4 - universidadCon el mismo entusiasmo con el que comenzaron hace quince años, un grupo de alumnos y docentes de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de La Plata, viajaron rumbo a la provincia de Formosa para ofrecer servicios odontológicos solidarios a los niños en edad escolar de pequeñas localidades con escasos recursos.

Un equipo integrado por más de 40 estudiantes y docentes del Voluntariado de esa unidad académica recorren distintas localidades formoseñas con el fin de realizar prácticas de asistencia sanitaria y llevar donaciones a los habitantes de comunidades aborígenes y criollas de parajes rurales. Con esta iniciativa, implementada desde el año 1999 por la cátedra de Odontología Social, a cargo de la doctora Mercedes Medina, se logró brindar atención primaria a más de 20.000 personas.

Las actividades solidarias se realizan a unos 270 kilómetros de la capital norteña. Los estudiantes trabajan en las comunidades de Fortín Soledad, Bajo Hondo, Alto Alegre, Las Banderitas y Punta del Agua, Fortín Pilcomayo, entre otras.
Los alumnos atienden en consultorios móviles, en distintos establecimientos educativos a más de 1500 personas a las que realizarán tareas de fichado, educación para la salud, técnica de cepillado y restauración de lesiones por caries (P.R.A.T), topicación de fluor y selladores.

Gabriel Alfaro, prosecretario de Acción Comunitaria, explicó la particularidad que tiene esta misión: “trabajamos en algunas comunidades nuevas y realizamos un control en aquellas donde -al cabo de 15 años- ya hemos logrado afianzar las técnicas de salud bucal preventivas”.

Se atienden niños y adultos en lugares donde sus habitantes carecen de servicios básicos como luz y agua. El contingente de Odontología asiste a pobladores que viven en construcciones muy precarias, de madera, muchos de los cuales jamás tuvo contacto con profesionales de la salud dental.

Alfaro detalló que “por un lado se brinda atención primaria, instruyendo a la comunidad en educación para la salud, y por otra parte, también se realiza atención básica, que incluye la técnica restaurativa atraumática, limpieza y arreglos de diferente magnitud”.

Es importante tener en cuenta, que a través de la gestión de esta unidad académica, recientemente se logró la realización de la perforación de un pozo de agua dulce para que la comunidad de Fortín Soledad sea provista de este recurso tan escaso en esa zona.

Los estudiantes también llevan alimentos no perecederos, herramientas para trabajar la tierra y además medicamentos que se entregan a los Hospitales de la zona.

Fuente: www.unlp.edu.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.