San Salvador de Jujuy (enviado especial, Horacio Finoli) El ministro de Educación de la Nación, Jimmy Perczyk, confirmó hoy aquí que el salario de los docentes «ya le está ganando a la inflación», estimada en poco más del 50 por ciento interanual, al abrir oficialmente el 87° plenario de rectoras/es de las 57 universidades nacionales; ratificando también que el gobierno sigue analizando el aumento horario en la escuela primaria pública para recuperar lo perdido por el coronavirus en 2020 y 2021.
El funcionario, que pasó revista en su mensaje al Consejo Interuniversitario Nacional a las principales preocupaciones de los universitarios por la crisis política que se vive en todo el mundo «que sufre una guerra después de la pandemia», insistió en la importancia pedagógica de su propuesta por agregar una hora diaria más de clase en el nivel primario público, para «superar las desigualdades sociales que dejó el coronavirus».
La iniciativa ministerial fue presentada el pasado viernes en Ushuaia ante el Consejo Federal de Educación -asamblea nacional de ministros del área- cuyos miembros se comprometieron a llevar la discusión en sus respectivas provincias, incluyendo la promesa del Poder Ejecutivo acerca de que se hará cargo del 80 por ciento del aumento salarial que significa ese cambio para el salario de los docentes.
Perczyk habló temprano en la mañana al pleno rectoral en el hermoso hotel Alto La Viña, en una de las laderas montañosas de la puna lluviosa y pegagosa, destacando que «tenemos que tener 30 horas en la jornada extendida y 40 en la completa», acentuando su búsqueda de acuerdo «en lo que nos une, porque ya sabemos las y los argentinos lo que no pensamos igual, ese no es el camino; trabajemos en las coincidencias».
Su mensaje fue precedido por un minuto de silencio que pidió a sus pares el presidente saliente del CIN y rector de la Universidad Nacional de Jujuy, el peronista Rodolfo Tecchi, por «nuestros caídos en Malvinas, así como por los que también partieron al regresar del conflicto»; poco antes de entregar el mando a su sucesor, el radical Enrique Mammarella, rector de la Universidad Nacional del Litoral (con sede central en Santa Fé).
El ministro reiteró que seguirá el impulso de su cartera para superar las desigualdades sociales, particularmente con el aumento en la cantidad de las becas «Manuel Belgrano» -promoción del acceso, permanencia y finalización de estudios de grado y pregrado en ocho áreas de políticas públicas consideradas claves para el desarrollo económico y la igualdad social-, la distribución gratuita de computadoras en el marco del plan Conectar Igualdad (para los alumnos de primero, segundo y tercer año de la secundaria), así como la intensificación de obras de infraestructura en ejecución en la educación superior, que pasó este año de 74 a 150 en todo el país.
Ante una consulta de la prensa, aclaró que «está en manos de los legisladores» la aprobación este año de las dos nuevas universidades nacionales cuyos proyectos descansan en la Cámara de Diputados de la Nación, que son Pilar y Delta (Tigre), ambas en la provincia de Buenos Aires y con estado parlamentario; reiterando que «el Ejecutivo empujará todo lo posible, porque creemos que al país le hacen falta más casas de altos estudios».
En respuesta a otra pregunta, el ministro sostuvo que «es conocida» la postura de la Argentina en contra de la «privatización de la educación superior», tal como proponen algunos participantes de la cumbre mundial universitaria prevista para el mes próximo en Barcelona (ESpaña), organizada por el Instituto Superior de Educación Superior para América Latina y el Caribe (IESALC, con sede en Caracas), que depende de la UNESCO.
En las sesiones jujeñas del CIN, también se pronunciaron en idénticos términos que Perczyk no sólo varios rectores sino los dirigentes de los docentes universitarios Carlos Di Feo (CONADU) y Daniel Ricci (FEDUN); recordando que esa posibilidad se reavivó hace un par de meses cuando el IESALC habilitó para la confección de la agenda permanente del sector tanto al Banco Interamericano de Desarrollo como al Santander Río, lo que ocasionó el rechazo tajante de gran cantidad de representantes universitarios del continente, sobre todo los que actúan en las casas de estudio públicas.

Fuente: www.ahoraeducacion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.