El escritor argentino Roberto Alifano presentó esta  semana en la Casa de América de Madrid, Macoco, el primer playboy (Renacimiento), un libro poliédrico dedicado a este personaje descendiente de una de las familias más ricas de la América Hispana, considerado como el primer playboy -y el que dio nombre a esa expresión- y como el auténtico Gran Gatsby (inspirando a Scott Fitzgerald a crear su famoso personaje).

Por el apelativo familiar de Macoco fue mundialmente conocido Martín Máximo Pablo de Alzaga Unzué, rico heredero y hombre generosísimo, un dandi que también fue campeón de automovilismo en los locos años veinte y que hizo que Sacha Guitry acuñara el dicho de “es rico como un argentino”, además de hacerse con el corazón de Gloria Swanson y con las atenciones de Tamara de Lempicka, quien lo inmortalizó con sus pinceles.

Heredero de una de las grandes fortunas de la América hispana -su herencia seguía siendo incontable tras repartirla con sus cinco hermanos-, hizo del Buenos Aires de la ‘belle epoque’ su centro de operaciones juvenil para posteriormente sentar sus reales en París, Londres, Nueva York y Beverly Hills, donde cultivó la amistad de Greta Garbo, Clark Gable, Carlos Gardel y Errol Flynn, junto a quien, en cierta ocasión, se enzarzó a puñetazos contra varios adversarios mientras ambos se defendieron espalda contra espalda hasta salir victoriosos.

En el encuentro, Alifano ha estado arropado por el crítico de arte Tomás Paredes; el vicesecretario de la Asociación de Escritores y Artistas españoles, Emilio Porta; la escritora, periodista y crítica de arte, Julia Sáez-Angulo; y la poeta Milagros Salvador. Todos ellos se han deshecho en elogios hacia la obra y también hacia su creador. Ameno, divertido, lleno de ricas situaciones, la mayoría de las anécdotas del volumen han surgido del relato oral y son tramos de las conversaciones que el autor mantuvo con Macoco.

Macoco compartió amistad con Alifano (1943), quien aprovechó las numerosas conversaciones que sostuvieron durante los últimos años de su vida para tomar notas, con las que ha armado el libro Macoco, el primer playboy, ya que ese título, el de ‘primer playboy’, fue otro de los que el rico y alegre heredero argentino se hizo acreedor tras una vida de fiestas, triunfos y amoríos en la que tuvo tiempo para ser condecorado por el general Charles De Gaulle como héroe de la Resistencia, ser confidente de Marlene Dietrich y codearse con Gary Cooper. «Es raro encontrar a un autor importante que no haya sido amigo de Roberto Alifano», ha destacado Tomás Paredes, quien ha puesto en valor la «inmensa trayectoria» del poeta argentino, amanuense de Borges.

Emilio Porta, por su parte, ha catalogado a Alifano como «uno de los grandes escritores vivos de habla hispana y el mejor de Argentina» y ha lamentado que no haya podido ganar el Nobel o el Cervantes, pese a haber optado a ambos premios culmen de la literatura. Sobre el libro, Porta ha destacado que «aporta a la mente y al corazón», permitiendo que el lector pueda «conocer a fondo al personaje».

«El playboy es un arquetipo con concomitancias en el donjuán o en el dandi», ha explicado Julia Sáez-Angulo, quien ha indicado que este tipo de figuras necesitan ser «espléndidas» para «hacerse notar». «El playboy no seduce solo a las mujeres sino también a los hombres de poder porque la plata es muy seductora», ha asegurado.

Roberto Alifano nació en 1943 en un pueblo del oeste de la provincia de Buenos Aires y desde muy joven inició su vida literaria. Se le considera en la actualidad uno de los poetas argentinos más representativos. Fue amigo personal, discípulo y amanuense de Jorge Luis Borges, con quien tradujo las Fábulas de Robert Louis Stevenson, poemas de Hermann Hesse y relatos de Lewis Carroll. Ha ejercido el periodismo cultural en diarios y revistas de Argentina y del exterior. En la actualidad es colaborador de El Imparcial de Madrid, donde publica todas las semanas su columna de opinión. Ha obtenido la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores y otras importantes distinciones internacionales. Sus libros, que abarcan más de sesenta títulos, están traducidos a diversos idiomas. Fue también amigo de Pablo Neruda, a quien despidió con sentidas palabras en el Cementerio General de Santiago de Chile. Los derechos cinematográficos de Macoco, el primer playboy fueron reservados por Netflix, que proyecta desarrollarlos en una serie de capítulos.

Fuente: https://www.elimparcial.es/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.