35 referentes exhortaron a los precandidatos a presentar un plan educativo y rendir cuentas en caso de ser electos. Expertos de universidades, sociedad civil y docentes firmaron un documento en el que piden que los dirigentes se comprometan a establecer metas educativas y mecanismos para su cumplimiento. Calendario escolar, financiamiento y Educación Sexual Integral, entre otros temas.

Expertos piden que los precandidatos se comprometan a presentar un plan educativo (Getty)

Hace unas horas se terminaron las especulaciones electorales. Quedó confirmado que serán nueve las fórmulas que competirán en las PASO de agosto. Más allá de la definición, la campaña comenzó hace meses. Hasta el momento se habló, claro, sobre economía y sus ramificaciones: pobreza, empleo, industria, campo. También se habló de las denuncias por corrupción y de las supuestas deslealtades partidarias. De lo que se habló poco -más bien nada- es de otro tema central: educación.

En los próximos días se espera que los precandidatos empiecen a delinear sus plataformas de políticas públicas. Desde distintos ámbitos, 35 referentes de la educación argentina se juntaron y firmaron un documento en el que exhortan a la clase dirigente a presentar un plan educativo, con metas concretas y medios para alcanzarlas, y un pedido especial: que rindan cuentas en cada año.

El documento, impulsado por el Observatorio Argentinos por la Educación, lo firman expertos de universidades, de la sociedad civil, docentes e investigadores. Como primer punto exigen que cada partido presente en sociedad una plataforma de política educativa durante la campaña presidencial, que incluya, entre otros temas, el cumplimiento efectivo de los 180 días de clase, las vías de financiamiento, formación docente, educación sexual integral, promoción de la igualdad educativa, integración de la tecnología y educación a distancia.

Según aclararon desde el Observatorio, el texto lo trabajaron en conjunto con los referentes, «fue evolucionando con las devoluciones». El objetivo, dicen, es que las propuestas educativas que se anuncien excedan los eslóganes electorales recurrentes, que cada candidato explicite de qué manera va a lograr cada objetivo. Eso quiere decir mecanismos de financiamiento, relación del Estado nacional con las provincias, instrumentos de diálogo con la sociedad civil, además de indicadores que midan los avances.

Los 35 referentes educativos que firmaron el documento

Los 35 referentes educativos que firmaron el documento

Mariano Narodowski, ex ministro de Educación porteño y actual profesor de la Universidad Di Tella, es uno de los firmantes del documento: «Ya no alcanza con repetir eslóganes por la educación de calidad en las campañas electorales. Es necesario un compromiso político serio y un respaldo técnico adecuado. No hay sector en la Argentina que esté conforme con la educación que tenemos: los signos del colapso son evidentes. La dirigencia política debe consensuar una mejora real y proponer a la sociedad cuáles son las metas y cómo va a hacer para alcanzarlas», señaló.

El país cuenta con un sistema de estadística educativa, el Sinide, que rige desde 2014, pero que aún no funciona como tal. Sumado a eso, a fines del año pasado, se aprobó en sesiones extraordinarias la creación de una Cédula Escolar Nacional, lo cual de instrumentarse permitirá tener una base de datos con nombre y apellido de cada estudiante. A diferencia de lo que sucede en el resto de la región, Argentina no cuenta con una base nominal que permita seguir la trayectoria de los alumnos.

Por otra parte, los especialistas consideran que «un financiamiento adecuado es condición necesaria para el mejoramiento de la calidad y la equidad educativa». Entonces piden que cada precandidato puntualice si va a haber aumento de recursos. También que se detalle si se van a construir escuelas (cuántas, dónde y en qué plazos) y si mejorarán los establecimientos que están hoy.

Juan Llach, miembro de la Academia Nacional de Educación, es otro de los que firman la declaración: «Debemos dejar atrás el doble discurso sobre la educación. Se dice que es ‘lo más importante’, pero en la dedicación de tiempo y de recursos materiales, intelectuales, técnicos y organizativos, muchas veces queda postergada. Por eso, es muy valioso comprometer a los candidatos también a que, en caso de ser electos, publiquen toda la información necesaria en tiempo y forma, y a rendir cuentas, como lo mandan las leyes. Lograr que se cumplan estas propuestas sería un cambio de cultura política muy necesario en nuestro país», planteó.

Y allí está, quizás, el quid de la cuestión. No alcanza solo con presentar un plan con metas y mecanismos para alcanzarlas. Se necesita también que haya una rendición de cuentas, que se cumpla el artículo 99 de la Ley de Educación Nacional que se aprobó en 2006. El documento invita a que cada 11 de septiembre, el Día del Maestro, el presidente dé a conocer un «reporte anual de metas educativas» en el Congreso. Que indique si se cumplieron los objetivos establecidos, que revele los obstáculos con los que se toparon y advierta sobre cambios en el plan original.

Los firmantes son: Inés Aguerrondo, Mario Albornoz, Manuel Alvarez Trongé, Rebeca Anijovich, Alejandro Artopoulos, Gabriela Azar, Beatriz Balian, Manuel Becerra, Jason Beech, Flavio Buccino, Cristina Carriego, Andrés Delich, Beatriz Diuk, Julio Durand, Ariel Fiszbein, Melina Furman, Gustavo Gándara, Ana María García Fanelli, Aldo Guerra, David Jaume, Juan José Llach, Silvia Montoya, Mariano Narodowski, Maria Eugenia Podestá, Juan Carlos Rabbat, Marcelo Rabossi, Axel Rivas, Claudia Romero, Horacio Sanguinetti, Cristina Tacchi, Guillermina Tiramonti, Carlos Horacio Torrendell, Ivana Zacarias, Sandra Ziegler y Gustavo Zorzoli.

Fuente: www.infobae.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.