viernes, junio 21, 2024
InicioBecasLa universidad del futuro

La universidad del futuro

La tecnología y el big data avanzan también en Educación. Para algunos, el campus universitario del futuro es «la nube».

Las universidades fueron y aún son el ámbito privilegiado en la educación superior para la formación de la persona, la generación de conocimientos, el desarrollo científico y la capacitación para el empleo.

Hace 50 años, propusimos expandir el sistema con el Plan de Nuevas Universidades -conocido como Plan Taquini- que llevó de 8 a 23 las universidades nacionales en todo el país. Con el plan se expandió la matrícula universitaria y la localización de centros de investigación en las provincias con universidades autónomas y diversas, insertándose con las necesidades regionales del país.

Cuando el Consejo de Rectores de Universidades Nacionales nos convocó a presentar formalmente el plan, definimos a las universidades como una comunidad de maestros y alumnos, inspirados en las máximas de Alfonso «el Sabio», que en el medioevo planteaba la importancia de las condiciones para el estudio en los campus para que “los maestros que muestran los saberes y los escolares que los aprenden vivan sanos”.

El campus, hábitat de profesores y alumnos, cambió porque así lo han hecho las formas de relacionarnos socialmente, con la creación de comunidades que borran distancias físicas a través de la tecnología de la comunicación en “la nube”. Si las comunidades virtuales son una realidad cotidiana en todos los ámbitos y también en el aprendizaje, ¿es posible repensar la concepción de la universidad y su campus a la hora de planificar el futuro?

Los fines de la universidad son los deseables para la formación docente. La creación de una universidad pedagógica en nuestra Ciudad, tema hoy en discusión, debe además proyectarse sobre el diagnóstico de los cambios que experimenta la sociedad por venir: “la nube” es el campus del presente y del futuro.

Por ello, desde la misma perspectiva que hace 50 años -mirando las necesidades del presente y la potencialidad del futuro- si hoy proyectase una universidad, crearía una universidad virtual que hiciera posible otra lógica de tiempo-espacio del aprendizaje.

Ya nos hemos referido en estas páginas a la necesidad de repensar las universidades bajo el paradigma Netflix, es decir a través de una plataforma educativa que provea una currícula, insumos para el estudio, espacios de tutoría e intercambio entre pares. Mediante el registro de los usos de los estudiantes, la plataforma permite flexibilidad y adaptabilidad a la particularidad de cada uno, utilizando las herramientas y algoritmos de big data para optimizar el aprendizaje.

Esto no implica desdeñar la enseñanza presencial ni mucho menos para el caso de los profesorados con su tradición, sino interactuar autónoma y complementariamente con sus actuales carreras y sus docentes, con el valor agregado de incorporar formas de aprendizaje autónomo que ocurren cotidianamente por fuera de los espacios formales.

Una reforma de esta magnitud incide positivamente en la reconfiguración de la educación superior en el marco integrador de la Ley (LES), tanto en educación universitaria como no universitaria.

Mediante creaciones y alianzas es esperable un estímulo similar para las instituciones privadas. La valiosa experiencia de la CONEAU, garantiza que una reforma transite los caminos en búsqueda de la calidad para la formación de los docentes y enriquezca con ello en todo el sistema educativo formal.

El objetivo de toda reforma educativa es el mejoramiento de la calidad. La innovación nutrida de la experiencia de estudiantes, docentes e instituciones es el principal acervo para reinventarse sin perder de vista ese objetivo.

* Alberto Taquini (h) es médico y bioquímico. Coordinador del Equipo de Nueva Educación

Fuente: Clarin

Artículo anterior
Artículo siguiente
Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular