lunes, julio 22, 2024
InicioUniversidadLa formación docente, te la debo #uniCABA

La formación docente, te la debo #uniCABA

Con toda la oposición en contra, el oficialismo convirtió en ley la cuestionada universidad docente en la ciudad (UNICABA), cuestionada por especialistas del área, sindicatos del magisterio y los propios maestros, quienes argumentan que no hubo consultas ni diálogo. Afuera del recinto hubo golpes y gas pimienta contra manifestantes.

Con represión y una Legislatura militarizada, la mayoría automática del oficialismo aprobó la creación de la universidad para la formación docente en la ciudad (UniCABA), la iniciativa que motorizó la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, que pone en peligro los 29 profesorados docentes. Los legisladores sesionaron con el palacio legislativo totalmente vallado y un megaoperativo policial que generó un clima hostil en el que hubo forcejeos entre los manifestantes que rechazaban la ley y los uniformados que respondieron con palos y gases lacrimógenos.

A pesar del fuerte rechazo que levantó el proyecto en la comunidad educativa, el resultado de la sesión era de final cantado. Cinco horas después de iniciada la sesión, que comenzó a las once de la mañana, y en medio de un clima de tensión, el oficialismo aprobó la ley con 34 votos propios y 26 en contra de todo el arco opositor.

Durante la mañana, cientos de estudiantes, docentes y rectores de los institutos terciarios se concentraron sobre la avenida Diagonal Sur y otros puntos en las inmediaciones desde donde marcharon hacia la sede legislativa que estaba vallada y custodiada por decenas de policías, un camión hidrante y patrulleros. Conscientes del rechazo de la propuesta, los legisladores del bloque oficialista ingresaron a la Legislatura a las 4 de la madrugada.

“La Policía de la Ciudad quiso revisarme la cartera y la mochila de mis asesores para ingresar a la Legislatura”, denunció la legisladora Victoria Montenegro (UC), quien dijo que es “una vergüenza. Larreta avisa si seguimos en Estado de Derecho” y detalló que “hay seis micros llenos de infantería, dos cuadras vallado a la redonda y todos los accesos a la Legislatura cerrados”.

En ese clima, y mientras afuera se producían algunos incidentes bajo la lluvia (ver aparte), con los rectores de los 29 profesorados, en un recinto  sin público, comenzó el debate del proyecto que se proponía reformar todo el sistema de formación docente, integrado por 29 profesorados estatales y 44 privados, que se presentó inicialmente el 22 de noviembre de 2017 y que fue reformulado este año bajo el nombre de Ley de la formación docente del sistema educativo y creación de la Universidad de la Ciudad.

Uno de los cambios introducidos, y en el que hizo hincapié el oficialismo, fue descartar la disolución inmediata de los institutos de formación. La  versión aprobada permitirá la coexistencia de los profesorados con la UniCABA. Sin embargo, esta modificación, como lo señalaron en el recinto legisladores de la oposición, significará una muerte lenta de los profesorados.

La ley establece que será el Ministerio de Educación e Innovación porteño el encargado “la articulación entre la UniCABA y los IFD, a los fines de cumplir con los criterios de calidad”, y la organización entre los distintos institutos de formación se llevar a cabo a través de “ciclos de complementación curricular” para que los egresados de los IFD puedan alcanzar el grado universitario con “contenidos vinculados a las políticas públicas jurisdiccionales”.

La cartera educativa “arbitrará los medios para diseñar e implementar una política de evaluación del sistema de formación”, para lo que se aplicará una evaluación externa a los institutos conforme a criterios y modalidad “que se defina oportunamente”. También tendrá a su cargo la planificación de la “oferta de carreras, la formación docente continua y el desarrollo profesional, el diseño de planes de estudio y el desarrollo de planes de investigación y de extensión” del sistema de formación docente.

Por otra parte, el Ejecutivo porteño será quien designe al rector de la UniCABA, quien se encargará de “llevar adelante la etapa de organización y el proceso de formulación del Proyecto Institucional y del Proyecto de Estatuto” y de aprobar un “estatuto provisorio”.

Para el financiamiento de la universidad, se faculta al Poder Ejecutivo para que “hasta tanto se dote a la UniCABA de presupuesto propio” pueda “realizar las modificaciones presupuestarias necesarias, a fin de garantizar los recursos indispensables para atender las erogaciones correspondientes”. Además, se autoriza el endeudamiento de la ciudad para financiar el proyecto.

“Es muy raro que estemos discutiendo una reforma rodeados de tanquetas, hidrantes, carros de asalto y diputados agredidos. Es un contrasentido, y sucede porque el proyecto ha logrado unanimidad en el rechazo”, dijo en el recinto el legislador Leandro Santoro (UC). “Es un proyecto que apunta a destruir la autonomía del régimen de formación docente. Hay un nuevo paradigma neoliberal cultural que entiende a la educación como mercancía, y están tratando de construir un modelo que se asienta en la idea de que el alumno tiene que ser un emprendedor individualista… Proponen la muerte por goteo. No hay coexistencia, hay competencia”, remarcó.

En ese sentido, Maria Rosa Muiños (BP), sostuvo que “yo me he reunido con la ministra (Acuña), que siempre afirmó que esta ley no era para que los profesorados dejaran de existir, en privado, en público y en la televisión y lo pueden buscar. Dijo que finalmente, más tarde o más temprano, el producto de todo esto iba a ser la muerte de los profesorados. No es una fantasía. Lo dijo por Crónica TV”.

El socialista Roy Cortina criticó “la falta de intelectuales que sostengan la ley” y se señaló “el silencio de los diputados del oficialismo, que son muy capaces de argumentar, pero nadie quiso hablar”.

En la calle, mientras continuaba la manifestación de protesta, el secretario general de Ademys, Jorge Adaro, advirtió que “el gobierno no puede creer que por aprobar la ley se acaba el conflicto. Se va a profundizar porque va a haber resistencia”.

Reflexiones, por Mariano Echenique (doctor en Ciencias de la Educación, UNLP)
La Legislatura porteña aprobó finalmente la creación de la UniCABA, con el voto negativo de 9 de los 10 bloques, aquí algunas reflexiones:
  1. Como señala Adriana Puiggrós, el sistema educativo construido y sostenido por liberales, radicales y peronistas desde fines del siglo XIX se asentó en la presencia central del Estado y en la figura del docente. El neoliberalismo de los 90 quiso destituir este sistema mediante vouchers para la libre elección de escuelas y convertir en charters (escuelas bajo licencia) a los establecimientos. El neoliberalismo cool de Macri es más sutil: propone destituir el sistema mediante plataformas virtuales, gamificación, y sustitución progresiva de los docentes profesionales por monotributistas facilitadores, tutores o lideres formados en ONGs y fundaciones empresariales. Es en este marco que se explica la UniCABA: las modalidades semipresencial y virtual de la misma, establecidas en el artículo 27, tienen como fin conveniar con plataformas digitales, cuyos dueños son afines a quienes gobiernan la nación, la ciudad y la provincia de Buenos Aires, trayectos de formación, asociando intereses privados de lucro al sistema educativo universitario.
  2. Siendo la ciudad parte del país es un disparate hacer universitaria solo la formación de parte de las/os futuros maestras/os y profesoras/es en solo una de las 24 provincias. Si lo que se quiere de verdad es hacer universitaria la formación docente debería discutirse y consensuarse en el Congreso nacional una ley que transfiera los más de 1000 institutos de formación docente de todo el país a las universidades nacionales ya existentes o establezca una nueva y única universidad nacional para la formación docente con cientos de sedes regionales, articular y no suprimir es la tarea.
  3. En la página 8 del dictamen se denuncia un exceso de instituciones de formación docente, 1500 en todo el país. Esto se inscribe en la prédica típica del neoliberalismo previo a la crisis de 2001: en noviembre de 2000 la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) presentó el libro “Una educación para el siglo XXI” donde propuso para la educación superior no universitaria el cierre de 850 de los 1100 institutos de formación docente del país.
  4. La coexistencia de la UniCABA con los 29 institutos de formación docente no es tal: pudiendo brindar la primera títulos universitarios y los segundos títulos terciarios es evidente que la matrícula migrará hacia la UniCABA, produciéndose el cierre por goteo de matrícula de la mayoría de los 29 institutos. La coexistencia es en verdad competencia por la matrícula, otra característica típica del modelo educativo neoliberal. Además la UniCABA no solo competirá con los 29 profesorados porteños, sino también con más de 100 profesorados que tienen su sede en los municipios del Gran Buenos Aires. Ofreciendo la UniCABA títulos universitarios y los profesorados de la ciudad y el conurbano títulos terciarios provocará la migración de matrícula y por efecto dominó el derrumbe de este subsistema en toda la región.
  5. La UniCABA va en contra de la tradición reformista, en tanto se descartan por goteo de matrícula a la mayoría de los 29 institutos cogobernados a la vez que se fortalece una universidad provincial que en ningún artículo de la Ley garantiza la participación de docentes, estudiantes, graduados y no docentes.
  6. La creación de la UniCABA no se consensuó ni con los actores del sistema (autoridades de los profesorados, sindicatos docentes, centros de estudiantes) ni con la Universidad de nuestra ciudad, la UBA, existiendo en ella una Carrera y un Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Educación.
  7. Contradice la política de Estado de nacionalización de la formación docente, a partir de la extensión de 2 a 4 años de la formación establecida en la Ley 26.206 de Educación Nacional, que sí contó con apoyo de la comunidad educativa y fue votada por oficialistas y opositores en 2006 en el Congreso, de la creación del Instituto Nacional de Formación Docente (Infod), de la creación de la Universidad Pedagógica Nacional (Unipe), y del Plan Nacional de Formación Docente 2007/10.
  8. En tanto plantea crear “carreras innovadoras” y “diversificar la oferta académica de la ciudad” sin contemplar que se evite la competencia con la UBA (la UniCABA podría ofrecer no sólo formación docente sino también carreras que ya ofrece la UBA) abre la posibilidad de abierta competencia entre una universidad nacional cogobernada y presencial y una universidad provincial prereformista con predominio de las modalidades semipresencial y virtual.
  9. Si la comparamos con la única universidad provincial comparable, que es la Universidad Provincial de Córdoba (UPC, creada por ley 9375 de 2007), la UniCABA “es una figura jurídica pública estatal” que se encuentra, a diferencia de la UPC, “en la órbita del Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad” (art. 18) y no contempla el cogobierno, sólo la figura de un Rector Organizador (art. 22). En cambio la UPC integra 8 escuelas de arte, turismo y educación física ya existentes, asegura la representación de docentes, estudiantes, no docentes y graduados en su cogobierno, postula la no competencia con la oferta académica de la Universidad Nacional de Córdoba, y establece un plazo de normalización de cuatro años.
Artículo anterior
Artículo siguiente
Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Formación técnica

Educación financiera

Convocatoria literaria

Concurso estudiantil