11Daniel Saur y Marcela Pacheco, docentes e investigadores de la FFyH, entrevistaron a la pedagoga Adriana Puiggrós, quien fue la encargada de cerrar el Encuentro Nacional de Carreras de Educación y Escuelas de Ciencias de la Educación, con la conferencia “La educación en disputa, retos y perspectivas en el siglo XXI”. Durante su visita, la Facultad de Filosofía y Humanidades le entregó el reconocimiento de “Visitante Distinguida” por su trayectoria académica, intelectual y política. Además, las universidades participantes elaboraron un manifiesto donde se advierte una “profunda preocupación por las políticas educativas para el sistema nacional en sus distintos niveles”. 

¿Cómo caracterizaría al sistema universitario público argentino?
Hay caracterizaciones que son el resultado de las pruebas internacionales de evaluación que maneja la OCDE, que es el club de los países ricos, y que están diseñadas en base a grandes intereses corporativos. Allí, la información más difundida es que las universidades argentinas están mal posicionadas; pero hay otras formas de mirar, otros rankings donde por ejemplo la Universidad de Buenos Aires está por encima de la Universidad de San Pablo o de la UNAM, etc., ubicándose en un lugar medio o medio alto.

¿Qué diferencia a esas otras ponderaciones?
En lugar de papers de carácter internacional se tienen en cuenta las investigaciones nacionales, el desarrollo de áreas de investigación no sólo científica y permeada por los intereses de las empresas, sino el desarrollo con autonomía, desde una mirada menos pragmática, incluyendo a las humanidades y las ciencias sociales, sin reducirlas a la estadística.

¿Cómo inciden las corporaciones en el sistema?
Se ve con claridad, por ejemplo, en el caso de las facultades de Agronomía, que están invadidas por los intereses de Monsanto, incidiendo directamente en muchas decisiones, incluidas las electorales. No es un problema externo. Hace pocos años se decía que el Banco Santander, a través del Campus Universia y otras acciones, estaba penetrando en las universidades de América Latina. Se pensaba que era una amenaza fantasiosa y en pocos años esto ha quedado en evidencia.

Durante el kirchnerismo ocurrieron dos procesos simultáneos. Por un lado, desde mi punto de vista, la inclusión y la ampliación educativa más importante desde la época de Perón. Pero había también otro proceso, donde fueron tomando posición ONG’s y fundaciones; y si uno indaga la línea de procedencia, llega a las grandes corporaciones. Lo que percibimos desde CTERA es que estas entidades surgen como hongos, muchas veces detectas que detrás de una empresa local de informática está Google o alguna gran empresa. Esto ha sucedido no sólo en Argentina, sino que se ha dado una invasión de este tipo a nivel mundial.

Esto viene junto con que el país va a ingresar a la OCDE, la que en 1998 puso en la lista de bienes transables a la educación superior. En 2005, (Daniel) Filmus y el Ministro de Educación de Brasil firmaron un acuerdo para descumplir esa decisión de la OCDE; la decisión fue abrirse totalmente de la compra venta de servicios educativos. La movida de la OCDE pone en un riesgo muy grave a la educación pública argentina, en momentos en que estamos viendo las consecuencias desastrosas que ese modelo ha producido en Chile.

 ¿Cómo funcionan estas lógicas mercantilizantes?
Estoy escribiendo un libro que se va a llamar Adiós Sarmiento donde hablo bastante bien de él, porque si bien tenía conflictos terribles y tenía una postura bastante racista, veía el problema. Una de las tesis centrales es que el liberalismo del siglo XIX logró construir un sistema escolar, y la primera gran reforma es la neoliberal cuyo objetivo reside en deshacerlo, desestructurarlo totalmente. Aquel sistema que replica el modelo francés, con mucha influencia del reformismo norteamericano de Horace Mann, superó al sistema colonial organizado en torno a la iglesia católica. No deja de ser católico, contrariamente a lo que se dice no hay ninguna ley argentina que habla de laicidad, pero al menos hay cierta neutralidad. La educación obligatoria, universal, gratuita y común estructuró ese sistema.

Madison y Jefferson consideraron que la educación pública era uno de los pilares de la nación norteamericana, y durante el gobierno de Reagan, los demócratas sacan un famoso documento llamado Paideia, donde sostienen que esa liberalización impulsada por Reagan era un ataque a uno de los pilares básicos de la nación. Lo que hace el neoliberalismo es atacar ese pilar porque lo que pone en crisis es el concepto mismo de nación, insertándola en la globalización hegemonizada por un capitalismo salvaje, con concentración del poder y del saber. Lo que está ocurriendo en Argentina está ocurriendo en todos los países de occidente.

En este momento, si no hubiera ganado la derecha neoliberal en el país, estaríamos discutiendo el siguiente paso, porque además de incluir hay que hacer reformas estructurales. Lamentablemente el gobierno nacional hoy tiene muy claro lo que hace, desestructura cada uno de los lugares del sistema educativo y de las universidades, porque las cosas que han hecho son increíbles. Por ejemplo, el ARSAT tenía un equipo de tres pedagogos y se anunció que no van a hacer más satélites porque solo van a desarrollar el área de telecomunicaciones que es lo que le interesa a ciertas empresas.

Boaventura de Sousa Santos viene sosteniendo que el Banco Mundial identifica que una barrera fuerte al proyecto mercantil es la politización de las universidades latinoamericanas, señala que un modo de debilitarla es incorporando tecnología para desarticular la relación docente alumno. Afirma que esa politización podrá disminuir si se afecta el “poder” profesoral afectando la proximidad con los estudiantes.

El blanco a donde apunta fundamentalmente esta tendencia global es a la figura del docente, impulsando la flexibilización. Mirando con mentalidad de empresario, ¿qué dice hoy el Ministro?, ¿cuál es la mayor erogación? Del 80 al 90 por ciento de las erogaciones es salario docente; entonces, la conclusión es que hay que tener menos docentes. Esto se vincula con el avance tecnológico. Hay experiencias donde se abren espacios educativos sin docentes; por ejemplo, ponen en una plaza una plataforma con una pantalla funcionando, regresan a los tres meses y encuentran que hay niños que van incorporando el inglés… De ahí sacan mil conclusiones, entre otras que lo que obstaculiza el aprendizaje es el docente.

La campaña contra los docentes viene de larga data, la película Waiting for Superman y el documental mexicano De Panzazo, son pensados para debilitar la figura del profesor. Otra forma para debilitar la figura docente es a partir del co-docente, el veedor, pagado por una fundación… ¿para qué lo ponen? El docente ve que al veedor le pagan el doble, no tiene un montón de requerimientos y obligaciones que el docente sí, y así van deslegitimando su trabajo.

De conjunto son acciones que van atacando las estructuras de la soberanía
Exactamente, van ubicando y atacando los soportes de la soberanía.

Adriana Puiggrós es una pedagoga de larga trayectoria nacional e internacional, con más de veinte libros publicados de su autoría y otros tantos en colaboración con otros intelectuales. Licenciada y profesora de Ciencias de la Educación y de la Facultad de Letras de la Universidad de Buenos Aires, es doctora en pedagogía por la Universidad Nacional Autónoma de México. Hija del intelectual y político Rodolfo Puiggrós, es una activa militante política que ha ocupado diversos cargos en la función pública nacional y también de la provincia de Buenos Aires. Entre 2007 y 2015 fue diputada nacional por el Frente para la Victoria, donde fue presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

MANIFIESTO DOCENTE 

Directores, coordinadores, docentes, estudiantes y egresados de Escuelas, carreras, departamentos y Facultades de Ciencias de la Educación del país y la Asociación de Graduados en Ciencias de la Educación, reunidos en el XIV Encuentro Nacional de Carreras en Educación y Ciencias de la Educación de 23 Universidades Nacionales, en la ciudad de Córdoba, Agosto de 2016, ponen de MANIFIESTO:

– Su profunda preocupación por las políticas educativas para el sistema nacional en sus distintos niveles que viene desarrollando -por decreto- el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación de clara orientación mercantilista y meritocrática con predominio de políticas orientadas a la evaluación de resultados, liderado por gerentes que desconocen los logros acumulados en décadas de producción pedagógica, las trayectorias y saberes específicos de los trabajadores de la educación y sostienen una estrategia de desfinanciamiento y despidos vulnerando el derecho de los trabajadores y de los ciudadanos.

– Advertimos sobre la tendencia generalizada en diferentes ámbitos de la vida social pero en particular en el educativo, a la generación de políticas de reducción del Estado por juzgarlo ineficiente y el efecto de descreimiento del papel del mismo, trasladando de este modo responsabilidades indelegables a la esfera de lo individual. Al mismo tiempo se observa el lugar otorgado y avance de los sectores empresariales que en forma directa o indirecta participan en la definición de políticas que encuentran en la educación una oportunidad para la concreción de sus intereses.

– Asistimos a procesos de asfixia en la mayoría de las Universidades Nacionales, con recortes presupuestarios que se expresan en suspensión de convenios, programas, proyectos, que afectan de modo directo políticas y estrategias de igualdad e inclusión y desmantelan fuentes de trabajo.

– Presenciamos el cruel efecto de expulsión de estudiantes universitarios de sectores populares que nuevamente ven amenazada la posibilidad de concretar su derecho a la educación, producto del retraimiento del trabajo y del crecimiento de la pobreza, como consecuencia de una política de concentración de la riqueza que beneficia a unos pocos.
Denunciamos:

– La gravedad del desmantelamiento de los equipos consolidados de trabajo en la Dirección Nacional de Información y Estadística Educativa, la reubicación de servidores con información estratégica del sistema educativo –responsabilidad del Estado tal como se establece en la Ley Nacional 26206- y el peligro del uso discrecional y privado de información pública y sensible, de personas e instituciones, que debe ser resguardada como lo determinan la Ley 17622 de Secreto estadístico y la Ley 25326 de Protección de datos personales (habeas data).

– El conjunto de políticas y programas que han sido dejados sin efecto, debilitados y/o transferidos a la mayoría de las Provincias en condiciones muy desiguales, que ponen en riesgo su continuidad y profundizan la fragmentación del sistema: el Programa Conectar Igualdad; los Centros de Actividades Juveniles e Infantiles; el Plan Nacional de Lectura; el Programa de Radios Escolares y el de Orquestas Infantiles y Juveniles; el Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios; el Programa de Educación Intercultural y Bilingüe; el Programa Nacional Itinerante de Educación, Arte y Cultura; Programa de Educación Sexual Integral, reducción de la compra de literatura infantil y juvenil para las Bibliotecas Escolares, entre otros.

– Los despidos y profundización de la precarización laboral de los trabajadores y los cambios de rumbo de las políticas llevadas adelante por el Instituto Nacional de Formación Docente, que cuentan con un amplio reconocimiento del sistema formador nacional.
Venimos de históricas luchas y conquistas sociales que contribuyeron a consolidar la Educación Superior como un derecho y bien público y social.

Defendemos la Universidad pública, gratuita, laica, democrática, popular, autónoma, cogobernada. Universidad pública como ámbito de producción de conocimientos y compromiso social, inscripta en proyectos emancipadores latinoamericanos.
Participaron del Encuentro directores, coordinadores, docentes, estudiantes y egresados de Carreras de Ciencias de la educación de las Universidades Nacionales de Córdoba, Salta, La Plata, La Pampa, Del Sur, De la Patagonia San Juan Bosco, Del Nordeste, Moreno, Quilmes, General Sarmiento, Entre Ríos, Buenos Aires, Rosario, Jujuy, San Juan, San Luis, Comahue, Tres de Febrero, Luján, Patagonia Austral, Villa María, Tucumán, Asociación de Graduados en Ciencias de la Educación (AGCE), Comisión Directiva Asociación de Graduados de Ciencias de la Educación Rosario (AGCER) y Asociación de Graduados de Ciencias de la Educación Jujuy (AGCEJ)

Fuente: www.ffyh.unc.edu.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Por favor ingrese su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.