse de cara a las elecciones del año próximo”, como una forma de lograr repercusión en los medios, diferenciándose del gobierno nacional y de la fecha elegida por el Consejo Federal de Educación, que reúne a los ministros de todo el país.

Ademys iniciará el paro con una conferencia de prensa, a las 8.00 h, en Callao y Corrientes. En las asambleas que realizó para votar la huelga, el gremio aprobó además continuar con un plan de lucha, y llamar a organizar asambleas y acciones distritales durante la semana.

A la lista de rechazos y cuestionamientos que los gremios hacen a Juntos por el Cambio se suma una larga serie de pedidos: reapertura de una mesa para discutir salarios y aumentos en la cantidad de vacantes “porque 55 mil chicos quedaron afuera” de la escolarización.

También exigen recomposición y ampliación de las prestaciones de la obra social docente, construcción de escuelas en los barrios más desprotegidos, titularización de docentes y ampliación de cargos, asegurar micros para actividades fuera de la escuela y tener participación en la elaboración de los planes de estudios de los futuros maestros.

Fuente: Laura Vales para www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.