Niños-3¿Cuál es el fundamento biológico del Coaching?
El coaching es una disciplina orientada a trabajar sobre resultados que no se está pudiendo alcanzar un individuo o una organizacion, mediante el proceso de aprendizaje. La base de este proceso está en nuestro cerebro a través de la neuroplasticidad que nos permite activar nuevas redes neuronales y desactivar otras. Esto nos convierte en los escultores de nuestro propio cerebro, ya que aprender es generar en el cerebro otra estructura neuronal que incluya nuevos datos. De acuerdo al estímulo que reciba nuestra mente, se activarán nuevos circuitos pudiendo provocar nuevos aprendizajes y se desactivarán circuitos que corresponden a hábitos que ya no nos resultan útiles. Las Neurociencias permite conocer cómo el cerebro trabaja, procesa información, dirige la conducta y toma decisiones.

¿Qué aporta la neurociencia al coaching?
Desde el momento en que abrimos nuestros ojos al nacer, nuestro cerebro va formando redes, o avenidas que se iluminarán más o se iluminarán menos según su uso. A medida que vamos creciendo y vamos incorporando distintas experiencias, formamos distintas redes. Como no hay dos personas iguales en este mundo que hayan pasado por las mismas experiencias, cada uno tendrá una red de circuitos única. Es por esta razón que frente al mismo estímulo, dos personas reaccionan de manera diferente. Es lo que en el Coaching llamamos modelos mentales. El hábito es uso abusivo de una misma red. Muchos de nuestros hábitos crean redes neuronales que con el tiempo se van transformando en surcos cada vez más profundos. Un nuevo aprendizaje nos invita a crear nuevas redes. Fortaleciendo este nuevo circuito mejorará la práctica de este nuevo aprendizaje, lográndose de esta manera el cambio. Este fortalecimiento de circuitos muchas veces, es lo que nos mantiene atascados, impidiendo el aprendizaje de 2do orden.
Si tengo un camino para no hablar en las reuniones (probablemente basado en experiencias anteriores) que he usado durante varios años, se trasformará en rutina y será cada vez más profundo. Esta es la razón por la cual es tan difícil cambiar.
El cerebro no piensa si un comportamiento puede ser útil o eficaz, sólo trata de ahorrar energía usando el mismo circuito neuronal y no gastará energía en crear uno nuevo. El cambio requiere mucho esfuerzo, mucho gasto de energía, un profundo acto de la voluntad.
Al crear nuevos circuitos, sólo con la práctica podemos convertirlos en nuevos hábitos.Cuando con un coachee creamos un proyecto de trabajo con compromisos, no hacemos otra cosa más que fomentar el hábito para que el uso de este nuevo circuito se dé en automático.

El coaching ontológico pone el foco en el rol del lenguaje como creador de realidad y generador de posibilidades para el hombre. ¿Cómo encaja la neurociencia en esta mirada?
Somos una unidad cuerpo-cerebro-mente y medio ambiente. Del medio ambiente recibimos estímulos, que generan en nosotros pensamientos. Y de acuerdo a esos pensamientos generamos nuestras acciones, entre ella el lenguaje. La génesis de nuestro lenguaje está en los estímulos a los cuales nos exponemos.
Nuestro cerebro lee los estímulos bajo dos formas: placer o amenaza. Generando diferentes neurotrasmisores frente al placer o a la amenaza. El neurotrasmisor que genera frente a situaciones de placer, fomenta el proceso de aprendizaje mientras que los que segrega frente a situaciones de amenaza son resistentes al cambio. Las acciones que genera el individuo no son las mismas frente a situaciones de estrés que frente a situaciones placenteras. La acción genera ser. Ese ser está generado por los estímulos a los cuales nos exponemos. Nuestra producción no será la misma en ambientes estresantes que en ambientes relajantes y saludables. Uno de mis estímulos favoritos es tomar una copa de vino con queso brie frente a la chimenea, eso me provoca mucho placer. Son mis momentos de inspiración.

¿Qué sugerirías a un coach que quiere ampliar sus recursos incorporando elementos de la neurociencia?
Conocer la biología de nuestro cerebro, nos brinda herramientas que nos permiten trabajar mejor sobre los obstáculos que le impiden lograr a nuestro coachee el resultado deseado. Podemos colaborar a que reconozca los estímulos a los cuales se expone y a hacerlo responsable de los estímulos que emite, contribuyendo a formar ambientes más saludables. Las estructuras cerebrales inciden y determinan la toma de decisiones, la capacidad creativa, las relaciones con los demás y el aprendizaje, son todos «temas» que forman parte del día a día de un empresario y de una organización. Dentro de una semana, es muy probable que te hayas olvidado de lo que leíste en esta nota, pero estoy segura que no habrás olvidado mi estimulo favorito, sabes porque?

Comprendiendo a los mas jóvenes sin morir en el intento…
Siempre han convivido las 4 generaciones, sin embargo, pareciera que hoy, se crean mas conflictos frente a las distintas mentalidades. Son ellos los que tienen que cambiar o nosotros nos tenemos que adaptar a ellos?
Conociendo como se generan las mentalidades y las tendencias que están transformando el mundo podremos , aprender a liderar a esta nueva generación.

Como motivarlos y liderarlos cuando sus valores son tan distintos a los nuestros?
El desarrollo y la retención de los jóvenes en las empresas se ha convertido en una de las preocupaciones principales de este siglo.
La nueva Generación Y, es la más grande de la historia. En unos años, serán ellos los líderes de las organizaciones.
El gran desafío: facilitar un buen ambiente con alto rendimiento en un aula, una empresa, una familia, con equipos formados con distintas generaciones.

Como aprende el cerebro
Las nuevas investigaciones en neurociencias destacan la importancia de una educación rica y adecuada desde los primeros años de vida. El cerebro humano pasa por su momento más plástico durante la infancia, es así que incluso se puede extraer un hemisferio entero del cerebro de un niño siendo capaz la otra mitad de reorganizarse para cumplir las tareas de ambos.

La arquitectura cerebral se modela mediante respuestas adaptativas al medio ambiente, siendo el entorno el que provee la estimulación, es por eso que un ambiente saludable resulta determinante para la formación adecuada del cerebro. Por tal razón es fundamental que docentes de Educación Inicial conozcan sobre el desarrollo de cerebro y el sistema nervioso central para favorecer aprendizajes significativos y de calidad en sus alumnos , respetando sus ritmos y estilos cognitivos y potenciando sus talentos.

Hoy nos encontramos con que la mayoría de los especialistas en aprendizaje, ignoran los mecanismos cerebrales que hacen posible el aprendizaje.

Como podemos hacer para potenciar el ejercicio cerebral y así aprender más?

El aprendizaje cambia la estructura física del cerebro?.

No solo estamos determinados genéticamente para ser como somos, podemos modificarnos , de acuerdo al entorno o medio ambiente donde estamos. Por eso es tan importante crear un ambiente saludable en el aula para potenciar el aprendizaje.

Fuente: jaki@movingup.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.