¿Dónde formarse gratis para un rubro que tendrá 85 millones de vacantes en 2030?: el curso Programación desde Cero, que ofrece Egg, otorga habilidades y empleabilidad en un sector que contará con cada vez más demanda laboral a nivel mundial.

EGG sumó 50 mil vacantes para las personas que estén en la Argentina y quieran estudiar programación desde cero (Crédito: Prensa EGG)

En marzo pasado (2022), una empresa argentina de educación y tecnología había lanzado becas para que 100 mil personas de toda Latinoamérica aprendieran a programar desde cero de forma gratuita. El éxito fue tan grande que los cupos se agotaron en menos de cinco meses, lo cual demuestra la relevancia que está teniendo esta área en el mercado laboral.

Egg, la entidad que está detrás de esta iniciativa, decidió extender las oportunidades a partir de las repercusiones alcanzadas: sumó 50 mil vacantes exclusivamente para la Argentina, que están destinadas a un curso que posee siete semanas de duración.

La capacitación, denominada Programación desde Cero, es 100% práctica y enseña a desarrollar el pensamiento lógico detrás de las aplicaciones: pretende que los interesados den su primer paso en la formación hacia la industria digital. Además, la creciente demanda de empresas por estas posiciones llevó a la institución a desarrollar su área de empleabilidad para conectar a sus egresados con el sector tech.

En definitiva, el desafío de esta entidad radica en formar a personas en programación y acompañarlas hasta su primer empleo. De esta forma, colabora para solucionar un problema global que se presenta tanto en la Argentina como en todo el mundo, que es la escasez de estos profesionales.

“Nos pareció fundamental desarrollar el área de empleabilidad porque otorga todos los elementos complementarios que necesitan los estudiantes para insertarse en la industria y vincularse con los actores clave de la misma”, explicó Ignacio Gómez Portillo, cofundador y CEO de la organización.

El ejecutivo también remarca algunos datos obtenidos por la consultora Korn Ferry, la cual afirmó que, en este rubro, se espera que para 2030 queden 85 millones de puestos vacantes por falta de talento. En este sentido, también se avizora que las ventajas por desempeñarse en esta industria sean cada vez más marcadas.

Uno de estos beneficios es el sueldo, el cual continuará en aumento. De acuerdo con los datos que maneja Egg, un programador junior hoy puede acceder a un salario mensual que ronda entre los 800 y 1200 dólares.

Más allá de las ventajas que ofrece la programación en términos económicos y de oportunidades laborales, formarse en este ámbito permite desarrollar habilidades blandas tales como comunicación asertiva, liderazgo, resolución de problemas, entre otras muy requeridas en el mercado laboral.

“A todos aquellos que están dudando si estudiar programación yo les diría que si están dispuestos a aprender y esforzarse, van a encontrar trabajo rápido y ese esmero se va a ver recompensado porque el área está buscando talento”, asegura Ariel Caruso, egresado de la carrera Full Stack de Egg.

Este joven, quien trabajaba en la construcción para ayudar a su familia, descubrió en la tecnología la oportunidad de despegar en su carrera profesional: se formó como programador y, en menos de un año, consiguió su primer empleo en el rubro en una empresa de ingeniería.

De esta manera, pasó de trabajar de forma esporádica en la construcción y recibir poco dinero a tener un sueldo fijo que le permitió comprarse una computadora, mejorar su conexión a internet y conseguir su propio departamento. En definitiva, mejorar tanto su calidad de vida como la de sus seres queridos.

Fundada en 2015 por el mencionado Gómez Portillo, doctor en Física, y la licenciada en Comunicación Social y magíster en Marketing Digital, Carolina Pérez Mora, EGG se dedicó desde sus inicios a la educación y ha incorporado una inteligencia artificial que mide y mejora la cooperación, ya que permite crear redes para el aprendizaje online masivo entre personas que tienen el mismo objetivo.

Asimismo, la organización también ha desarrollado este tipo de entrenamiento en programación en múltiples oportunidades a través de asociaciones con el sector público y privado en distintos países del mundo. A lo largo de su trayectoria, la firma ha recibido fondos globales de inversión y ha sido premiada por el gobierno británico en el certamen Scale Up to UK.

Aquellos interesados en inscribirse para una de las becas disponibles del curso Programación desde Cero y formarse en una industria con cada vez más posibilidades pueden hacerlo por medio de este linkEl plazo para anotarse vence el 31 de octubre/22.

Fuente: https://eggcooperation.com/ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.