El presupuesto que piden las universidades  para poder funcionar en 2021 es de un 20 por ciento mayor al actual. Los rectores solicitan 242 mil millones de pesos para el año que viene. El plenario del CIN aprobó una declaración en reconocimiento a las y los trabajadores de la salud por el trabajo que vienen realizando frente a la pandemia. También expresó su preocupación por los incendios en los humedales del Delta del Paraná.

Los rectores de todas las universidades públicas del país, agrupados en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), le solicitarán al Poder Ejecutivo un presupuesto de 242 mil millones de pesos para el año 2021, es decir un aumento del 20 por ciento respecto del presupuesto actual. La cifra fue acordada en el marco del 84º plenario del CIN, que se realizó de forma virtual este viernes. Los rectores presentaron un proyecto que «refleja el reconocimiento al desempeño de las universidades públicas en la situación de pandemia y expresa el compromiso de mantener las clases y la producción científico tecnológica». Asimismo, en el plenario también se aprobó una declaración en reconocimiento a las y los trabajadores de la salud del país por el trabajo que vienen realizando en el marco de la pandemia y otra para expresar la preocupación por los daños ocasionados por los incendios en los humedales del Delta del Paraná.

Delfina Veiravé, presidenta del CIN y rectora de la Universidad Nacional del Nordeste, abrió el encuentro virtual y destacó: «Estamos transitando una situación compleja y crítica de la pandemia en el país de manera que esto también nos compromete a fortalecer y reforzar nuestra responsabilidad para seguir aportando en colaboración con aquellos que tienen la responsabilidad primera de hacerle frente».

El secretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, Jaime Perczyk, también participó del plenario: «Hay que proyectar una nueva universidad del futuro, recuperando lo que hicimos en el presente pero mejorando lo que tuvimos que hacer de un día para el otro a raíz de la pandemia», señaló y adelantó que «lo que viene es muy complicado y tenemos que discutir mucho qué puede aportar la universidad argentina para la reconstrucción del país».

Uno de los puntos centrales que se debatieron en el plenario fue la cuestión presupuestaria. El CIN aprobó el monto del presupuesto a solicitar para el 2021 que asciende a 242 mil millones de pesos aproximadamente. Esa cifra incluye 217 mil millones a distribuir entre las universidades nacionales para su funcionamiento, la mayor parte para salarios. Dentro del resto se incluyen los programas de fortalecimiento, de incentivos y cuestiones de ciencia y técnica. Además, el proyecto presentado incluye un renglón especial y novedoso para las actividades de extensión.

«Este presupuesto ha sido resultado de la Comisión de Asuntos Económicos y luego de dos reuniones del Comité Ejecutivo del CIN donde hemos tratado de conciliar las distintas posiciones», señaló el rector de la Universidad Nacional de Mar Del Plata y presidente de la comisión de Asuntos Económicos del CIN, Alfredo Lazzeretti.

El Poder Ejecutivo tiene previsto enviar el proyecto de presupuesto al Congreso a mediados de mes. En ese sentido, la propuesta aprobada por el CIN contempla un aumento del 20 por ciento respecto del presupuesto del año pasado. «Este año no ha sido un año regular, estamos con una prorroga del presupuesto 2019 y después apareció una ampliación, así que nosotros estimamos que los recursos que vamos a ejecutar al 31 de diciembre está alrededor de los 200 mil millones de pesos. En ese sentido el aumento que estamos pidiendo es del 20 por ciento aproximadamente», señaló a este diario, el vicepresidente del CIN, Rodolfo Tecchi.

«Todos los rectores sabemos que no estamos en una situación fiscal como para pedir un aumento del 40 por ciento así que consideramos que un 20 por ciento o 25 es lo más razonable en este momento», indicó Tecchi.

Durante el plenario, los rectores también aprobaron una declaración en reconocimiento a las y los trabajadores de la salud del país. «En una situación de incremento de contagios y escalada del impacto de la covid, reconocemos que el recurso más crítico e indispensable es el factor humano integrado por los miles de trabajadores y trabajadoras de la salud que, en la primera línea de batalla y exigidos aún más allá inclusive de lo razonable, ya han impedido un número invalorable de pérdidas de vidas y han recuperado a un sinnúmero de enfermos«, indica la declaración.

Además, el CIN expresó su preocupación por los daños ocasionados por los incendios que se sucedieron en los últimos meses en los humedales del Delta del Paraná. «Esta grave situación lleva más de cuatro meses afectando a la biodiversidad de los humedales y, también, directa e indirectamente, a las poblaciones de las ciudades y localidades linderas –señalaron–, lo que dejará daños ambientales difíciles de cuantificar que tardarán más de diez años en recuperarse.»

Fuente: Constanza Bonsignore para www.pagina12.com.ar  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.