Presupuesto universitario: debate por el reclamo de más fondos durante la pandemia. El planteo se conoció después del reclamo  realizado por la UBA, la FUA y ex funcionarios del gobierno del Presidente Mauricio Macri en cuya gestión esos recursos se achicaron un 14,8 por ciento en términos reales con respecto a 2015; los fondos para los Programas de Becas Universitarias disminuyeron un 65 por ciento en valores reales y el poder adquisitivo de los docentes universitarios sufrió una merma del l 36,5 por ciento.    

La Federación Universitaria Argentina, autoridades de la Universidad de Buenos Aires y sectores de la oposición ligados al radicalismo y al macrismo, incluidos ex funcionarios de Mauricio Macri, le reclamaron al gobierno nacional un aumento y una actualización del presupuesto universitario que sea equivalente a por lo menos el 70 por ciento de la inflación acumulada en los últimos 18 meses para poder «afrontar los gastos de funcionamiento» de las casas de estudios. Rectores cercanos al peronismo se diferenciaron del reclamo y resaltaron que, en el marco de una situación extraordinaria provocada por la pandemia global, el gobierno de Alberto Fernández «está haciendo un esfuerzo enorme para acompañar a todas las universidades nacionales». Además, señalaron que la situación presupuestaria actual «es producto de los cuatro años del gobierno de Macri».  

El presupuesto vigente es una prórroga del presupuesto 2019 ya que, tras asumir, el presidente Fernández descartó la distribución de fondos que había presentado el gobierno saliente, a la que calificó como “una improvisación de alguien que se va y dibuja un cuadro antes de irse”. La idea original era enviar un nuevo proyecto de presupuesto al Congreso en mayo de este año, pero la situación de la pandemia trastocó los plazos. 

La FUA, que núclea a representantes estudiantiles de todo el país, lanzó un comunicado solicitándole al Gobierno que actualice los montos de las partidas destinadas a los gastos de funcionamiento de las universidades que actualmente registran valores de inflación del 2018. El documento contiene además otros reclamos, como el aumento de los montos de las becas Progresar, becas de conectividad para los estudiantes, liberación de los datos móviles por parte de las empresas, entre otros. «Hoy en día las universidades están funcionando con un presupuesto que es crítico ya que es el presupuesto 2019 que fue estimado y calculado en 2018. Hay un 70 por ciento de inflación y además retraso en la ejecución de las partidas», señaló a PáginaI 12, el presidente de la FUA, Bernardo Weber, de la radical Franja Morada.

El Consejo Superior de la UBA también manifestó su preocupación por la situación presupuestaria que atraviesan las universidades a través de una resolución votada esta semana en una sesión virtual. Los consejeros aprobaron por unanimidad reclamarle al Ministerio de Educación una actualización del presupuesto, que sea equivalente a por lo menos el 70 por ciento de la inflación acumulada en los últimos 18 meses. 

Sobre ese planteo se montaron referentes de la oposición. El diputado nacional por la UCR Emiliano Yacobitti, que es el actual vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, señaló: «Nos preocupa la situación presupuestaria de las universidades públicas del país para afrontar sus gastos de funcionamiento». Desde el macrismo, se sumó el ex ministro de Educación Alejandro Finocchiaro: «Señor Presidente –le reclamó a Alberto Fernández–, las universidades no pueden seguir funcionando con el presupuesto previsto para el año 2019 sin actualización por inflación».

Bajo el gobierno de Macri, el presupuesto universitario se retrajo un 14,8 por ciento en términos reales con respecto a 2015 y algunas áreas sufrieron una merma mayor aún: los fondos para los Programas de Becas Universitarias disminuyeron un 65 por ciento en valores reales, según relevó el Instituto de Estudios y Capacitación de Conadu. A la vez, durante el mismo período, el poder adquisitivo de los docentes universitarios sufrió una merma de hasta el 36,5 por ciento, de acuerdo con un análisis realizado por el Centro de Estudios Atenea. 

«Entiendo que el gobierno de Alberto Fernández está afrontando una realidad económica compleja, agravada por la pandemia, pero aún así se están pagando todos los sueldos de los docentes y no docentes en tiempo y forma», indicó Juan José Castelucci, rector de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego. También apuntó  contra la exigencia de mayores fondos enarbolada por ex funcionarios de Cambiemos: «Es lamentable que estén haciendo este reclamo cuando durante su gestión muchas universidades solicitábamos refuerzos presupuestarios y ningún funcionario del Ministerio de Educación y de la SPU (Secretaría de Políticas Universitarias) nos atendía». 

En la misma línea se pronunció el rector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), Ernesto Villanueva: «El gobierno de Mauricio Macri dejó una deuda enorme con las universidades ya que no ejecutó todas las partidas de los gastos de funcionamiento previstas para 2019. El gobierno de Alberto Fernández, además de pagar sueldos, está poniéndose al día con estas partidas adeudadas que se arrastran desde la gestión anterior».

Fuente: Constanza Bonsignore para www.pagina12.com.ar  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.