El sábado 31 de agosto/19, a las 17,30, comenzará en el Centro Lalín de Buenos Aires la itinerancia de la exposición comisariada por el cineasta argentino de origen gallego Xan Leira que, con el apoyo del Mecenazgo y la Xunta de Galicia, produjo para homenajear la trayectoria de Francisco Gil en la librería El Ateneo y divulgar la colección de manuscritos e ilustraciones que le dedicaron los más destacados intelectuales y artistas plásticos argentinos del siglo pasado.

Recorrido de la exposición desde el 31/8 al 30/10/2019: Centro Lalín, Espacio Borges de la Biblioteca Miguel Cané, Sala de Arte Luis Seoane del Centro Galicia de Buenos Aires, Centro Betanzos, Academia Argentina de Letras, Templete de Parque Patricios, Academia Porteña de Lunfardo, Sociedad Argentina de Escritores, Centro Val Miñor, Sociedad Parroquial de Vedra, Club Español, 36 Billares, Fundación Pablo Cassará.

El proyecto expositivo está centrado en rescatar la historia y trayectoria del Maestro Librero Francisco Gil, un inmigrante gallego que entra en la librería El Ateneo, de la céntrica y cosmopolita calle Florida, de pantalón corto y subido al carro de su padre para iniciar, desde el 2 de enero de 1931 hasta 1979, su camino de aprendiz, compañero de los grandes escritores y maestro en el arte de la promoción del libro y las letras argentinas. Entre sus innovaciones figura la Primavera de las Letras precursora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

La exposición documental Francisco Gil, el librero de Borges reúne una parte importante de la colección inédita de manuscritos e ilustraciones de los más destacados escritores y artistas plásticos con los que Francisco Gil convivió dentro y fuera de la librería El Ateneo.

Por su “púlpito” –como señala Roberto Alifano– pasaron escritores tradicionalistas como el novelista Eduardo Mallea, católicos como Francisco Luis Bernárdez –de quien se decía que pasaba horas, con permiso de Gil, a leer gratis en El Ateneo–, o canónicos como Ricardo Molinari, Carlos Mastronardi, Victoria Ocampo, Adolfo Bioy Casares, Jorge Luis Borges, María Elena Walsh, Ernesto Sábato, Julia Prilutzky, Leopoldo Marechal, Beatriz Guido o Arturo Marasso, poeta y profesor de griego de Julio Cortazar. Sin olvidar –concluye Alifano– a sus paisanos Arturo Cuadrado, Lorenzo Varela y Luis Seoane, verdaderos modernizadores de la industria editorial argentina.

A su lado, también, estuvieron y dejaron su impronta creativa los más destacados artistas plásticos argentinos: Urruchúa, Juan Carlos Castagnino, Benito Quinquela Martín, Luis Seoane, Antonio Berni, Raúl Soldi y muchos otros.

Fuente: https://franciscogilellibrerodeborges.wordpress.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.