El ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk,  aseguró que “para que la educación sea considerada como un derecho, los Estados deben garantizar su presupuesto y financiación”, al participar de la Precumbre sobre la Transformación de la Educación, impulsada por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

“Es un gran logro que, a nivel mundial, la educación sea considerada un derecho. Cada vez que hablamos de derechos, eso refleja la necesidad de presupuesto: no hay derecho a la educación sin financiamiento”, dijo el funcionario.

Precisó que “las posibilidades de crecimiento de los países y los porcentajes de inversión del PBI tienen que ver con las posibilidades de desarrollo de la educación y de garantizar derechos”.

“Nuestro país quiere garantizar derechos, no pedimos dádivas ni préstamos, sino la posibilidad de desarrollo propio que nos permita generar el presupuesto para garantizar los derechos de nuestras niñas, niños, jóvenes y adultos que no tuvieron la posibilidad de estudiar”, graficó.

Perczyk detalló que “el presupuesto en educación tiene que ver con decisiones políticas y económicas y con relaciones en el orden económico mundial que nosotros necesitamos resolver” y sostuvo que “nuestros países [América Latina y el Caribe] tienen condicionamientos económicos que les imposibilitan invertir lo necesario”.

Durante su participación en la Primera Reunión del Grupo de Líderes del Comité Directivo de Alto Nivel del ODS4–Educación 2030 que se desarrolla en Francia, el ministro consideró, además, que la transformación de la educación debe darse “incluyendo a todos aquellos que están fuera del sistema, que aún no lograron entrar, y mejorando la calidad de los aprendizajes para aquellos que están incluidos”.

En ese aspecto, planteó ante los referentes internacionales la importancia de colocar a las y los estudiantes en el centro de las acciones destinadas a transformar los sistemas educativos: “Esto no se hace como una cuestión discursiva, sino como una cuestión real, viendo sus intereses, sus posibilidades, las demandas a cuidar, los derechos a proteger, el futuro y que cada uno encuentre en el sistema educativo un proyecto de vida”, resaltó.

Consideró también que “cualquier proceso de transformación se tiene que dar con los trabajadores sentados a la discusión; no hay debate posible a pesar de, en contra, o sin los trabajadores. Es con los estudiantes en el medio y con las educadoras y educadores discutiendo qué educación y qué país queremos”, concluyó el funcionario nacional.

Declaración del Grupo de Líderes

En el marco de la Primera Reunión del Grupo de Líderes del Comité Directivo de Alto Nivel del ODS4–Educación 2030, organizada por la UNESCO, los integrantes del Comité realizaron un llamamiento a jefas y jefes de Estado y de Gobierno, así como a los principales organismos de financiamiento internacional para que “sitúen la educación en la cúspide de las prioridades políticas. La educación es un derecho humano y una responsabilidad de los gobiernos.”

“La educación es vital para todos los aspectos del progreso de un país: impulsa la prosperidad económica, reduce las desigualdades y fomenta la participación de una ciudadanía activa y responsable”, consignaron en un documento elaborado al finalizar el encuentro.

Destacaron también que la transformación educativa “es la mejor inversión que un país puede hacer para su futuro. Esta inversión renovada debe basarse en una financiación sostenida, equitativa y ampliada”.

La declaración emitida por el Grupo de Líderes propone que las acciones destinadas a recuperar y transformar la educación estén basadas en cinco premisas:

– ­Priorizar a quienes han sido marginados, creando entornos de aprendizaje libres de violencia y discriminación.

– Preparar a las y los estudiantes para el futuro del trabajo y para proteger la sostenibilidad del planeta.

– Valorar, motivar y respaldar la tarea de las y los educadores.

– Garantizar el acceso inclusivo, equitativo y gratuito al aprendizaje digital.

– Y movilizar la inversión en educación mediante mecanismos que permitan incrementar los recursos internos y aliviar la presión de la deuda internacional.

La Precumbre sobre la Transformación de la Educación fue convocada por la UNESCO a modo de instancia preparatoria para el evento de alto nivel que tendrá lugar en Nueva York, Estados Unidos, en septiembre próximo; en el marco de la 77ª Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.

Fuente: prensa@educacion.gob.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.