Paulo Reglus Neves Freire (RecifePernambuco1921São Paulo1997) fue un pedagogo y filósofobrasileño, destacado defensor de la pedagogía crítica. Es conocido por su influyente trabajo Pedagogía del oprimido, que generalmente se considera uno de los textos fundamentales del movimiento de pedagogía crítica. Además, entre otras ideas, Freire proponía la autonomía como fundamento pedagógico en la escuela.  

 “No renunciamos a nuestro deber de dejar este mundo un poco mejor de lo que lo encontramos. Ese debería ser el sueño de todas las personas.
No habría nada de humano en nosotros si éste no es nuestro mayor propósito.”

A 100 años del natalicio de Paulo Freire “Ríos de tinta han corrido” (Brenner, 2020) en torno a su enorme legado para la educación mundial.  Una forma de celebrarlo es confrontar su pensamiento, no sólo repetirlo y desvirtuarlo, con el fin de que podamos “hacer una lectura del mundo” actual, caracterizada por un capitalismo salvaje, “globalizado y neoliberal, colonizador y depredador, de distanciamiento social y distópico con alta tecnología, racial y patriarcal.” (Brenner, 2020).

En este monográfico se pretende rendir homenaje a Paulo Freire, a quien podríamos referirnos como Patrono de la Educación Latinoamericana (retando de alguna manera a quienes hoy lo satanizan); ya que nos ofreció un pensamiento que sienta las bases para pensar a la humanidad y al mundo, con la posibilidad de transformarlos mediante la praxis educativa. Ante el momento inédito que se vive globalmente generado por la pandemia por el COVID-19, hoy más que nunca requerimos replantear, reflexionar sobre en dónde estamos y hacia dónde vamos. Se ha dicho con insistencia que las tremendas desigualdades e injusticias sociales se han acrecentado por la situación de contingencia mundial;  la cuestión es qué podemos hacer, qué retos como educadores y ciudadanos vamos a asumir. Paulo Freire, quien aparece, desaparece y reaparece como figura emblemática; podría acompañarnos en esa reflexión tan necesaria que  reclama hacerse en colectivo.

Se recorren aquí obras fundamentales como Pedagogía del Oprimido, Pedagogía de la Esperanza, Pedagogía de la Autonomía, La educación como práctica de la libertad, Cartas a quien pretende enseñar, etc. Pasando por tópicos representativos como educación de adultos, praxis, derechos humanos, democracia, diálogo, educación liberadora, opresor-oprimido, ser más, etc. En la obra del gran educador brasileño pueden encontrarse reflexiones que apuntan a la preocupación por el otro, a la necesidad de denunciar las injusticias  y a demostrar que los seres humanos todavía podemos hacer algo por la transformación de nuestra realidad inmediata a través de la educación. Para Freire, la lectura crítica del mundo nos conmina a no caer en la desesperanza, a visualizar formas viables de ejercer resistencia para intentar la construcción de lo nuevo. “Freire habló de la esperanza como una cuestión inherente a la práctica docente recordando, al mismo tiempo, que el cambio aunque difícil, es posible.” (Verdeja, 2020)

Sin duda, la influencia de Paulo Freire ha sido enorme y se ha hecho de diversas formas en varias regiones del mundo. Es innegable que en América Latina continúa su legado, existen hoy algunas agrupaciones de profesores, como el colectivo argentino ENDYEP (Encuentro entre docentes y Educadores Populares); quienes afirman que: “Los desafíos de pensar y construir una Formación Docente que se nutriera de las concepciones emancipatorias de la Educación Popular que tiene al maestro Freire como exponente, fueron forjando el legado freiriano como praxis transformadora.” (Basualdo; Bolaña y Tuñón, 2020)

El pensamiento freireano es integrador y ofrece la posibilidad de cuestionar las tendencias mundiales de la educación, planteando preguntas como “¿El acto de educar se resume a ser un referéndum sobre el discurso que se supone que es hegemónico, así como sobre sus prácticas? ¿En consecuencia, los profesores y estudiantes, involucrados en el acto de educar, sólo deben conformarse con este discurso hegemónico?” (Alves de Oliveira, 2020) Para afrontar estos cuestionamientos, la obra de Freire ofrece las nociones de lo Inédito Viable y de la Esperanza.  La flexibilidad y rigurosidad del pensamiento freireano posibilita también reflexionar sobre la educación brasileña, conjuntando las contribuciones de la educación popular en la educación social. (Santos y Nauter, 2020) 

Otra forma de pensar en la educación de los niños se abre con Freire, a la vez que contraviene ciertamente la idea de que su propuesta educativa se centró principalmente en la educación de jóvenes y adultos. Es interesante y a la vez necesario, analizar su concepción del niño y la infancia, así como apuntalar una pedagogía niña: “Por eso pensamos en ella como»niña»: curiosa, que pregunta y se pregunta a sí misma, que sueña, que desea, que crea y que transforma.” (Paulo da Silva, 2020)

De manera general creemos que en el legado de Freire se despliega toda una visión ontológica, antropológica, ética y política, que a la vez plantea retos que asumir ante la diversidad de problemáticas y situaciones vitales críticas. Por ejemplo, su postura se opone a la de las élites, al populismo conservador, por ello el gobierno actual de Brasil ha combatido su legado denominándolo comunista, marxista, etc.; como si esos apelativos (en su genuino sentido) lo denostaran. Por ello, según Gadotti “La deconstrucción es necesaria en un ambiente de injusticia y violencia, también porque las fake news prevalecen hoy día, sin examinar la veracidad de lo que difunden sobre la obra de Freire.” (2020)

En este tenor, el diálogo del pensamiento freireano  con otras visiones educativas, permite comprender que los procesos educativos son caóticos y complejos.  Esto plantea el reto de superar la visión de la educación escolarizada, como una secuencia ordenada y dependiente de las disciplinas. Por qué no abrir la puerta en la escuela a la duda, a la imprecisión y al error. (Calvo, 2020) En suma, ante el amplio marco de los desafíos a enfrentar, Freire nos propone una praxis educativa crítica, transformadora y liberadora, de la mano de una pedagogía de la esperanza.

Invitamos a los lectores a dialogar, cuestionar y recrear el amplio legado de Paulo Freire, a través de los generosos autores y autoras que colaboraron con su diversidad de miradas, experiencias y saberes en este número monográfico especial. No queremos omitir el reconocimiento al colega Miguel Ysrrael Ramírez Sánchez. Igualmente a nuestro querido amigo Gabino Camacho Sánchez, profesor freireano, quien aportó su obra gráfica. A todos y todas nuestro agradecimiento y reconocimiento. 

Coordinador del número: Víctor Gutiérrez

Portada Numero Especial 2020

Monográfico

Zacarias Gama3-14 Paulo Freire y la pedagogía de los oprimidos: por un Brasil con conciencia crítica, emancipación y soberaníaPDF

Moacir Gadotti15-30La conectividad radical de Paulo Freire. Algunas notas de esperanza para los tiempos oscurosPDFPDF Por (Português (Brasil))

Miguel Andrés Brenner32-49Paulo Freire ha muerto. ¡Viva Paulo Freire!PDF

María Verdeja Muñiz50-67El legado pedagógico de Paulo Freire: una pedagogía de la esperanza que nos invita a realizar una lectura crítica del mundo y soñar con las posibilidades de transformación en un mundo ético y profundamente solidarioPDF

María Esther Basualdo, Marisa Bolaña, Laura García Tuñón69-88Se hace camino al andar y al andar…nos encontramos, desencontramos y reencontramosPDF

Karine Santos, Levi Nauter de Mira89-102Paulo Freire y la educación social: apuntes para una educación transformadoraPDF

Jorge Alves de Oliveira104-122El acto de educar, el contexto y lo inédito viablePDFPDF (Português (Brasil))

Marta Regina Paulo da Silva123-140Para una pedagogía “niña”: Paulo Freire y la educación de los niñosPDF

Carlos Calvo Muñoz141-160¡Freire como mi alumno!, conjetura desafiantePDF

Fuente: https://www.revista.vocesdelaeducacion.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.