5 - TendenciasUnas 400 personas asistieron al acto realizado en la Sala José Hernández de la Feria del Libro, donde quince proyectos de promoción de la lectura fueron distinguidos por el Ministerio de Educación de la Nación, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Fundación Santillana. El primer premio de cada categoría se llevó 25 mil pesos.

Docentes, niños y niñas, abuelas y referentes de organizaciones comunitarias fueron los protagonistas en la 41ª edición de la Feria Internacional del Libro, en el marco de la cual fueron entregados los premios Vivalectura 2015.

Los encargados de dar las distinciones fueron el subsecretario de Equidad y Calidad Educativa de la Nación, Gabriel Brener; el director de la oficina en Argentina de la OEI, Darío Pulfer; el director general de la Fundación Santillana, David Delgado de Robles; la coordinadora de Proyectos de la fundación, Julieta Bentivenga; y la escritora Paula Bombara, integrante del jurado que seleccionó a las propuestas ganadoras.

“Nos llamó la atención la cantidad de trabajos con fuerte compromiso social, que toman a la lectura en clave de inclusión”, señaló Bentivenga en la apertura del acto. En el mismo sentido, Brener destacó que este tipo de iniciativas contribuye a “construir ciudadanía”, dado que “la lectura es una herramienta de emancipación” y sirve a la “convivencia democrática”.

Para Pulfer, esta octava edición del Premio Vivalectura “ratifica la vocación de todos los que llevan adelante los proyectos, en una práctica virtuosa” que se concreta gracias a este premio “de carácter federal que es a su vez resultado de un esfuerzo cooperativo” entre las entidades públicas y privadas que organizan este certamen. Bombara comentó que la participación en el jurado que presidió su colega Ana María Shua le hizo reflexionar acerca de la promoción de la lectura. “Me puse a pensar en qué pasa con los libros una vez que los echamos a volar”, dijo la escritora y añadió: “estamos hechos de memorias y relatos”.

La jornada permitió a todos los presentes incluirse en un aplauso en lenguaje de señas para reconocer a una iniciativa que trabaja con población sorda y contó con algunas palabras de chicos del hospital psiquiátrico Tobar García, entre otros momentos emotivos a partir del reconocimiento particular a cada uno de los proyectos ganadores.

Primeros premios
El jurado evaluó 450 iniciativas de promoción de la lectura realizadas en escuelas, bibliotecas, hospitales, páginas en internet, y organizaciones sociales, que se presentaron para concursar desde todo el país. Los ganadores de los primeros premios recibieron 25.000 pesos, a los segundos premios les otorgaron 8.000 pesos y los demás finalistas se llevaron una biblioteca literaria y pedagógica de diez títulos facilitada por Ediciones Santillana y el Ministerio de Educación.

El primer premio en la categoría Escuelas fue otorgado a un grupo de estudiantes de sexto año del Instituto Padre Enrique Laumann que, guiados por su profesora de Literatura, incentivaron la lectura de poesía en el aula y la llevaron a las calles de Seguí, Entre Ríos, a través de Acción Poética. Esta modalidad, difundida en ciudades de todo el mundo, consiste en pintar murales callejeros con el consentimiento de los vecinos, que ceden una pared para que sea grabada una frase poética.

En la categoría Sociedad, el mayor galardón se lo llevó el trabajo realizado con niños y niñas internados en el Hospital Tobar García con cuadros de neurosis graves, psicosis y autismo, entre otros. Allí los “encuentros lectores musicalizados” buscan la interacción no solamente mediante la lectura sino también de los sonidos.

Finalmente, en la categoría Entornos Digitales el primer premio fue para un proyecto de la Asociación Civil Canales, de la Ciudad de Buenos Aires, que busca acercar contenido literario en lengua de señas a chicos y chicas con sordera dentro del ámbito urbano y también en zonas rurales. Mujeres adultas mayores sordas son encargadas de contar cuentos con soporte audiovisual, que se distribuyen digitalmente en escuelas de todo el país.

Trayectoria
El Premio VivaLectura fue creado por el Ministerio de Educación de la Nación el 17 de septiembre de 2007 y presentado ese año por el Premio Nobel de Literatura José Saramago. Fue declarado de interés educativo y cultural por el Senado de la Nación en 2009 y de interés legislativo por la Cámara de Diputados de Formosa en 2010. Desde su lanzamiento hasta hoy, se recibieron más de 4.100 inscripciones desde todo el país, entre las cuales se distinguió a un centenar de experiencias ganadoras.

Fuente: www.premiovivalectura.org.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.