2 - noticiasEl vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, anunció que presentará un proyecto de ley para estatizar la gestión de los puertos de la provincia de Buenos Aires y reservar para empresas nacionales un 30 por ciento de la carga que hoy está en manos de empresas exportadoras multinacionales. El objetivo de la propuesta, explicó Mariotto, es “recuperar parte del dinero que esas empresas hoy tributan en sus países de origen” para el erario de la provincia, con el fin de engrosar el presupuesto educativo en un valor que estimó en 30 mil millones de pesos.

En una reunión con periodistas en el antiguo edificio porteño del Banco Provincia, en San Martín y Bartolomé Mitre, el vicegobernador dio a conocer la propuesta, en el marco de un paquete de medidas para el área educativa, que incluyen la apertura de un debate en foros que se abrirán en territorio provincial, sobre el concepto de “servicio público esencial” para la educación, la jerarquización de los institutos de formación docente, la creación de Centros Regionales de Educación Superior y reformas en las elecciones de los Consejos Escolares.

El proyecto de ley que, según anunció, está en elaboración y presentará en los próximos días, consiste en una virtual estatización de los ocho puertos que tiene la provincia y reservar un cupo del 30 por ciento de las exportaciones para empresas navieras argentinas, que hoy prácticamente no operan en ese rubro.

“De esa manera, parte de los 8000 millones de dólares que las empresas multinacionales tributan en sus países de origen, quedarían en la provincia –explicó Mariotto–. De esa manera, estaríamos obteniendo recursos sin crear nuevos impuestos.” La provincia de Buenos Aires tiene puertos a lo largo de su costa en San Nicolás, Campana, Zárate, La Plata, General Lavalle, Mar del Plata, Quequén y Bahía Blanca.

Otros proyectos contemplan la creación de “una empresa mixta, con el Banco Provincia a la cabeza, cuyo objetivo sea comercializar la producción bonaerense” hoy en manos de multinacionales, y la “ampliación de la tarjeta Procampo, para financiar la compra de fertilizantes y gasoil a productores de menos de 300 hectáreas”.

En cuanto a su propuesta para declarar la educación como “servicio público esencial”, lanzada durante el último conflicto docente en la provincia y rechazada en forma tajante por los gremios, aseguró que “no pretendemos imponer nada sino someter el tema a la discusión” en la comunidad.

Para ello, anunció que ya fueron convocados 25 foros de discusión en toda la provincia, replicando la metodología que se empleó para el debate de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, con el objetivo de presentar las conclusiones el próximo 11 de septiembre, el Día del Maestro.

“La OIT no acepta el concepto de servicio esencial para la educación, como sí lo tiene para la salud, y nosotros somos respetuosos de eso; no lo vamos a imponer como hicieron otros países, pero lo queremos someter a debate”, dijo, y mencionó como ejemplo los casos de Ecuador, Colombia, España, Venezuela, Perú o Italia, que establecen restricciones al derecho a huelga de los maestros.

“Lo que sí acepta la OIT es el concepto de servicio mínimo, que implica mantener las escuelas abiertas para que los chicos estén en las aulas mientras se desarrolla el conflicto, con un plantel mínimo de docentes y auxiliares”, argumentó.

También adelantó que propondrá desdoblar la elección de consejeros escolares en los municipios de las elecciones generales, “ya que el cargo suele ser un premio consuelo para los que no entraron en la lista de concejales”. “Si la elección se hace por separado, obliga a discutir previamente sobre propuestas para la educación”, argumentó.

“Tengo la intención de gobernar la provincia de Buenos Aires y lo que estoy haciendo es someter a discusión estos temas como aportes legislativos en el tránsito hacia el 2015”, afirmó Mariotto.

Como otras patas de su propuesta, mencionó el desarrollo de los Centros de Desarrollo Universitario Regional, que se impulsan en conjunto con el Ministerio de Educación de la Nación, que aporta financiamiento y recursos humanos, y los municipios, que ponen a disposición los edificios. Se trata de “carreras terciarias, vinculadas a la industria y a la actividad local, como mecanización agropecuaria, procesamiento de alimentos, administración de haras”. También se impulsará un programa de “inclusión y equidad” mediante la apertura de “casitas de los pibes”, como la que funciona en el Villa Alba, de La Plata, para jóvenes desocupados y en conflicto con la ley, que “se abrirán próximamente en Villa Palito, La Cárcova e Ingeniero Budge”, entre otros barrios.

En la presentación de las propuestas participaron el titular de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau), Néstor Pan, y la asesora en materia de Educación en el Senado, Marina Paulozzo.

FUENTE: Eduardo Videla para www.pagina12.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.