Reconocido como el examen más difícil del mundo, tanto por lo que se pone en juego como por los requisitos que demanda a los estudiantes

  • En algunos países es habitual encontrar exámenes de ingreso a la universidad que tienen el objetivo de hacer que solo los mejores alumnos logren el acceso.
  • Los estudiantes que pretendan formarse en el extranjero deben conocer los requisitos de ingreso de sus países de destino.
  • China es uno de los países con el examen de acceso más difícil de todos.

El acceso a la universidad cambia de acuerdo a los países. En algunos este es libre y por tanto el estudiante no tiene más que inscribirse en una Universidad y una carrera concreta para iniciar su formación de nivel superior y, en otros, el proceso se realiza mediante la toma de un examen con el que se analiza el nivel de conocimientos de los estudiantes, para que solo aquellos que alcancen las notas más altas pueden apuntarse a la universidad que deseen.

En algunos casos, este examen es reconocido en todo el mundo por su dificultad y duración, o lo que demanda a sus estudiantes. Un claro ejemplo de ello es el examen de acceso a la universidad que se solicita en las universidades de China, denominado como “gaokao“.

De acuerdo a los últimos rankings educativos que analizan el trabajo de las universidades de todo el mundo, los países asiáticos se encuentran en un claro ascenso respecto a la calidad de la educación que brindan. De acuerdo a los expertos, el gaokao contribuye a este éxito de la educación asiática y, particularmente China, pues asegura que ingresen a la universidad solo los mejores estudiantes.

¿En qué consiste este examen?

Este se realiza en cuatro pruebas diferentes de tres horas de duración cada una, en las que se analizan los conocimientos de los estudiantes sobre Chino, Inglés, Matemáticas  y una materia optativa que puede ser Biología, Química, Física, Geografía, Histoia  o Política. Las pruebas se realizan en formato test, a excepción de la de Chino en la que los alumnos deben desarrollar un tema.

El puntaje máximo que puede alcanzarse es el de 750 puntos, al que apuntan los más de 9 millones de estudiantes que cada año toman este examen.

Más allá de considerarse extenso, el examen no posee ninguna característica particularmente alarmante. Lo que hace a este examen importante es lo que se pone en juego, pero además, lo que ocurre con el país entero: los exámenes se realizan con ambulancias en la puerta de los colegios para atender a estudiantes en caso de una descompensación, se controla a los alumnos mediante cámaras de seguridadpara detectar a aquellos que hagan trampa o copien en sus exámenes y se examina con especial rigor las identidades de los alumnos para evitar estafas.

El rigor de este examen, no solo hace que cada año millones de jóvenes fracasen en su intento por acceder a la universidad, sino que además incrementa las migraciones de estudiantes. Cada vez son más los jóvenes universitarios chinos que deciden emigrar a otros destinos para así poder obtener la formación universitaria que en su país les resulta imposible alcanzar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.