DEFAULT EDUCATIVO: LOS ROBOTS DE VACA MUERTA NECESITAN PERSONAL (¿IMPORTARÁN TEJANOS?). EN CINCO AÑOS, SEGÚN LOS EXPERTOS, SE NECESITARÁN TÉCNICOS Y NADIE DESCARTA LA POSIBILIDAD QUE LOS IMPORTEN, AL REVÉS DE LOS ÚLTIMOS AÑOS EN LOS QUE LOS QUE VENÍAN ERAN LOS ARGENTINOS REPATRIADOS.

Cambiemos eligió como su joya Vaca Muerta, tal como los K habían hecho con la soja en su ‘década ganada’, y sin embargo nadie se ocupa de cómo se cubrirán las 500.000 vacantes calificadas que, hacia 2024, demandará el megayacimiento. Es una brasa candente, ya que las universidades del país deberían anticiparse a la demanda de perfiles profesionales requeridos por la tecnología ‘shale’. No es una carencia ‘in the rocks’: en los transportes que actualmente movilizan entre Neuquén y los yacimientos convencionales y no convencionales del interior a 5.000 personas por día se escucha hablar mucho en inglés (con acento tejano). Y a medida que vayan llegando los nuevos equipos y proveedores, a falta de oferta nacional, el idioma ‘gringo’ se impondrá cada vez más. Un déficit parecido de profesionales vernáculos aqueja a la mayor parte de la industria, aunque la atención del management hoy esté acaparada por el día a día de las pizarras de la City y las pérdidas que arrojan los balances. Un caso paradigmático que está en boca de todos es el de Arcor: casi $1.000 millones en rojo. Aún así, los líderes empresarios a los que en la reciente cena de CIPPEC el Presidente les transfirió una presunta expectativa popular de que “no especulen y que den todo”, necesitan mirar para adelante, según una encuesta global de Manpower Group: el 86% respondió que “planifica aumentar o mantener su plantilla laboral como consecuencia de la automatización”, y que para los próximos 2 años el 41% prevé automatizar tareas, lo cual en un 25% de los casos impactará en la creación de más puestos de trabajo. 


El humor de FECHU.

Contenido

Después de casi 4 años de mandato, Mauricio Macri utilizó la tribuna de CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, supuestamente un centro de estudios del ‘círculo rojo‘) para remontar a muchos años atrás la crisis de inflación y recesión que presenta como resultado de su gestión cuando restan 9 meses para finalizar. 

Invoca a los ex presidentes Juan Perón, Arturo Frondizi, Raúl Alfonsín, y basó su estrategia reelectoral en polarizar con otro pasado pero más reciente, CFK.

Desde que se calzó la banda que viene batiendo el parche con Vaca Muerta como motor de desarrollo, como lo fuera la soja de la década ganada del kirchnerismo.

Su gobierno anunció las perspectivas que se abren inclusive para el empleo, ya que hará falta cubrir 500.000 puestos dentro de 5 años, pero en el reciente panel dedicado a RRHH (recursos humanos) del encuentro que organizó el diario La Nación, titulado «Vaca Muerta, una nueva oportunidad», integrado por Cecilia Giordano, CEO de Mercer; Diego García, socio de Bain & Company; y Ricardo Beller, socio de Marval, O’Farrell & Mairal, la titular local de la consultora internacional alertó sobre la existencia desde hace muchos años de un problema estructural en la rama petrolera: “hay una oferta mucho menor a la demanda de las profesiones más demandadas como geólogos, físicos, ingenieros”.

A todos se preguntó: “¿Estamos tomando hoy acciones en términos estructurales a nivel académico, las compañías están haciendo esa planificación de sus recursos para esa demanda futura de profesionales?”.

Entonces se planteó que el impacto actual de esa escasez de talentos es que “los salarios están un 30% a 40% por encima del mercado, que según especialidades y niveles puede ser mucho más”.  

Ni aún así se podrán cubrir las posiciones que se vaya necesitando, a medida que las empresas traigan “más tecnología y más proveedores para aumentar la producción», tal como señaló el Ceo de Shell, Sean Rooney, que será la cuestión clave.  

Giordano hace sonar la alarma: la única forma de incorporar mano de obra especializada en energías no convencionales será mediante importaciones temporarias, básicamente desde USA. 

Pone de relieve, en ese aspecto, que “la tecnología disruptiva, que la tenemos por suelos, porosidad, etc, requiere de un conocimiento específico de shale que acá no está”. Y que para “hoy mismo se necesita hacer este upskilling (adecuación a las demandas digitales futuras) de recursos sin pensar siquiera en el mañana”.

Si bien aclaró que clientes suyos en la industria del petróleo están haciendo su ‘mapa de talento‘ con los recursos existentes y proyectan, en función de cómo vaya cambiando la tecnología, qué habilidades se irán necesitando, la preocupación central reside en que, con el actual panorama universitario, no habrá dentro de un lustro egresados compatriotas específicos que puedan ser insertados en la actividad.

A esto se agrega un desafío no menor: qué propuestas de valor se harán para los que decidan radicarse con el núcleo familiar en la cuenca neuquina y en Añelo, donde está todo por hacerse en infraestructura, como ser escuelas, comunicaciones, centros culturales, deportivos, de entretenimiento, que les permita balancear entre su vida personal y la profesional.  

En el foro de Vaca Muerta se hizo hincapié en que 23 familias nuevas llegan por día a Neuquén, y que en la localidad de Añelo (capital del megayacimiento regional) de 2.500 habitantes que había en 2013 se pasó a los actuales 8.000.

Pero la mayor parte de los afectados a trabajos en los yacimientos convencionales y los shale llegan desde la ciudad capital de Neuquén, sea porque viven ahí o porque arriban al aeropuerto procedentes de Texas. Se movilizan 5.000 por día. 

La estrategia del cangrejo

Nada de esto figura en la agenda del gobierno que busca ser reelecto, empeñado en un tardío análisis de las herencias. 

Uno de los mayores riesgos que presenta el país, además de la deuda, es que escaseen talentos en todas las industrias para  ejecutar inversiones productivas, cuando el desempleo superó el 9%.

El presidente Mauricio Macri les tiró la pelota a los más de 1.300 directivos que asistieron a la cena de CIPPEC: “Hay mucha gente ahí afuera que espera mucho de líderes como ustedes; que espera que no especulen y que den todo porque ellos están dando todo”, les espetó.

Varios de los Ceos presentes se cruzaron miradas. De acuerdo con un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que utilizó como fuente el Ranking de las 1.000 empresas de la revista Mercado, tienen en qué entretenerse con la coyuntura: Arcor perdió $1.876 millones, Mastellone $2.346 millones, a Molinos Cañuelas le pidieron la quiebra, Unilever no concretó inversiones previstas por $4.820 millones, y hasta la petrolera de bandera YPF acusó US$60 millones en rojo por el recorte de subsidios a Vaca Muerta, mientras otro de los afectados por la medida, el grupo Techint, trasladó sus prioridades de colocación de capital a su operación en USA.

Todas se enfocaron en reingenierías para bajar costos, aunque en el caso de las multinacionales responden a políticas impuestas por las casas matrices con alcance global, antes que a una reacción ante la caída de las ventas, lo cual se refleja en que, de las 63 compañías líderes analizadas por CEPA, 9 de cada 10 hayan tenido un resultado operativo positivo producto del ajuste, ya que redujeron personal en un 16,3%.

La directora general de Mercer lo justifica: “La energía está atrapada en el corto plazo, ya que desde el año pasado, con la combinación de inflación y devaluación, la diaria cambia a cada momento”.

Señala en ese sentido que “es alarmante que el desempleo siga creciendo y muchas empresas estén en un proceso de reestructuración, todo como muy en silencio. Porque es muy difícil mantener con los costos que tenemos; la gente tal vez empieza a quedar relegada y a perder valor ante el inminente advenimiento de nuevas tecnologías”. 

Más allá de que el árbol impida que se vea el bosque, los ejecutivos pisan en un terreno minado de huevos. Por un lado se sienten perjudicados porque les bajó el bono por resultados, pero también en muchos casos les aparecieron competencias mucho más inspiracionales, de influencia, de negociación, que les mueven el piso. 

Piensan, según Giordano, en algún robot que pueda automatizar todo lo que se hace a nivel gestión, números, revisar bairlock, plains, horas utilización, cobranzas, todo lo que sea cadena administrativa y gestión, para liberar energías para pensar en los escenario que trasciendan el interés que tienen los políticos en la disputa por el poder.

Pese a que la sociedad se tornó altamente procastinadora (o sea que opta por entretenerse para evitar el abordaje de las problemáticas de fondo), en la 3ra. edición de una encuesta global sobre el comportamiento de las empresas en esta era de automatización, realizada por Manpower Group entre más de 19.000 empleadores en 44 países, en Argentina el 86% de los empleadores respondió que “planea aumentar o mantener su plantilla laboral como consecuencia de la automatización” y del “41% de las compañías que automatizarán tareas en los próximos 2 años, el 25% creará más puestos de trabajo”.

Para el 39% de los que afirman que aumentará su plantilla laboral de TI, la comunicación es la habilidad blanda más valorada, osea que se revalorizan las relaciones humanas. 

En ese aspecto, Manpower Group caracterizó a esta nueva edición de la encuesta: “Se buscan personas: los robots las necesitan”.

Las respuestas apuntan a que el 71% de la nómina tendrá que adquirir las habilidades que se necesitan, ya sea pagando salarios más altos respecto al mercado o mejorando la compensación del personal existente.

Según los consultores top de RRHH, desde hoy mismo podría empezarse a hacer esa identificación de los recursos que van a ser reemplazados por las tecnologías de automatización, de modo de poder recapacitarlos o reasimilarlos a otras tareas. 

La señal que acaba de dar la Administración Macri al reducir el presupuesto para CyT, restringiendo el ingreso de investigadores al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) va en dirección opuesta a tales premisas, por más que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aduzca que a fin de año la cantidad de activos superará en 19% a la de diciembre de 2015.

El mensaje del recorte es que este año entran 450 aspirantes de los 2.595 que aplicaron, lo cual implica que el Estado no sólo no fomenta sino que tampoco se hace cargo del déficit de talentos.

En todo caso, para cuando Vaca Muerta y otras inversiones los requieran, habrá que traerlos de afuera, lo cual genera un flagrante contrasentido frente a la corriente chauvinista de rechazo creada en respuesta a la inmigración.

La profesora adjunta en Neuropsicología Clínica de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral e investigadora científica ENyS-CONICET, Lucía Alba-Ferrara, escribió para Infobae: “La continuidad del sistema científico depende en parte de la incorporación de jóvenes como becarios e investigadores. En este momento de desfinanciación de la ciencia resulta complejo despertar vocaciones científicas en los jóvenes. La exigencia de un altísimo rendimiento académico para iniciar su carrera como investigadores no se condice con la oferta salarial que se les realiza, la cual palidece ante lo ofrecido en otros ámbitos laborales privados”.

¿Qué harán los 2.140 científicos tachados por el gobierno de Macri? 

En muchos casos, liar los petates e irse de un país que se ha ido constriñendo en torno de los recursos naturales y alejando de la Cuarta Revolución Industrial.

En el cual el sector privado no tiene escala interna para encarar investigaciones en IT, sobre todo las relacionadas con nanotecnología, farmacéutica y nanomedicina. 

Al no asumirse tampoco el Estado como inversor, por ser el único en condiciones afrontar los costosos riesgos del ensayo y error, no queda otra opción que traer licencias (cerebros) de afuera. 

Fuente: Rubén Chorny para https://www.urgente24.com  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.