2 - noticiasEl inicio de clases en la provincia de Buenos Aires será con paro docente. El Frente Gremial Bonaerense –que contiene a los gremios Suteba (Ctera), FEB, UDA y AMET– inicia hoy una huelga por 48 horas “ante el incumplimiento de los acuerdos paritarios”, según anunciaron. Por su parte, el jefe de Gabinete provincial, Alberto Pérez, consideró “fuera de contexto” la medida de fuerza y aseguró que sólo negociarán con los maestros en las aulas. En Capital, el gremio Ademys también participará de la protesta, aunque será por 24 horas.

“Requerimos en forma inmediata se incluya en la agenda de la paritaria docente –actualmente en pleno funcionamiento– el monitoreo” conjunto del gobierno y las entidades gremiales de “los índices del costo de vida y la evolución de los precios” desde marzo último, apuntaron en el comunicado los gremios, graficando uno de los puntos no cumplidos del acuerdo paritario. “El gobierno (de Daniel Scioli) viene con una lista de calificaciones, descalificaciones, explicaciones y declaraciones que son tan amplias como la falta de respuesta”, aseguró ayer la dirigente de la FEB, Mirta Petrocini, al explicar en parte las razones de la medida de fuerza.

La relación entre los representantes de los maestros con el gobierno de Scioli es tensa desde hace unos años. El inicio del ciclo lectivo en marzo dejó una de las protestas docentes más largas, que contó con 18 días consecutivos de paro. Allí, además del aumento salarial, habían acordado armar una comisión de monitoreo para hacer un seguimiento sobre los índices de inflación y costo de vida, que es lo que están reclamando con el paro de hoy y mañana. Mientras Suteba, FEB y AMET realizarán la huelga por 48 horas, el gremio Udocba sumará un día más, por lo que cumplirá 72 horas de medida de fuerza. En la Ciudad de Buenos Aires, el gremio Ademys participará de la jornada de huelga por 24 horas con un cese de tareas y la movilización desde el Congreso hasta Plaza de Mayo.

Pérez señaló que “el paro docente esta fuera de contexto”, y apuntó que “el aumento otorgado en marzo, que alcanza al 30 por ciento”, llevó “muchas negociaciones y esfuerzo poder alcanzar”. El funcionario sciolista aseguró que “es un momento donde la Argentina tiene que cuidar el empleo y en donde los gobiernos y los trabajadores tenemos que tirar todos para el mismo lado”. El jefe de ministros del gabinete bonaerense destacó que el gobierno seguirá “convocando al diálogo con los chicos en las aulas, que es el camino para la resolución de cualquier tema que esté pendiente”, dando por tierra con la solicitud de los maestros.

En el comunicado conjunto del Frente Gremial Bonaerense, los docentes explican que la medida de fuerza se dispuso “ante el incumplimiento de los acuerdos paritarios y la falta de convocatoria del gobierno para realizar un monitoreo de los índices económicos, tal como había quedado establecido en la paritaria de marzo”, y exigen “que se convoque a la brevedad a una nueva mesa negociadora de contenido salarial” y “garantizar un servicio alimentario escolar en calidad y cantidad”, entre otras demandas. Sin embargo, el funcionario del gobierno de Scioli destacó que “año tras año, la gestión provincial puso sus mayores esfuerzos y maximizó sus recursos para otorgar un mejor salario y una mejor calidad de vida a sus trabajadores, tomando como política social el sostenimiento del poder adquisitivo y al margen de los vaivenes de la economía”.

Fuente: www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.