Tras el duro rechazo de la comunidad educativa, la ministra de Educación de la ciudad, Soledad Acuña, dejó sin efecto la resolución que reglamentaba el cierre de 14 escuelas nocturnas. UTE celebró la medida. “El consenso unánime de la sociedad respecto a que las escuelas no se cierran los hizo retroceder”, resaltó el titular del gremio, Eduardo López.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, derogó la Resolución 4055 que ordenaba el cierre de las 14 escuelas nocturnas con orientación comercial en la Ciudad de Buenos Aires, medida que había sido condenada por la comunidad educativa y negada por la funcionaria del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Desde UTE celebraron la marcha atrás de Acuña, que atribuyeron a las numerosas protestas que se convocaron contra su decisión. “El consenso unánime de la sociedad respecto a que las escuelas no se cierran los hizo retroceder, sumado a la lucha y organización de la comunidad educativa”, aseguró el secretario general Eduardo López. 

A pesar de que hace apenas cinco días la ministra negaba la disposición en videos, mensajes y correos electrónicos enviados a los vecinos de la Ciudad, hoy estampó su firma en una resolución que deja sin validez la dictada previamente en 2018. “Ratifíquese que las acciones desarrolladas en el marco de la transformación educativa en ningún modo conllevan el cierre de establecimientos educativos”, señala en el segundo artículo de la nueva medida. “Luchar tiene sentido”, manifestaron desde UTE.

Fuente: Página12

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.