Cómo funciona la universidad y tipos de universidad, por Rosa Macías Reyes*

En la universidad se imparten sobre todo conocimientos teóricos y de metodología. El abanico clásico de disciplinas comprende la medicina, el derecho, las ciencias sociales y naturales, así como la economía y la pedagogía. Siguiendo los postulados de Wilhelm von Humboldt, el aprendizaje está ligado a la investigación y ésta a su vez debe realizarse independientemente de los intereses de la sociedad, sin fines de lucro ni provecho alguno, sino simplemente por la búsqueda misma del conocimiento. Los estudiantes pueden determinar por sí mismos la mayor parte de sus estudios, decidir a qué asisten o en qué cátedra se inscriben y rinden examen. No obstante, cada carrera cuenta con una estructura básica. Los estudios universitarios no son un curso de capacitación profesional, pero otorgan la cualificación científica necesaria para ejercer una profesión determinada.

Diferentes tipos de universidades

La universidad de ciencias aplicadas es el lugar indicado para quienes quieran vincular estrechamente el estudio científico con la formación y orientación laboral. En Alemania hay 160 escuelas de este tipo, de estructura similar a las escuelas secundarias y contenidos diseñados a la medida de las exigencias laborales del futuro. Aunque la investigación se está volviendo cada vez más importante, sus objetivos se siguen centrando en el aprendizaje de una profesión o un oficio.

Fundadas hace casi tres décadas y antiguamente consideradas las “hermanas menores” de la universidad, las escuelas superiores de ciencias aplicadas van ganando importancia. Originalmente su meta era brindar formación práctica y fundamentos teóricos a estudiantes de ingeniería, de administración de empresas y de trabajo social, pero hoy son consideradas una suerte de universidades de la sociedad industrial moderna. Ofrecen las siguientes ventajas a estudiantes y futuros empleadores: orientación a una actividad concreta, planes de estudio fijos y más cortos que en la universidad.

Profesorado con experiencia

Los profesores son en general profesionales con experiencia, a menudo gerentes y ejecutivos que conocen al dedillo cuáles serán las exigencias que deberán enfrentar  los estudiantes en su vida laboral. Por eso enseñan según esquemas flexibles e internacionales, otorgando a los estudiantes buenas perspectivas de conseguir empleo en el mercado laboral.

La universidad integrada

La escuela superior integrada es una universidad especial. Hay cinco de ellas en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia y otra en Kassel, en el estado federado de Hesse. Se fundaron a comienzos de los años 70 como universidades reformadas que se proponían equiparar la oferta entre formación científica y formación profesional, combinando los rasgos prácticos de la escuela superior de ciencias aplicadas con los contenidos científicos de la universidad tradicional.

La característica principal de estas escuelas es que sus estudios duran siete semestres y están dirigidos a los jóvenes que no han rendido el “Abitur” o bachillerato alemán, el examen de aptitud para la enseñanza superior. Sus carreras “integradas” ofrecen una formación profesional y científica: durante el ciclo básico, los estudiantes deben elegir entre los estudios más cortos de orientación práctica y los más largos, centrados en el conocimiento teórico. También existe la posibilidad de seguir una carrera universitaria tradicional.

La orientación interdisciplinaria, el aprendizaje práctico y las áreas especiales de investigación sitúan a este tipo de escuelas en una posición excelente en la competencia internacional.

Universidades privadas

En Alemania se han abierto en los últimos años una gran cantidad de escuelas superiores privadas. Pero no todas cumplen con lo prometido en sus folletos de presentación. Por ello es importante cerciorarse si la universidad es reconocida por el Estado. Escuelas superiores que no se encuentren en el „Hochschulkompass“ (lista de escuelas superiores reconocidas por la Conferencia de Rectores de las universidades alemanas) no son reconocidas por el Estado alemán. Eso significa que su enseñanza universitaria no corresponde necesariamente a la enseñanza e investigación científica y práctica ofrecida por las universidades estatales o eclesiásticas.

Actualmente existen más de 50 universidades privadas reconocidas por el Estado. Su financiamiento proviene del sector privado, de fundaciones y en parte de subvenciones estatales. En todas estas instituciones el alumnado debe pagar colegiaturas. Los precios varían y van de cerca de 15.000 euros por la carrera completa en la Universidad de Witten-Herdecke, hasta 4.000 euros por semestra en la Escuela de Negocios de Leipzig.

A diferencia de las universidades estatales, el número de estudiantes es reducido y la enseñanza es personalizada. Por lo general las universidades privadas tienen estrictos requisitos de admisión: no tan solo se requieren buenas notas; también se evalúa el nivel de motivación y los conocimientos previos de los postulantes. Muchas de las universidades ofrecen prácticas en instituciones educacionales extranjeras o tienen programas de colaboración con empresas.

Un estudio en una universidad privada no es garantía de éxito laboral, pero ofrece una formación intensiva y sólida, en un lapso de tiempo reducido.

Academia de formación profesional

Los estados federados de Baden-Württemberg, Sajonia, Turingia y Berlín ofrecen una alternativa a los estudios en una universidad o una escuela superior de ciencias aplicadas: las academias de formación profesional. Estas escuelas ofrecen posibilidades de estudios en el área social, económica y técnica. Requisito para postular es el examen final escolar o un examen final equivalente, y la firma de un contrato de formación profesional con una empresa o institución que colabore con la academia.

En las academias de formación profesional se estudia seis semestres, según el principio del sistema dual. Este sistema combina un estudio de alto nivel teórico con una formación práctica en una empresa o institución social. Así los estudiantes están inmersos en la vida laboral cotidiana y, al mismo tiempo, reciben una formación teórica propia de cualquier escuela superior: plan de estudios, pruebas y trabajos de investigación inclusive. La formación práctica y la teórica se alternan cada doce semanas. Los estudiantes reciben un salario de cerca de 500 euros mensuales por la empresa que los capacita.

Luego de dos años de estudios se recibe un título que posibilita el ingreso a la vida laboral. Aquellos que cursen los tres años que dura la carrera reciben un diploma. El diploma de una academia de formación profesional es equivalente al de una escuela superior de ciencias aplicadas pero muchas empresas prefieren el diploma de una academia por la experiencia laboral que traen los titulados.

Casi el 90% de los egresados de estas instituciones son incorporados a la plantilla de trabajo de la empresa o institución donde realizaron sus entrenamientos prácticos. Algunas empresas se han comprometido a ofrecer un puesto de trabajo temporal a los estudiantes. No hay que olvidar que las empresas invierten un promedio de 60.000 euros en la capacitación de un estudiante.

Algunas de estas academias, por ejemplo la de Stuttgart, ofrecen carreras internacionales que incluyen una estadía en escuelas superiores en el extranjero.

*www.dw-world.de/dw/

1 comentario
  1. Ricardo dice:

    ¿Y que hay de la Educación a distancia? ¿Hay opciones así como la Unedaquí en España?.
    ¡Saludos!

Deja un Comentario

Los campos requeridos estan marcados con *