lunes, mayo 27, 2024
InicioUniversidadUna red para salvar distancias

Una red para salvar distancias

4 - universidad

“No se trata de reemplazar la interacción entre personas por la videoconferencia, se trata de poder participar de una experiencia de la que de otra forma no se podría acceder. Se trata de incluir”, afirma Guillermo Cicileo, coordinador general de la Asociación de Redes de Interconexión Universitaria (ARIU), una organización conformada por 49 casas de estudios públicas para facilitar la intercomunicación entre universidades. Hasta el año pasado, las videoconferencias universitarias sólo podían realizarse entre cuatro lugares, pero ahora, con la nueva unidad de control multipunto con que cuenta ARIU, las videoconferencias pueden unir hasta ochenta lugares del país al mismo tiempo.

La iniciativa abre oportunidades a las universidades que están más alejadas de los núcleos urbanos y del conjunto del sistema, donde incluso es común que tengan muchos docentes que viven en otros lugares. “A veces es complicado programar actividades en ese contexto, y allí es donde se utiliza esta herramienta, ya sea para, por ejemplo, tomar un examen o realizar un concurso”, destaca Cicileo.

Gracias al equipo adquirido por las universidades nacionales, las videoconferencias pasaron de estar limitadas a cuatro participantes simultáneos a poder alcanzar hasta ochenta locaciones diferentes. Esto permite que una misma clase pueda ser transmitida a sitios remotos del país –y del resto del mundo– y que sus oyentes puedan interactuar entre sí, estimulando la participación de docentes y estudiantes.

ARIU es una asociación civil sin fines de lucro integrada por 49 universidades nacionales y dedicada a la gestión de redes, a facilitar la comunicación informática entre las casas de estudio y promover la investigación tecnológica. La adquisición de los equipos se realiza a través de sus miembros, las universidades y la colaboración de la Secretaría de Políticas Universitarias.

Si bien el proyecto de interconexión tiene veinte años, se constituyó como asociación civil en 2007, optando por un modelo similar al de otros países en términos de redes universitarias. Del año pasado a marzo de este año, la red se ha actualizado hasta llegar a enlaces de cien megas para cada sitio, en todas las universidades miembro por igual. En la actualidad, proporciona la llegada de fibra óptica a todo el país.

“Esto es un avance en la brecha de le educación digital. Nos da la oportunidad de conectarnos”, menciona Cicileo, quien advierte que si bien la videoconferencia es la iniciativa más destacada, la red también permite compartir recursos, tráfico académico –mails– o almacenamiento de cómputos. “La mayor capacidad de equipos que tienen algunas universidades es puesta en servicio para que la usen las demás”, afirmó el coordinador de ARIU.

El número de universidades que adquirieron equipos de videoconferencias ha crecido en los últimos años: mientras en 2003 solamente diez instituciones usaban el servicio, hoy el 90 por ciento de las universidades nacionales posee un equipo propio y tienen la posibilidad de utilizarlo en red. A través de la red también se comparten experiencias y grupos de trabajo dado que, más allá de su ubicación geográfica, las casas de estudio tienen objetivos y problemas similares.

El sistema de videoconferencia permite, por ejemplo, que en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral sus alumnos rindan un mismo examen desde San Julián o Caleta Olivia, mientras el profesor está sentado en las oficinas de Buenos Aires. “Al principio estaban incómodos, pero después empezaron a relajarse y fue como estar cara a cara.” Hace unas semanas, un caso similar se vivió en la Universidad de La Pampa, donde los estudiantes pudieron gozar de una disertación de Umberto Eco en directo desde Italia.

Fuente: Cecilia Camarano para www.pagina12.com.ar

Ahora Educacion
Ahora Educacion
En ahoraeducacion.com encontras la información actualizada sobre educación y universidad, becas y nuevas tendencias pedagógicas en todo el mundo. Nuestros editores son testigos de lo ocurrido en la transmisión del conocimiento acá y en América Latina desde los años ochenta del siglo XX, hasta la actualidad.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular