En estos días, se descubrió una placa en honor al Dr. Alberto Carlos Taquini (h) con motivo de los 50 años de su Plan de Creación de Nuevas Universidades. El acto se realizó en la finca Samay Huasi, Chilecito, La Rioja, donde el 17 de noviembre de 1968 Taquini presentó el Plan que permitiría la expansión y jerarquización de la educación superior argentina: el país cuenta desde entonces con 14 universidades nacionales.

La distinción fue iniciativa de la Comisión Fundadora de la Universidad Nacional de Río Cuarto, que fue la primera de las 14 universidades creadas inmediatamente gracias a esa iniciativa. Asistieron al acto, el Sr. Carlos Brizuela, Secretario de Gobierno de La Rioja; el Ing. Norberto Caminoa, Rector de la Universidad Nacional de Chilecito; la Médica Veterinaria Ana Laura Vasquetto, Vicepresidenta de la Comisión Fundadora de la UNRC; la Srta. Paula Farinati, miembro de Nueva Educación; y la Sra. Estela Maza, Directora de Samay Huasi.

Caminoa asistió al encuentro en representación de la UNdeC y del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), delegado de su Presidente y rector de la Univesidad Nacional de Córdoba, Dr. Hugo Juri. Además, se leyeron las palabras enviadas por el Presidente de la Comisión Fundadora de la UNRC, Sr. Víctor Yoma, quien no pudo estar presente en el acto.

Taquini, quien fue en su larga trayectoria decano de la facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA así como presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires, dijo en la ceremonia: “(…) sensación rara, pensamiento volátil que tuve estos días, repasando hacia atrás. Pero a mí siempre me gustó mirar adelante, hacia el sol, y dejar atrás el pasado de lo que hemos hecho. Por eso, cuando nos reunimos en agosto pasado en Río Cuarto, pensamos en que estamos entrando en un nuevo ciclo de la universidad, y ojalá también de la Argentina”.

“La provincia de La Rioja tiene el privilegio de tener dos universidades nacionales, esto tiene una enorme importancia para la gente y en construcción de un discurso cultural y esto permite que los chicos se queden en su ciudad y no emigrar, aquí en Chilecito la universidad está muy relacionada en lo productivo y eso va a tener una enorme impulso transformador también en lo cultural y social”, señaló Taquini, quien pronunció una frase muy especial al decir: “con las universidades en el interior todo será más federal “.
El homenajeado informó que, junto al rector Norberto Caminoa, visitó la Universidad Nacional de Chilecito; “está fantástica -destacó- la organización está muy buena y tuve la suerte de participar de una reunión de productores de aceitunas de una cátedra local de Biología con un experto traído de España, de esta manera se construye el cambio tecnológico, tienen un rector que conoce muy bien la tecnología y la ciencia, además el grupo que está alrededor de él está muy completo y seguramente Chilecito va a tener un impacto muy grande en la transformación de la zona”.
Un visionario
Este mes, se cumplen 50 años de la presentación formal del plan de creación de nuevas universidades, conocido también como Plan Taquini.
Los orígenes de este plan se remiten a ideas que nacieron en 1968 y fueron presentadas en la finca Samay Huasi en Chilecito.
El ambicioso proyecto permitió que más jóvenes puedan acceder a la universidad; así, entre 1973-1976, período posterior a la implementación de esa estrategia, se registró un crecimiento de la matrícula del sistema universitario a nivel nacional del 11,6% frente al 7,8% del período posterior.
Fue el segundo mayor pico de crecimiento de la matrícula después del 12% alcanzado entre 1983 y 1989 con la vuelta de la democracia, y entre 1975 y 2015, ingresaron unos 42.882 estudiantes por año, siendo un total aproximado de más de 1.715.000 estudiantes en este período.
Taquini, quien en las próximas semanas será homenajeado en el ministerio de Educación de la Nación, recordó que todo nació en un Congreso de la Cepal de 1968, donde el ex rector de la Universidad Nacional de Buenos Aires, Dr. Julio Olivera, precisó que las universidades en funcionamiento eran insuficientes para absorber la población universitaria, y menos aún para adecuarse a los futuros requerimientos.
El tamaño óptimo de la universidad (que ya era superado ampliamente por la matrícula de la UBA) y la necesidad de desarrollo de la ciencia ante la expansión de la población estudiantil motivó a Taquini para idear una propuesta basada en criterios de necesidad demográfica y por zonas de ocupamiento territorial para el desarrollo socio-económico.

Fuente: www.nuevaeducacion.net

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.