Mientras el gobierno porteño asegura que el cierre de las escuelas nocturnas no afectará la continuidad laboral de sus docentes, los gremios del sector reiteraron que si no se da marcha atrás con la desaparición de esas 14 instituciones no comenzará el ciclo lectivo 2019. La lucha del magisterio seguirá durante todo el verano para concientizar a la población en la defensa de la educación pública. Unos 10.000 chicos fuera del sistema y 1.200 educadores sin trabajo.

Tras reunirse con los principales gremios docentes el Ministerio de Educación porteño afirmó que «el proceso de reforma educativa en marcha no contempla el cierre de establecimientos» y se comprometió a dar «continuidad laboral a todos los docentes». El encuentro se dio por la resolución 4055, que dio de baja el plan de estudios en catorce colegios comerciales nocturnos.

«El gobierno manifiesta que el proceso de reforma educativa en marcha no contempla el cierre de establecimientos, sino la transformación de los planes de estudio«, dice el acta emitida hoy (4/1/19) por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad luego de la reunión con los gremios.

Según se desprende del documento, las autoridades acordaron con los representantes gremiales «garantizar la continuidad laboral de todos los docentes». La discusión sobre la reforma que el Ministerio pretende implementar continuará a través de «una comisión en el ámbito de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad», que tiene el rol de mediadora.

De la reunión, mantenida en la sede de la Defensoría, participaron la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, y el subsecretario de Carrera Docente, Juan Tarulla. En representación de los gremios docentes asistieron: Eduardo López(UTE), Amanda Martin (Ademys) y Hugo Walter Storino (Sutecba), entre otros.


Entretanto, los docentes porteños reiteraron que no iniciarán el ciclo lectivo 2019 si el gobierno de la Ciudad no da marcha atrás con la decisión de cerrar 14 escuelas nocturnas. En el primer día hábil del año, los docentes agrupados en la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE, filial metropolitana de CTERA) presentaron un plan de lucha para el verano que incluye una serie de medidas como inscripciones manuales para alumnos en los colegios que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, pretende eliminar.

“Horacio Rodríguez Larreta cierra escuelas a la que van chicos de 15 a 18 años que tienen que trabajar de día y estudiar de noche. Vamos a pelear todo el verano para que en marzo esas escuelas estén abiertas como siempre”, afirmó Eduardo López, titular de UTE.

Según informaron en conferencia de prensa, los docentes lanzaron una multisectorial junto a estudiantes, cooperadores y organizaciones sociales para luchar contra el cierre de las escuelas. A su vez, fomentarán la inscripción a las nocturnas entre los adultos que no hayan terminado el secundario y realizarán una campaña para difundir el conflicto entre la comunidad. 

“Vamos a inscribir a los chicos a mano, con papel y lápiz, y se las vamos a llevar al gobierno porteño para que la oficialicen, para demostrarles que están los jóvenes y, que esos jóvenes tienen el derecho de estudiar, como corresponde y dicen las leyes”, dijo López. Para eso, detalló que la UTE estará abierta todo el verano, los días hábiles de 10 a 13, para quienes se quieran inscribir “si el gobierno porteño no habilita la inscripción online”.

Por otra parte, advirtió que “en la paritaria de enero, que ya la convocaron, éste será nuestro primer reclamo y si ni en la de enero ni en la de febrero ni en la de marzo dan marcha atrás, no iniciaremos el ciclo lectivo porque no vamos a ser cómplices pasivos del cierre de escuelas”, señaló López.

El 13 de diciembre pasado, el Ministerio de Educación porteño emitió la resolución 4055/2018, que dio de baja el “Plan de Estudios Comercial Nocturno”, lo que implica que no se abrirá la inscripción para primer año de 2019 de esa modalidad, aunque sí se permitirá que quienes habían comenzado puedan terminar con ese plan.

Los gremios denuncian que esta resolución dejará fuera del sistema educativo a más de 10.000 alumnos y sin empleo a más de 1200 trabajadores porque implican el cierre de 14 escuelas comerciales y de cursos en nueve liceos y bachilleratos nocturnos.

“Es un decreto insólito”, apuntó López quien destacó que “no se cierran escuelas ni en guerras, pero la jurisdicción más rica del país sí lo hace”. 

Y añadió que “desde el 83 a esta parte no ha sucedido en Argentina y sucede ahora en la Ciudad de Buenos Aires siendo la población mas rica del país”.

Dentro de la batería de medidas dispuestas para el verano, López anunció la conformación de una multisectorial integrada por estudiantes, docentes, cooperadores, organizaciones sociales y psicopedagogos para impulsar el “no cierre de las secundarias nocturnas”.

“Durante todo el verano habrá mesas de difusión con petitorios para juntar firmas que luego se le llevarán al jefe de gobierno de la Ciudad”, explicó.Fuente: https://www.ambito.com y www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.