2 - noticiasA dos días de que Brasil y Croacia den inicio al Mundial, en Brasil, el Ministerio de Educación de la Nación dio a conocer una iniciativa para que el torneo entre a las aulas de todos los colegios secundarios del país de manera didáctica. Presentó materiales y libros especiales para los docentes con el objetivo de fomentar en los alumnos un análisis crítico del campeonato y el fútbol en general.

“Somos un pueblo futbolero. No es un disvalor, es un atributo. Y la escuela le puede dar una vuelta de tuerca al Mundial y ofrecer una lectura crítica que analice el deporte con lo político, lo económico y lo cultural. Desarrollamos esta propuesta para los docentes que quieran encauzar la energía que tienen los chicos por el torneo”, dijo a Página/12 el titular de esa cartera, Alberto Sileoni.

El ministerio repartirá en las escuelas secundarias material didáctico con textos, guías e ilustraciones que contienen biografías de jugadores, historia de los campeonatos mundiales, comparaciones del tratamiento periodístico de contiendas deportivas, y distintas actividades para desarrollar el sentido crítico de los alumnos.

Uno de los textos, Los medios y el Mundial de Fútbol Brasil 2014, armado por especialistas de la cartera educativa e ilustrado por Miguel Rep, permite reflexionar sobre el sentido común que se construye alrededor del fútbol, mediante el modo en que los medios de comunicación inciden en la elaboración de las representaciones sociales. También hace hincapié en valores futboleros como el espíritu de equipo, la pasión, la identidad, los ídolos o las hinchadas.

Sileoni destacó que “la escuela y la educación tienen que tener un análisis crítico de cómo los medios de comunicación hablan del Mundial y presentan a los países y actores que participan en él”.

“Con los mundiales es posible analizar múltiples cuestiones. Se puede abordar la historia, por ejemplo a partir de la interrupción de los mundiales hasta 1950 por la guerra; la política, con el rédito que quisieron sacar distintos gobiernos al organizarlos, como en el ’34 y ’78; e incluso la matemática, con el análisis y manejo de estadísticas y probabilidades sobre una selección”, explicó el funcionario.

También se refirió a la oportunidad de poder reflexionar sobre la actualidad en Brasil, inmersa en conflictos sociales por los fondos orientados a la organización del torneo. “Existe una discusión sobre si los recursos destinados al Mundial son una inversión que supone un retorno al país o un costo que desatiende medidas sociales. El gobierno de Brasil presentó una argumentación justa en la que los recursos destinados al Mundial no atentan contra los dirigidos a otras políticas públicas. Son opiniones. Nosotros invitamos a una discusión en las aulas porque los pibes tienen las suyas.”

La cartera adquirió además 10 mil ejemplares de cada uno de cuatro libros de Ediciones del Arco, cuya distribución también se realizará en escuelas del nivel medio antes de que comience el Mundial.

En el marco de este proyecto, Sileoni ve con buenos ojos que puedan mirarse los partidos en las escuelas. “Afortunadamente hemos dejado atrás la polémica sobre si los partidos deben verse en las escuelas. Es una buena oportunidad, porque los chicos aprecian mirar los partidos juntos y esto no diluye las jerarquías con los profesores. Todo lo contrario, se produce una ligazón que permite a los maestros conducirlos por lecturas interesantes”, afirmó.

Para el ministro, la propuesta acompaña las iniciativas de los docentes que quieren tener material para trabajar el Mundial, aunque la temática no es obligatoria. “El fútbol es una actividad cultural con un impacto extraordinario en el país. Nosotros apoyamos esta pasión, pero rechazamos la violencia, el no saber perder, el considerar al rival como un enemigo. Esta iniciativa sigue esa línea. Ojalá dure todo el mes, porque eso significaría que el país llegó a la final.”

Fuente: Gonzalo Olaberría para www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.