5 - TendenciasTras una larga negociación y la masiva movilización de la semana pasada, el Gobierno terminó subiendo 10 puntos su oferta inicial y propuso un 35 por ciento de aumento salarial. Conadu, Fedun, Fagdut, Ctera y UDA ya aceptaron. Conadu Histórica responde el lunes (23/5/16).

Finalmente, la mayoría de los sindicatos de docentes universitarios y el Gobierno llegaron a un acuerdo en la paritaria: firmaron un aumento salarial del 35 por ciento en cuotas. Ayer, cinco de las seis federaciones docentes aceptaron la oferta del macrismo. El único sindicato que no firmó, la Conadu Histórica, definirá el lunes si se suma o no al acuerdo. La de ayer fue la octava oferta presentada por el Ministerio de Educación y mejoró diez puntos respecto de la primera propuesta, del 25 por ciento, que había formulado a comienzos de abril. El aumento se pagará en cuatro cuotas: 18 por ciento en mayo, 7,5 en septiembre, otro 7,5 en noviembre y 2 por ciento en diciembre. Los dirigentes sindicales celebraron haber perforado “el techo salarial que quiso imponer el Gobierno”.

Además, los gremios lograron que la próxima paritaria sea en febrero de 2017, es decir que el nuevo acuerdo rija por diez meses. Más allá de lo que evaluaron como una “victoria” frente al tope de aumentos salariales que el gobierno de Mauricio Macri pretendía fijar en el 25 por ciento, los dirigentes sindicales coincidieron en que “la lucha por la defensa de la educación pública continúa”. En ese sentido, ya convocaron junto con las federaciones estudiantiles a una marcha por el 99º aniversario de la Reforma Universitaria, el miércoles 15 de junio, para exigir la “defensa irrestricta de la educación pública; derogación de la Ley de Educación Superior; y el boleto educativo gratuito”, además de más fondos.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, y el secretario de Políticas Universitarias, Albor Cantard, fueron quienes presentaron ayer la oferta a los profesores. De los seis sindicatos, cinco firmaron: Conadu, Fedun, Fagdut (docentes de la UTN), Ctera y la UDA (éstas por los docentes de escuelas preuniversitarias). Mientras, la Conadu Histórica analizará la situación en asambleas de sus gremios de base y el lunes dará su respuesta definitiva (ya ante la oferta anterior, del 33 por ciento de aumento, hubo varios gremios a favor de aceptar).

El incremento acordado se compone de los siguientes montos: con los sueldos de mayo se pagará un aumento del 16 por ciento, más otro 2 por ciento correspondiente a jerarquización docente; en septiembre habrá una suba del 7,5 por ciento; y habrá otra cuota del 7,5 en noviembre; en diciembre se aplicará una mejora del 2 por ciento, la mitad correspondiente a jerarquización docente y el otro punto por nomenclador.

Tal como pasó con la paritaria de los maestros, el Ministerio de Educación intentó difundir que el aumento acordado fue inferior a la mejora que recibirán los bolsillos de los profesores. Así, se informó que el incremento será del 31 por ciento, excluyendo del cálculo 4 puntos porcentuales, que estaban previstos –pero no aún no asignados– en el convenio colectivo del sector.

Los gremios lograron incluir en el acta paritaria una “cláusula de revisión del acuerdo”, que servirá para monitorear el ritmo inflacionario; la comisión encargada de hacerlo se reunirá el 29 de septiembre.

También se aprobó la creación de una comisión, que comenzará a funcionar en agosto, para tratar la situación de los docentes ad-honorem y de los contratados.

“Este acuerdo es una victoria que rompe el techo salarial que el Gobierno quiso imponer en las paritarias”, dijo a Página/12 Pedro Sanllorenti, secretario general de Conadu. Sanllorenti caracterizó al conflicto como “muy largo”, pero aclaró que “fue responsabilidad del macrismo, porque ellos sabían cuál era el monto con el cual podía cerrarse el acuerdo, y lo postergaron de manera imprudente”. “También solicitamos que el Gobierno trabaje internamente en la modificación del Impuesto a las Ganancias”, amplió el referente de Conadu.

“Todavía sigue siendo insuficiente, sobre todo en el primer tramo, que es el más necesario para el docente, esa cuota quedó inamovible y sin retroactivo”, opinó Sergio Zaninelli, secretario gremial se la Conadu Histórica. “Hay una plataforma de movilización activa muy grande, pero esto depende de todas las federaciones”, agregó el dirigente de la Universidad del Sur. “Lo del salario es coyuntural en la universidad, el problema en Argentina hoy es que se ve amenazada por las políticas del macrismo: tanto presupuestariamente como en un derecho histórico que es la gratuidad. La lucha continúa en las calles”, opinó Zaninelli.

“Esta oferta se consiguió a partir de la lucha docente, y en especial por la marcha nacional del 12 contra la política ajustadora del Gobierno. Esto permite recuperar lo que perdimos por inflación en estos meses”, expresó el secretario general de Fedun, Daniel Ricci. “Más allá de haber firmado –aclaró Ricci– vamos a reclamar por más presupuesto, por el boleto educativo gratuito y contra el Impuesto a las Ganancias”.

Fuente: Gastón Godoy para www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.