1ef7f76b-9ed1-4e57-934a-1d70f323fc12Nuestras últimas publicaciones se concentraron en lo difícil que es tratar de juntar datos sobre educación que sean robustos e internacionalmente comparables. Investigadores, políticos y ciudadanos se esfuerzan por encontrarle un sentido a los números contradictorios de las múltiples fuentes, o simplemente por encontrar algún numero. Para los que no son especialistas de la estadística, el panorama es, por lo menos, confuso. Muchos blogs sostienen que la falta de estadísticas es un verdadero obstáculo para llegar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sustentable (SDG 4) y el Marco de Acción de Educación 2030. La buena noticia es que las cosas se están por volver mucho más fáciles.

Hoy el Instituto de Estadísticas de la UNESCO está lanzando el primer eAtlas para Educación 2030, como parte de su compromiso por producir la estadística necesaria para monitorear el SDG 4. Con esta innovadora iniciativa, combinamos todo lo que se sabe en la actualidad acerca del acceso a la educación, la calidad de la educación y sus resultados. El sitio es una serie de mapas interactivos que están siendo continuamente actualizados. El eAtlas ya incluye una masiva cantidad de datos utilizados para calcular los indicadores globales oficiales, así como marcadores para los indicadores que todavía no están disponibles. Incluye todo lo básico, como las tasas de alumnos que finalizan sus estudios primarios, secundarios y terciarios, el porcentaje de niños fuera de la escuela, el monto que se invierte en la educación de cada alumno, y la oferta de maestros calificados. Pero también va más allá al incluir las disparidades de género, la relevancia de la educación, la seguridad del ambiente escolar, y el número de adultos que están inscriptos en programas educativos de primaria.

A pesar de la enorme cantidad de data disponible, el eAtlas es muy fácil de usar. Con solo un par de clicks, cualquiera puede explorar, por ejemplo, los datos sobre alfabetización digital en Turquía, o el bullying en Namibia. Cada mapa puede ser personalizado, y todos pueden ser compartidos a través de las redes sociales, o descargados para usarlos en cualquier ocasión. Esta aproximación visualmente atractiva permite que los países puedan fácilmente explorar la data y usar los distintos indicadores para desarrollar sus propios marcos de monitoreo.

Tenemos grandes ambiciones para el eAtlas: está diseñado para ser la principal fuente de las estadísticas educativas, un lugar donde cualquier persona puede conseguir datos rápidamente, con la seguridad de que están mirando la mejor información disponible. Los mapas se actualizan automáticamente, lo que significa que lo que ves es siempre lo último que se publicó.

Hay, inevitablemente, algunas lagunas. Por ejemplo, cinco de los objetivos de los SDG 4 requieren  que se mida el nivel de aprendizaje, para lo cual no hay, hasta ahora, ningún marco acordado globalmente. En algunos mapas hay vastas zonas que permanecen en blanco, a la espera de estadísticas confiables sobre algún tema en particular. Pero el eAtlas es un ‘work in progress’. Las nuevas estadísticas se van agregando apenas están disponibles, y el flujo continuo y creciente de información va a permitir hacer cada vez más y más comparaciones.

Esto es una gran responsabilidad para el Instituto de Estadísticas de la UNESCO, pero por suerte no tenemos que asumir esta responsabilidad solos. Si bien nos confiaron la misión de producir los datos necesarios para monitorear el progreso y canalizar las políticas y los recursos hacia los que más lo necesitan, ninguna organización puede producir todos los datos sobre todos los indicadores requeridos. Es por eso que pusimos tanta energía en construir alianzas, que son esenciales no solo para generar contenidos, sino también para cumplir con los objetivos del SFG 4.

Fuente: ar.bastiondigital.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.