5Si bien las designaciones recién se harán en abril de 2014, cuando Alberto Barbieri asuma en la Universidad de Buenos Aires, el bloque oficialista ya define quiénes ocuparán las secretarías del rectorado. Se mantendría el mismo esquema que sostuvo a Rubén Hallú.

Después de que la asamblea universitaria consagrara a Alberto Barbieri, actual decano de la Facultad de Ciencias Económicas, como nuevo rector de la UBA, empezó a definirse cómo será su gabinete de gestión. Al parecer, la mayor parte de las cartas ya estaban echadas desde antes de la elección. Aunque puede haber alguna sorpresa de aquí a marzo, cuando asumirá Barbieri, las fuentes consultadas por este diario coinciden en que se mantendrá el esquema que sostuvo el gobierno del rector saliente, Rubén Hallú, con prácticamente el mismo reparto de secretarías para las mismas facultades.

Barbieri resultó electo la semana pasada, con 146 votos sobre 236 asambleístas de toda la universidad. Ese apoyo provino del bloque mayoritario, que ya viene conduciendo la universidad y que está encabezado por sectores radicales y aliados peronistas, macristas, socialistas e independientes. Son grupos de profesores, graduados y alumnos de las facultades de Ciencias Económicas, Derecho, Medicina, Veterinarias, Farmacia y Bioquímica, Ingeniería, Odontología, Psicología, Agronomía y Arquitectura. Casi todas esas unidades académicas estarán representadas en el rectorado.

Unos de los puestos más importantes dentro de esa estructura es el de secretario general del rectorado, que ocupa el abogado radical Carlos Mas Velez, desde fines de 2006, tras haber pasado por el mismo cargo con anterioridad. Si bien hubo un pedido para que continuara en la función, Mas Velez ya adelantó que se alejará de la secretaría general para dedicarse a su carrera académica. De todos modos, seguirá participando como consejero superior por los graduados, electo en el mes de octubre. En principio, el cargo volvería a ser ocupado por una persona también proveniente de la Facultad de Derecho, como Mas Velez: “Puede ser alguien que ya trabaja en el equipo de la secretaría o bien un nuevo nombre”, confiaron a Página/12 desde el bloque oficialista. La encargada de proponer al candidato sería la decana reelecta Mónica Pinto.

Barbieri ya habría confirmado a dos de los siete secretarios del actual rectorado para que continúen en sus funciones los próximos años. Según señalaron distintas fuentes, se trata de María Catalina Nosiglia, profesora de Filosofía y Letras y hermana del dirigente radical Enrique “Coti” Nosiglia, quien permanecería en la Secretaría de Asuntos Académicos, y de Oscar García, también radical, de Farmacia y Bioquímica, al frente de la Secretaría de Extensión Universitario y Bienestar Estudiantil. Esta última dependencia sería de gran importancia para el nuevo rector, según el discurso que dio al ser electo, cuando fijó como uno de los puntos más importantes de su futura gestión el “reforzar la extensión universitaria”.

El actual secretario de Hacienda y Administración, José Luis Giusti, radical aliado al macrismo, dejará el rectorado para asumir como decano de Ciencias Económicas. En su reemplazo suenan fuerte dos nombres de su propia facultad: César Humberto Albornoz, quien ejerce hoy el mismo cargo en Ciencias Económicas, y Emiliano Yacobitti, secretario de Extensión de esa misma facultad y presidente de la UCR Capital.

El decano saliente de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Eduardo Cajide, ingresaría como subsecretario de Planificación dentro de la Secretaría de Ciencia y Técnica. De esta última, actualmente encabezada por Hugo Sirkin, de la Facultad de Ingeniería, aún no se revela quién estará a cargo. Se espera una designación por parte del decano de Ingeniería y en los pasillos de la universidad se menciona a Aníbal Cofone, subsecretario de Coordinación General de la FADU desde 2010.

El nuevo rectorado podría incluir algún cambio de estructura: el entorno de Barbieri analiza que la Secretaría de Posgrados vuelva a depender de Asuntos Académicos, y además restituir la Secretaría de Institutos Asistenciales, eliminada en 2002, que quedaría a cargo de un académico proveniente de la Facultad de Medicina.

Por último, respecto del cargo de vicerrector, Barbieri habría pensando en proponer a uno de los cuatro decanos reelectos que integran el bloque de facultades que lo apoyan. Si se confirma que Mónica Pintos (Derecho) y Marcelo Miguez (Veterinarias) declinaron la oferta, el vicerrectorado pasaría a manos de Nélida Cervone (Psicología) o de Rodolfo Golluscio (Agronomía).

Fuente: Laura Guarinoni para www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.