Escuela sustentable

En marzo próximo el país tendrá su primera escuela pública sustentable, construida en apenas 45 días con manos voluntarias en la localidad de Mar Chiquita, provincia de Buenos Aires.

Más de 200 personas de todo el país y el mundo llegarán a Mar Chiquita para construir guiados por el reconocido arquitecto Michael Reynolds y su equipo de Earthship Biotecture un nuevo edificio para la escuela pública N°12 del municipio de Mar Chiquita, al sureste de la provincia de Buenos Aires.

Se trata de una iniciativa de Tagma, la organización uruguaya que en 2016 construyó la primera escuela pública sustentable del continente en la localidad de Jaureguiberry. Un edificio construido con materiales reciclados, que se autoabastece de agua, energía y calefacción, que produce alimentos y maximiza el uso de los recursos transmitiendo nuevos conocimientos y valores a los niños y niñas que lo habitan a diario y a la comunidad que lo rodea.

Una Escuela Sustentable Argentina se enmarca dentro del PLANMAR, una iniciativa liderada por el Municipio de Mar Chiquita y la asociación civil Amartya, ambos socios en este proyecto, que busca llevar a las escuelas de todo el municipio la educación en sustentabilidad.

Como el mayor colaborador del proyecto, Ala hace posible la Escuela Sustentable como una nueva apuesta por la educación, reforzando su compromiso histórico con proyectos que promueven el desarrollo de los chicos al aire libre, como el apoyo que brindó a Unicef con sus productos de edición solidaria y su iniciativa Aprendiendo al Aire Libre, un movimiento global de Ala que propone hacer del aprendizaje y del juego al aire libre una inspiración. Además, el aprendizaje al aire libre mejora la salud de los niños, los involucra en la enseñanza y promueve una mayor conexión con la naturaleza. Este proyecto fue lanzado en Argentina en octubre de 2017 y ya alcanzó a 307 escuelas y30.619 chicos.

“Como una de las marcas sustentables de Unilever, estamos muy orgullosos de ser los principales impulsores de la Escuela Sustentable. Este proyecto se encuentra completamente alineado al  propósito de Ala – el desarrollo y crecimiento de los chicos-, ya que además de generar un impacto social positivo, promueve que los chicos se responsabilicen por el cuidado del medioambiente, un aprendizaje fundamental para su desarrollo y su futuro”, aseguró Nicolás ZuminoBrand Manager de Ala Argentina.

El proyecto cuenta con la participación de la comunidad de Mar Chiquita y el apoyo de Disney y Directv, organizaciones comprometidas con la educación en sustentabilidad y la construcción de un mundo sostenible.

El nuevo edificio utilizará en su construcción más de 2000 cubiertas usadas, 4000 botellas y 8000 latas recicladas y contará con energía eléctrica a través de una red de paneles solares. Por su método constructivo, la escuela se mantendrá todo el año en una temperatura estable que oscila entre 18° y 25° y se abastecerá del agua de lluvia, reutilizándola en tres ocasiones antes de su disposición final.

En la construcción del edificio, además de los equipos de Tagma y Earthship, participarán unos 100 estudiantes de todas partes del mundo que aprenderán el método constructivo desarrollado por Reynolds al mismo tiempo que construirán el nuevo edificio de la escuela 12° en apenas 45 días.

Además, decenas de voluntarios de la comunidad local, de las organizaciones involucradas y de todo el país participarán en tareas de apoyo a la obra, generación de talleres educativos y trabajo comunitario en Mar Chiquita.

El vínculo de DIRECTV con “Una Escuela Sustentable” se realiza a través de ESCUELA+, programa de RSE que actualmente brinda TV educativa en el establecimiento de Jaureguiberry, Uruguay, y que también estará presente en el de Mar Chiquita.

Además, la empresa busca contribuir, también desde su pantalla, comunicando las iniciativas y los valores que promueve “Una Escuela Sustentable” a través contenidos audiovisuales que promuevan las acciones en torno a la sustentabilidad y los testimonios de los voluntarios que inspiran y le dan vida al proyecto.

Estos contenidos podrán verse en las 700 escuelas rurales de la Argentina donde ESCUELA+ está presente, incluso en lugares remotos como la Antártida o el Impenetrable Chaqueño. También en las más de 8.500 escuelas que son parte del programa en Latinoamérica.

“A través de ESCUELA+ queremos contribuir a que otras escuelas y sus comunidades puedan conocer el proyecto de “Una Escuela Sustentable” y replicar sus iniciativas. Tenemos una red de 700 escuelas rurales en la Argentina que podrán acceder a información valiosa sobre sustentabilidad y voluntariado. El edificio de la escuela es un medio de comunicación en sí mismo. Nosotros queremos producir el material audiovisual para que conozcan el proyecto aquellos que no la pueden ir a visitar y puedan replicarlo en sus escuelas y a partir de estas en su comunidad”, comentó Andrés Barbero, gerente de RSE de DIRECTV Argentina.

Sobre PLANMAR

El PLANMAR es un proyecto de política pública de educación y desarrollo sustentable, diseñado especialmente por y para Mar Chiquita. Un proceso dinámico de construcción colectiva que se inició en 2015, bajo la facilitación de Amartya, con la Jefatura Distrital de Educación y la Secretaría de Ambiente de Mar Chiquita. El trabajo de Amartya se basa en propuestas y alternativas de Educación Ambiental que establezcan enfoques de trabajo transversales con vecindades, gobiernos locales y actores socio económicos claves. Desde el inicio, el proceso participativo con el gabinete municipal y el área educativa de Mar Chiquita, está destinado a construir una mirada conjunta de los desafíos relativos al desarrollo sustentable del municipio. Desde hace dos años, se realizan diversos encuentros participativos, con distintos actores locales y familias de todos los niveles educativos, en los que se aborda la situación local en relación a la educación ambiental, combinando la identificación de problemas y sus posibles soluciones. Entre los objetivos generales del PLANMAR se encuentran co-diseñar contenidos locales de educación ambiental y alcanzar, en el año 2020, al 100% de la comunidad educativa de Mar Chiquita. En este marco Una Escuela Sustentable tomará un rol protagónico en el proyecto, ya que permitirá a la comunidad adquirir nuevas técnicas de sustentabilidad y replicarlas en distintos puntos del Municipio. Amartya acompaña Una Escuela Sustentable desde que comenzó a gestarse en Argentina, trabajando con la comunidad que la recibe, generando talleres y convenios locales, proyectando la labor en el terreno y visualizando el proceso y la construcción final como el enclave más importante de educación sustentable en el municipio de Mar Chiquita.

Sobre Una Escuela Sustentable

El programa Una Escuela Sustentable busca construir una red de escuelas públicas autosuficientes en América Latina, con el fin de generar un triple impacto: en los niños y niñas que habitan cada escuela, en la comunidad que las rodea y en la sociedad toda. Para esto, se trabaja en el ámbito educativo, en el comunitario y en el masivo con distintos mensajes que apuntan a favorecer un cambio cultural que impulse la protección al medioambiente, el uso racional de los recursos, la mitigación del cambio climático y que tenga como eje la sustentabilidad de las relaciones humanas. Cada edificio, funciona como un dispositivo ideal para favorecer aprendizajes y crecer en una relación más sana con el mundo que nos rodea y con las personas que nos acompañan. El programa es una iniciativa de Tagma, una organización uruguaya sin fines de lucro, que articula la participación de diversos actores del sector público, el privado, la sociedad civil organizada, el sector académico y la comunidad local.

Se presentó el proyecto Una Escuela Sustentable Argentina junto a Michael Reynolds. Una iniciativa de TAGMA​, la organización uruguaya que en 2016 construyó la primera escuela pública sustentable del continente en la localidad de Jaureguiberry.
Una Escuela Sustentable Argentina se construirá el 1 de marzo de 2018 en Mar Chiquita en apenas 45 días y de la mano de diferentes voluntarios. Más de 200 personas de todo el país y el mundo llegarán a la localidad para construir, guiados por el reconocido arquitecto Michael Reynolds y su equipo de Earthship Biotecture. El proyecto cuenta con la participación de la comunidad de Mar Chiquita y el apoyo de Ala, Disney y DIRECTV, organizaciones comprometidas con la educación en sustentabilidad y la construcción de un mundo sostenible.
Como el mayor colaborador del proyecto, Ala hace posible Una Escuela Sustentable como una nueva apuesta por la educación, reforzando su compromiso histórico con proyectos que promueven el desarrollo de los chicos ensuciándose. En un mundo donde cada vez hay menos tiempo para experiencias reales y más contacto con la tecnología, Ala tiene como misión fomentar el crecimiento de los chicos a través de experiencias al aire libre. Es por eso que la marca tiene como propósito alentar el “juego real”: explorando por ellos mismos el mundo que los rodea y aprendiendo de él.
Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *