Crecen las universidades del Oeste: 20 mil nuevos alumnos arrancan el ingreso y la UNAHUR estrena edificio. Sólo en la UNLaM se anotaron más de 7.200. Y en sus primeros cuatro años, la de Hurlingham ya multiplicó la matrícula por diez.

Las universidades públicas del Oeste siguen creciendo en matrícula año a año. Y suman infraestructura y carreras para poder hacer frente a esta demanda. Las cifra de nuevos inscriptos para el inicio del ciclo lectivo 2020 lo confirma: entre las cuatro que funcionan en la región sumarán más de 20 mil estudiantes.  

Una de las que más creció fue la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR), que desde su apertura en 2016 multiplicó por diez la matrícula: tiene 5.900 ingresantes para este año y la semana pasada inauguró un nuevo edificio.

En La Matanza (UNLAM), en tanto, suma la carrera de Psicopedagogía y ya comenzaron el curso de ingreso más de 7.200 alumnos. La Universidad de Moreno (UNM) sumó 3.700 estudiantes y la del Oeste (UNO), en Merlo, festejará los 10 años con 4.000 estudiantes más que en 2019.

El nuevo edificio de la UNAHUR se construyó donde antes funcionaba la fábrica Tres Cruces.

Las carreras más elegidas varían en función de la universidad. En la UNO, que el año pasado compró un edificio a refaccionar en el centro de Merlo para poder expandirse, encabezan la lista Salud, Enfermería, Administración e Ingeniería, mientras que en La Matanza los ingresantes de este año se vuelcan por Abogacía, Nutrición y Educación Física. En la UNM las carreras más elegidas son Contador Público Nacional, la Licenciatura en Trabajo Social y Arquitectura.

En todos los casos, los alumnos deben hacer un curso de ingreso durante este mes y marzo, destinado a nivelar conocimientos y a introducirlos en la vida universitaria.

La UNAHUR tendrá ahora un total de más de 19 mil estudiantes. Para afrontar el rápido crecimiento de la matrícula, viene trabajando en materia edilicia. La nueva sede tiene 1.600 metros cuadrados con 8 aulas, dos laboratorios destinados a Ingeniería Metalúrgica e Ingeniería Eléctrica, oficinas, depósitos, baños, un auditorio y un patio interno parquizado, que comparte también con el edificio «Malvinas Argentinas» y que cuenta con bancos, césped, iluminación nocturna y una fuente de agua.

En 2018 la UNAHUR inició un ambicioso proyecto de refuncionalización de la desaparecida fábrica Tres Cruces, donde se encuentra la sede Origone de la Universidad, que es donde se construyó el nuevo espacio. Para afrontar los gastos de las obras, la institución comprometió recursos propios: 39,9 millones de pesos para el edificio y otros 8 millones para el sector parquizado

“La inversión en infraestructura respondió a la necesidad de dotar de espacios a los crecientes ingresantes. Desde que la Universidad abrió sus puertas, la matrícula se multiplicó por diez. A comienzos de 2016 había 1.800 estudiantes y en 2020 habrá más de 19 mil. A ello se le sumó un desafío arquitectónico: transformar una fábrica de embutidos en una Universidad”, explicaron desde la casa de estudios.

La inauguración del nuevo espacio fue el viernes 15 de febrero con la participación del presidente Alberto Fernández, el intendente Juan Zabaleta y otros funcionarios del Gobierno nacional. 

La posibilidad de estudiar en el Oeste y no viajar a Capital es lo que, explican, atrae a los vecinos, sumado a una oferta universitaria que en los últimos años se amplió «notablemente». 

Fuente: Florencia Bonavento para www.clarin.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.